Un musical para que los niños descubran a Mark Twain

¿Qué hacer hoy, 13 de noviembre, en Barcelona?

Dos últimos días en el Jove Teatre Regina de 'Tom Sawyer, detectiu'

Tom Sawyer y Huckleberry Finn son capaces de descubrir todo tipo de misterios.

Tom Sawyer y Huckleberry Finn son capaces de descubrir todo tipo de misterios. / LAZZIGAGS

Muchos de nosotros cuando éramos niños habíamos leído las aventuras de Tom Sawyer y Huckleberry Finn, los personajes creados por Mark Twain. Han pasado los años y parece que las nuevas generaciones los desconocen por completo y es una lástima porque eran unas historias con muchos valores humanos que podían contribuir a su formación. Una manera ideal de que los descubran y sientan curiosidad por sus peripecias es pasarse hoy o mañana (dos últimas funciones) por el Jove Teatre Regina, donde representan Tom Sawyer detectiu, un musical inspirado en los dos muchachos con muchos alicientes. La obra, de la compañía Lazzigags, está escrita y dirigida por Miquel Agell (que también es uno de los actores), las canciones son de Marc Sambola (Per si no ens tornem a veure, Artaban, la llegenda del quart rei mag) con letras de Lidia Linuesa, la coreografía es de Esther Bartomeu, la inolvidable coprotagonista de Chicago y el reparto es impecable.

El escenario y la trama

El escenario está ocupado por una estructura a base de cajas de madera que los actores van moviendo de un lado a otro para crear los diferentes decorados. Hay que advertir que las canciones son en directo aunque la música está pregrabada. La función arranca con la presentación de Tom Sawyer y la esperada llegada de un maletín que contiene un kit con las herramientas necesarias para convertirse en investigador. El protagonista comparte su alegría con su amigo Huck que vuelcan en el tema inicial, Vull ser detectiu, animado y soñador, que nos pone en situación rápidamente.  

El escenario está presidido por unas estructuras con cajas de madera que cambian de lugar.

/ LAZZIGAGS

Los dos compañeros viajarán a casa de la tía Sally para pasar el verano y ayudar a recuperarse al anciano tío Silas, que está atravesando un mal momento. En el viaje en barco conocerán a dos bandidos que pretenden conseguir unos diamantes y descubrirán su paradero. Ya en casa de sus parientes se verán envueltos en una compleja trama que solo ellos podrán resolver con su habilidad para seguir las pistas y descifrar los misterios.

Los jóvenes sueñan convertirse en auténticos investigadores como Sherlock Holmes.

/ LAZZIGAGS

Canciones y un final festivo

Las canciones son simpáticas y accesibles para los peques (en algunos momentos las siguen con las palmas) y los números musicales son muy resultones con escenas muy coloridas (L’Aràbia de l’Alí Babà) recreando un cuento de Las mil y una noches, otras más tenebrosas (El bosc és fosc o el paseo por el cementerio entre la niebla) y se aprovechan todas las posibilidades de la sala, desde la platea que se utiliza para que los actores se aproximen al público hasta las escaleras de la izquierda que se usan también para un discurso.

El número más colorista es 'L’Aràbia de l'Alí Babà'.

/ LAZZIGAGS

El desenlace resulta muy festivo y vibrante con la contagiosa Som amics y el juicio final en el que se utiliza un original recurso para que los actores no tengan que cambiarse continuamente de vestuario en esta escena repleta de personajes. En la conclusión nos lanzan mensajes positivos como que siempre tenemos que confiar en nosotros mismos o ser valientes y acabamos cantando con ellos en el medley que reúne fragmentos de las melodías del espectáculo.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Los actores y los libros

En el elenco destaca la presencia de Xavi Duch quien, como el resto de actores adultos, se desdobla en varios personajes, algo que le debe parecer fácil después de haber interpretado a una treintena o más en la comedia 39 escalones. Su locura en escenas como la divertida Xinès per a principiants inventando palabras provoca que algunos de sus compañeros no puedan disimular la risa (y no es la primera obra en la que hemos visto algo así con él sobre el escenario).

Ni sus compañeros pueden aguantar la risa ante la comicidad de Xavi Duch.

/ LAZZIGAGS

Otro nombre importante es el de Georgina Llauradó que, con su dulce voz, aporta la emoción a la obra con No és el mateix o L’oncle és bó, toda una garantía tanto en teatro infantil (Inma i Gina) como en el más reivindicativo (La volta al món en 80 ties). También resulta muy refrescante la presencia de un grupo de niños que aparecen de coro y que aportan esa ingenuidad y naturalidad que solo ellos tienen. Un espectáculo que entretiene a los peques, les divierte y, por si fuera poco, les da a conocer a unos grandes personajes de la historia de la literatura. Y, si tenemos un poco de suerte, a lo mejor les da por sentir curiosidad y querer saber más de ellos leyéndose sus libros. Misión cumplida.

Georgina Llauradó (centro) emociona con la dulzura de su voz.

/ LAZZIGAGS

item

'Tom Sawyer, detectiu'

¿Dónde? Jove Teatre Regina (Sèneca, 22).

¿Cuándo? sábado y domingo, a las 17.30 horas.

Precio: 15 euros.

Más información: Jove Teatre Regina.

Noticias relacionadas