Juego macabro para una relación de pareja

¿Qué hacer hoy, 20 de octubre, en Barcelona?

Laia Alsina escribe el monólogo autobiográfico 'Robert' para su ex

El actor, Robert González, se interpreta a sí mismo.

El actor, Robert González, se interpreta a sí mismo. / CARLOTA MASVIDAL

Una tendencia que cada vez va siendo más habitual en el teatro es el documental, lo que podríamos denominar teatro verité. Los ejemplos recientes son múltiples, desde P.A.U. (Paisatges als ulls), donde tres senegaleses narran su auténtica odisea para llegar a Barcelona hasta ESTIgMES, aún en cartel, donde Concha Milla nos explica al detalle sus problemas derivados de la infertilidad. Robert es otro ejemplo, quizás el más rebuscado, en el que la dramaturga y directora Laia Alsina Ferrer escribe un monólogo sobre su anterior relación de pareja para que lo interprete su ex, el actor Robert González. Un juego macabro, como reconoce él mismo, que puede verse en El Maldà hasta el domingo 24.  

Encuentros íntimos y silencios

El escenario representa precisamente eso, el escenario de un teatro, con su telón rojo al fondo y dos cortinas del mismo color a ambos lados mientras unas conchas brillantes se encuentran en el suelo. El inicio es impactante con una escena íntima entre los dos (González se turna en ambos personajes) con un lenguaje brusco y muy directo y todo ello entre una gran intensidad. Sus discusiones con esa Laia invisible y fragmentos de sus encuentros.

El escenario representa justamente eso, un escenario teatral.

/ CARLOTA MASVIDAL

Hay silencios prolongados desconcertantes hasta que llega el momento más divertido cuando interactúa con el público y duda si seguir adelante, se desdobla para mostrarnos al Robert que quiere continuar y al que se niega. Explica chistes, se come un plátano, hace cantar a los espectadores o lee las críticas sobre esta misma obra. ¿Dónde acaba la realidad y empieza la ficción? Esta es la cuestión.

Imagen promocional distorsionada que parece querer confundir al actor con el personaje.

/ CARLOTA MASVIDAL

Atrapado en una espiral

Explica intimidades de la pareja, recuerda anécdotas de su relación, las contradicciones de Laia y las suyas propias, fuma un cigarrillo, abre una cajita de música, recita una canción y, aunque quiere irse parece que no puede, como si fuera uno de los personajes de El ángel exterminador de Buñuel que no podían salir de la casa. No parece capaz de marcharse del teatro hasta que no diga la última palabra de texto.

Una cajita de música despertará sus recuerdos.

/ CARLOTA MASVIDAL

Parodia a los personajes clásicos de la escena, con atención especial a un supuesto Hamlet femenino y muestra sus múltiples personalidades, ya no sabes estás delante de una persona o un personaje. Lo que Laia le ha escrito, ¿es una oportunidad para su lucimiento o una sutil venganza para que no pueda olvidarse de ella? Realmente tienen que tener mucho valor ambos para introducirse en esta espiral que resulta más dolorosa que nostálgica. Por lo que parece no se han arrepentido ya que llevan tiempo representándola…

El actor se plantea cómo sería un Hamlet femenino.

/ CARLOTA MASVIDAL

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

El actor títere

La obra está espléndidamente escrita, alternando las frases más duras y contundentes con las más poéticas, convirtiendo al actor en un títere en manos de una marionetista tan perversa como inteligente, poniendo en tela de juicio la función del teatro y la representación, del machismo y el feminismo, del amor y el desamor. Esto no es una comedia romántica norteamericana, en la vida real, la gente de carne y hueso es más como Laia y Robert.

Una imagen de Laia Alsina Ferrer, la creadora de este monólogo autobiográfico.

/ EL MALDÀ

item

'Robert'

¿Dónde? El Maldà (Pi, 5).

¿Cuándo? de martes a sábado (20 h.) y domingo (19 horas). Hasta el 24 de octubre.

Precio: de 16 a 20 euros.

Más información: El Maldà.

Noticias relacionadas