Un cabaret reivindicativo y feminista

¿Qué hacer hoy, 29 de octubre, en Barcelona?

El Teatre Eòlia estrena 'Agárrate', dirigida por Roberto G. Alonso

Los jóvenes protagonistas del cabaret ’Agárrate!’.

Los jóvenes protagonistas del cabaret ’Agárrate!’. / CLARA MORET

El género del cabaret es uno de los más populares que existen, aunque es poco habitual verlo en los escenarios, y donde la transgresión es mejor aceptada. Uno de sus mayores expertos en nuestro país es el prestigioso coreógrafo de danza y bailarín Roberto G. Alonso (Laberint Striptease, Cabaret 13) que ahora se enfrentado a un reto más, dirigir a un grupo de veinteañeros recién graduados que han formado la compañía Puro_Trámite y llevarlos a su terreno mientras mantenía la frescura de su juventud y los problemas que a ellos les interesan. El resultado, muy interesante y esclarecedor, puede verse en el Teatre Eòlia hasta el 14 de noviembre bajo el título de Agárrate!

El bailarín y coreógrafo Roberto G. Alonso ha dirigido a esta nueva compañía.

/ CIA. ROBERTO G. ALONSO

La obra, que combina con naturalidad el castellano y el catalán, transcurre en un espacio repleto de sillas que emulan a la película Cabaret, un piano al fondo a la izquierda y, a la derecha, un rincón para que los actores cambien de vestuario. El inicio ya sorprende cuando escuchamos unos gemidos en la oscuridad mientras se va haciendo la luz y los observamos en distintas posturas sexuales. Se trata de seis chicas, un chico y un personaje misterioso (otro joven) envuelto en un plástico negro, vestidos con piezas de lencería.

Al inicio del espectáculo, los actores fingen diversas posturas sexuales.

/ CLARA MORET

Las mujeres, los desnudos y las tareas

Cada uno de ellos se presenta, nos explican quiénes son y cómo son para pasar a interpretar la primera canción, el clásico Soy lo prohibido, con Endika Bengoetxea al piano, tras el cual se inician sus reflexiones. La primera de ellas gira en torno a la tiranía que sufre la mujer por su aspecto físico, agravada últimamente por los comentarios despectivos que surgen en las redes sociales. A continuación, extienden la cortina negra y algunos de ellos se quitan la ropa para denunciar los desnudos en el arte. Su opinión es que siempre han sido creados desde una cultura machista para el placer del hombre.

Los chicos plantean reflexiones sobre diversos temas.

/ CLARA MORET

Tras un breve monólogo con múltiples referencias al cine llega el siguiente tema, las tareas domésticas, representado con la irónica Som les dones de casa de Guillermina Motta, que interpretan con un delantal y un plumero y con la que se ríen de lo que se asocia con las labores femeninas. También aprovechan para recitar algunas frases antifeministas de famosas como Carmen Cervera. El siguiente tema es un pasodoble con música… de flauta (Núria Masip). El acento andaluz y la peineta son indispensables y comentan, con sarcasmo, la alegría de una mujer cuando su marido la lleva al hipermercado.

La canción 'Les dones de casa' les sirve para ironizar sobre las labores domésticas.

/ CLARA MORET

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

De la histeria al tango

La histeria y el placer sexual ocupan el siguiente bloque mientras la violinista Mel·lina Illa remarca el discurso con breves frases musicales de temas conocidos que refuerzan la intención. La heterosexualidad patriarcal y las agresiones sexuales son objeto de su atención mientras bailan compulsivamente y denuncian las injusticias de determinadas resoluciones judiciales incomprensibles. La violación es abordada desde el punto de la fantasía hasta el de la realidad mientras en una pequeña pantalla vemos fragmentos de películas alusivas.

Una actriz ofrece datos sobre las agresiones sexuales mientras sus compañeros bailan al fondo.

/ CLARA MORET

Nuevamente se burlan de lo establecido con la canción de Ella Baila Sola, Yo de mayor quiero ser mujer florero mientras ejecutan un baile con las sillas que parece extraído de la película de Liza Minnelli. La identidad de género es el siguiente tema que muestran con otra canción acompañada de un striptease que culmina con una imagen sorprendente de un chico y una chica que pretende confundir los sexos (Ariane Millet y Lluís Ruiz). El poema Mi libertad sirve de preámbulo al Libertango de Astor Piazzola que popularizó Grace Jones con el título I’ve seen that face before y los jóvenes nos muestran su habilidad también en este estilo de baile.

Hay un número musical sobre unas sillas que recuerda al de la película 'Cabaret'.

/ CLARA MORET

Un cierre reivindicativo

Como colofón, todos en grupo (completan la compañía Mireia Ferré, Mercedes Fernández y Natàlia Salamó), interpretan el reivindicativo tema central Agárrate!, de Gloria Trevi, entre los aplausos del público. Es un espectáculo con momentos divertidos pero en el que predomina la reflexión, la crítica, la denuncia, que habla de las insostenibles situaciones que soportan las mujeres, no en vano son mayoría en la compañía, y ponen en valor su punto de vista sobre las diferentes sexualidades que existen y la libertad para practicarlas. Un texto contundente y muy sincero con unos jóvenes que se desnudan por fuera y por dentro para mostrar sus sentimientos más profundos, su indignación por las injusticias y sus reivindicaciones. Los futuros espectadores ya pueden agarrarse a las sillas porque, como decía Bette Davis en Eva al desnudo: “Abrochénse los cinturones. Esta va a ser una noche movidita”. 

item

'Agárrate!'

¿Dónde? Teatre Eòlia (Bailén, 23).

¿Cuándo? de martes a viernes (20 h.), sábados (17 y 20 h.) y domingos (18 horas). Hasta el 14 de noviembre.

Precio: 15 euros.

Más información: Teatre Eòlia.

Noticias relacionadas