Agenda con ‘skyline’

Miradores y otros planes con vistas en Barcelona

Aquí no hace falta ser Juan Carlos I para mirar a todos por encima del hombro. Ahora lo que se lleva son las actividades por todo lo alto: en azoteas

Vistas de Eclipse, el ‘sky lounge’ del Hotel W. Cada jueves, una tarotista lee las cartas entre cócteles.  

Vistas de Eclipse, el ‘sky lounge’ del Hotel W. Cada jueves, una tarotista lee las cartas entre cócteles.   / Instagram

Nada como unas buenas vistas para que un plan esté a la altura. Literalmente. Ya lo anunciaban las 'influencers' cuando Instagram todavía usaba los filtros Valencia: si pones un skyline de fondo, hasta la foto más mediocre se convierte en un éxito. Sí, nos encantan las vistas, los miradores, que una buena cristalera nos enseñe toda la ciudad. Por eso, en Barcelona abundan las actividades en azoteas, sky bars y rascacielos. Y, por supuesto, más allá de fiestas, afterworks y coctelerías, hay mucha más oferta. Apúntate estos planes en tu agenda: aquí no te hará falta ser Juan Carlos I para mirar a todos por encima del hombro. 

1. Para una primera cita 

Cócteles y tarot

En una primera cita en Eclipse, el sky lounge y cocktail bar del Hotel W, el único hielo que se divisa es en los cócteles, porque a base de tarot, es imposible no romperlo. Durante los meses de mayo y junio, cada jueves una tarotista leerá las cartas a los que vengan a probar sus cócteles. Nada como abrirse en canal emocionalmente para empezar a conocer a tu match de Tinder. 

Además, la carta, recién estrenada, también da pie a conversación. Renovada de la mano de Charas Vega, la creadora de @charcastrology, la cuenta de astrología pop más famosa del panorama nacional, se inspira en los horóscopos y sus rasgos más característicos para encontrar el sabor perfecto según tu carta astral. ¿Eres de pocas palabras y en tus primeras citas sueltas menos prenda que Ayuso hablando de corrupción? Aquí tienes tu solución. Y, por supuesto, todo adobado con las vistas del litoral barcelonés que enmarca la cristalera del bar. Rosa dels Vents, 1. eclipse-barcelona.com


2. ‘Rooftop’ yoga 

Terraceo y ejercicio

Frizzant organiza sesiones de yoga en el ‘rooftop’ del Mandarin Oriental.

/ Instagram

En la terraza del Mandarin Oriental hacen el saludo al sol lo más cerca posible del astro: en su rooftop. Organizadas por Frizzant (Gran Via, 692), referentes de los hábitos saludables y el ejercicio para el bienestar, cada domingo, a las 9.30 h., sesiones de yoga que pondrían los dientes largos a Ícaro. Las clases, que buscan «una relajación profunda» y «recargar las pilas», utilizan el aire libre, las envidiables vistas y las instalaciones de lujo del hotel de cinco estrellas para arrancarte un 'om' en cuanto te tumbes sobre la esterilla. Perfecto para acabar la semana.  Paseo de Gràcia, 38-40. frizzant.com 


3. El primer terraceo ‘drag’ 

Pelucas en Sagrada Família

A Rouco Varela le daría un ictus en cuanto cruzase las puertas de esta terraza. Bienvenidos a Dragada Familia, el nuevo 'show drag' de Barcelona, un plan que mezcla música, performances, maquillaje, pelucas, lentejuelas y travestis con vistas a uno de los sitios más sagrados de la ciudad, la Sagrada Família. Se definen como el «primer terraceo drag» de Barcelona, un evento de pequeño formato donde las entradas están más solicitadas que un selfi con el Papa: apenas hay una veintena a la venta y solo se pueden comprar si ganas un concurso, que consiste en inventarse un nombre drag bien mamarracho al estilo «Marta Dela», «Kety Arrona» o «Amèlia Mató». Próxima fecha, el 5 de junio. Instagram: @dragadafamilia


4. Terrados llenos de cultura 

Festival por todo alto

Carlota Flâneur, en un concierto de Terrats en Cultura.

/ Instagram

En la terraza del Piramidón puedes encontrar de todo. Desde poetry slams y recitales literarios, hasta performances artísticas y conciertos o propuestas de arte interpretativo. Sí, ha vuelto Terrats en Cultura, el Barcelona Rooftop Festival que, hasta septiembre, trae una agenda cargada de eventos culturales (y con vistas increíbles). Concili de Trento, 313. coincidencies.org


5. Fiesta ‘human-friendly’ 

Cócteles perrunos

Hot Dog Babies: fiestas para perros y humanos en la terraza del Kimpton Vividora.

/ Instagram

En el hotel Kimpton Vividora Barcelona, muchas de las reviews se hacen a base de ladridos. Situado en el Gòtic, este cinco estrellas tiene una política de all animals welcome («si cabe en el ascensor», matizan). Y, cada miércoles, en su terraza con increíbles vistas a la catedral, tiene lugar la Hot Dog Babies, una fiesta para perros (y sus amos) donde el saludo más común no son dos besos, sino olfatearse el trasero. Por supuesto, en una fiesta human-friendly no faltan cócteles aptos para perros… y también para sus acompañantes humanos. Duc, 15. kimptonvividorahotel.com   


6. ‘Tour’ medieval 

‘Skyline’ nocturno

Frente a ti, luchas de caballeros, danzas moriscas y juegos malabares con fuego. Cualquiera diría que te has colado en el 'backstage' de la enésima adaptación cinematográfica de El Cid. Pero no: es la propuesta para la noche de los sábados del Palau Requesens, un complejo gótico datado del siglo XIII que incluye visita guiada, acceso a los miradores de la torre de vigilancia y la terraza, y que concluye en una cena y concierto de inspiración medieval. Bisbe Caçador, 3. sternalia.com


7. Noches modernistas 

Casa Batlló y La Pedrera

Música en directo en la azotea de La Pedrera.


/ Instagram

Un año más, las dos joyas modernistas del paseo de Gràcia vuelven con sus planes para las noches de verano. La Casa Batlló (43) propone un 'pack' que incluye visita a la casa (y sus exposiciones inmersivas), un concierto y una copa con sus vistas al Eixample. Por su parte, la 'night experience' de La Pedrera (paseo de Gràcia, 92) consiste en un 'tour' modernista por el edificio, un espectáculo inmersivo a base de proyecciones e iluminación, y una copa de cava y postres.   


8. Piscinas con vistas 

Huye del calor

La piscina de Montjuïc abre el 23 de junio.

/ Jordi Cotrina

Esta semana, la lluvia ha dado un poco de tregua a ese calor absorbente que ha obligado a toda la península a hacer un cambio de armario exprés. Pero parece que los chorretones de sudor vuelven para quedarse. Así que, más allá de decirle a Greta Thunberg que tenía razón con lo de la crisis climática, parece que toca darle la bienvenida al verano. ¿Una forma de huir del calor? Pásate por piscinas con vistas. A partir del 23 de junio, la principal opción será la piscina municipal de Montjuïc (Miramar, 31), con sus vistas olímpicas a toda la ciudad. Plan B, también desde mediados de junio, el CEM Parc de la Ciutadella (Circumvaŀlació, 1).

Y, si prefieres un plan menos deportivo, haz una escapada veraniega dentro de la propia ciudad y reserva una habitación en un hotel con piscina. Algunas de las mejores opciones para remojarte con vistas: el Grand Hotel Central (Via Laietana, 30), el B-Hotel (Gran Via, 389-391), Occidental Atenea Mar (García Faria, 37-47), Ohla Eixample (Còrsega, 289) e Iberostar Selection Paseo de Gracia (plaza de Catalunya, 10).   


9. Sauna y ‘skyline’ 

Un descanso a la altura

43 The Spa: sauna de altura en la planta 43ª del Hotel Arts. 

/ Instagram

Durante la pandemia viste como decenas de parejas pasaban por aquí mientras tú todavía seguías haciendo videocitas con tus 'matches' de Tinder. Es el 43 The Spa, del Hotel Arts, que fue foco de turismo local cuando a duras penas podíamos salir de la ciudad. Situado, como su nombre indica, en la planta 43ª de uno de los edificios más altos de Barcelona, tiene unas vistas 360º del skyline condal. El escenario perfecto para pasarte una mañana de saunas y masajes. Marina, 19-21. www.hotelartsbarcelona.com


10. Huertos en azoteas 

Echar raíces en el cielo

Noticias relacionadas

No hace falta ser una secuoya para tocar el cielo. Aquí hasta las acelgas se acercan a las nubes. Es el huerto en la azotea de Huertos in the Sky, una plataforma nacida en 2019 con el objetivo de transformar las superficies vacías en lo alto de los edificios de la ciudad en huertos urbanos. La iniciativa, que empezó en una terraza de la Barceloneta, ahora ha crecido por toda la ciudad y ofrece desde asesoría a todos aquellos que quieran cultivar su propio huerto hasta experiencias horticulturales con vistas. «Cultiva tu propia cena», prometen. Un plan a la altura de Juan Palomo. huertosinthesky.com