Una obra infantil sobre la pérdida y el olvido

¿Qué hacer hoy, 24 de octubre, en Barcelona?

El Poliorama ofrece 'Les croquetes oblidades', de Clàudia Cedó

Tres actrices representan este texto lleno de magia y fantasía.

Tres actrices representan este texto lleno de magia y fantasía. / LES BIANCHIS

Uno de los nombres más relevantes del actual panorama teatral es el de la dramaturga catalana Clàudia Cedó. La mejor prueba es la gran cantidad de nominaciones que está recibiendo por dos de los montajes en los que participó en la pasada temporada: Mare de sucre (como autora y directora) y Canto jo i la muntanya balla (como escritora). Ahora, el Poliorama nos ofrece la posibilidad de recuperar durante tan solo dos domingos (hoy y el próximo día 31), uno de sus textos más insólitos, Les croquetes oblidades, dirigido por Israel Solà, de La Calòrica, que también se encuentra tras uno de los grandes espectáculos recientes (De qué parlem mentre no parlem de tota aquesta merda). Y vale la pena aprovechar la oportunidad porque, en un contexto de aventuras, trata temas importantes de manera que los peques los puedan entender.

El escenario está únicamente ocupado por una mesa y tres taburetes, todos ellos con ruedas para poder ir cambiando el decorado y, al fondo, grandes plafones rectangulares de azul oscuro que sirven para que las actrices puedan esconderse detrás y cambiar de vestuario. La protagonista es Pepa, una niña muy despierta que vive con sus dos madres: una profesora de literatura algo repelente que corrige a todo el mundo cuando comete algún error lingüístico en catalán mientras que la otra prepara el entierro de su madre, que acaba de fallecer.

Pepa es una niña muy inquieta y con una gran imaginación.

/ LES BIANCHIS

Viaje al país del olvido

El sentimiento de pérdida y la muerte (temas que trató ya Cedó en su espléndida Una gossa en un descampat) son dos de los elementos principales a los que tendrá que hacer frente la pequeña, además de la dificultad de incorporarse a una nueva escuela. Allí conocerá a dos chicas, Sara y Mireia y perderá a su mejor amiga, que la ha acompañado desde la primera infancia y que le da seguridad, una manta a la que denomina Manti. Pepa también echa de menos las croquetas que le hacía su abuela pero desconoce los ingredientes exactos que utilizaba.

En su nueva escuela, Pepa conocerá a Sara y Mireia, que se convertirán en sus amigas.

/ LES BIANCHIS

Un hecho mágico inesperado provocará que las tres muchachas se trasladen al país donde permanecen los objetos olvidados, donde se encuentra la citada Manti, pero también un chupete infantil y, Barru, una muñeca en forma de pitufina. En ese extraño mundo vivirán una auténtica odisea para poder descubrir los secretos de la receta de la anciana y regresar a su casa.

En su viaje conocerán a la pitufina Barru y a un chupete.

/ LES BIANCHIS

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Muy útil para los padres

Resulta una obra sumamente didáctica que puede servir para que, luego, los padres puedan hablar abiertamente y sin complejos a sus hijos sobre la muerte y todo ello envuelto en una apariencia de peripecias infantiles con elementos fantásticos. No menos importante es su delicado tránsito de la infancia a la adolescencia, el momento en el que hay que dejar atrás a un amigo invisible (o una manta) para adentrarse en una nueva etapa vital.

Las tres chicas vivirán una aventura en un país desconocido.

/ LES BIANCHIS

El último cuarto de hora resulta altamente emocionante (atención a la conversación en off con la abuela difunta) que provoca que a más de uno se le escape una lagrimita. El trabajo de las tres actrices es muy eficaz: Queralt Casasayas (que también formaba parte del elenco de Una gossa en un descampat) se desdobla con solvencia en los personajes de Pepa y Manti mientras que sus compañeras Bàrbara Roig (Les oblidades) y Gemma Martinez (la robaescenas de Pegados, el musical), que sustituye a la inicial Magda Puig, interpretan el resto de papeles de la función aportando tanto humor como dramatismo cuando la escena lo requiere.

Las actrices: Queralt Casasayas, la inicial Magda Puig (sustituida por Gemma Martínez) y Bàrbara Roig.

/ LES BIANCHIS

Reflexión y mensaje

Un montaje muy recomendable en el que los niños se divertirán siguiendo las andanzas de las protagonistas en ese universo imaginario, al tiempo que pueden reflexionar sobre su evolución y crecimiento personal y sacar a la luz sus sentimientos sobre la pérdida de un ser u objeto querido. Su mensaje es que todos ellos quedan en el pasado, son una parte de nuestro camino, que no hay que sufrir más de la cuenta porque hayan quedado atrás, lo importante es que permanezcan para siempre en nuestro recuerdo y no caigan en el olvido, así seguirán vivos en nuestro interior.

La obra habla de la familia y los recuerdos.

/ LES BIANCHIS

item

'Les croquetes oblidades'

¿Dónde? Teatre Poliorama (Rambla dels Estudis, 115).

¿Cuándo? domingos 24 y 31 de diciembre, a las 12 horas.

Precio: de 7 a 15 euros.

Más información: Teatre Poliorama.

Noticias relacionadas