QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

La obra de Gaudí en 4D y realidad aumentada

Una experiencia inmersiva nos permite penetrar en sus edificios

Entrada al edificio donde puede vivirse esta aventura interactiva.

Entrada al edificio donde puede vivirse esta aventura interactiva. / GAUDÍ EXPERIÈNCIA

La obra de Antoni Gaudí atrae cada año a nuestra ciudad a miles de turistas seducidos por la belleza y la espectacularidad de su obra. Sin embargo, los barceloneses parecemos quedar al margen y dejarles a ellos el sitio que nos pertenece. Ya es hora de recuperarlo, de volver a la Sagrada Familia, a la Casa Batlló, a la Pedrera y es el mejor momento, porque ahora no están tan abarrotados como antes. Otra de las maneras más originales de acercarse a su legado es visitar la Gaudí Experiència, una aventura tecnológica inmersiva que puede vivirse cerca del Park Güell y que es muy recomendable para toda la familia.

Tras adquirir las entradas y esperar la hora de inicio (hay pases cada 30 minutos) nos ofrecen las gafas habituales de 3D y entramos en una sala con un aforo de unas 70 butacas decorada con múltiples elementos gaudinianos. El diseño de este pequeño cine es muy original y podemos detenernos a mirar los detalles o hacernos fotos mientras esperamos el inicio de la sesión. Deberemos atarnos el cinturón y comprobamos que los asientos son algo incómodos, y es que más tarde se moverán en varias ocasiones. Precisamente por ello no está recomendado a embarazadas, niños menores de 6 años y personas que padecen cardiopatías o problemas de espalda.

Aspecto de la original sala gaudiniana donde puede vivirse esta experiencia.

/ ÒSCAR DÍAZ

El Drac y el arquitecto

La primera parte consiste en una experiencia en 4D y realidad aumentada formada por tres cortos que nos introducen al universo creativo de Gaudí, cuya duración total es de unos 18 minutos. El primero no necesita gafas y, para nuestra sorpresa, todos los espectadores nos veremos proyectados en directo en la pantalla. La animación llega cuando se cuela entre nosotros, virtualmente, el Drac del Park Güell. Solo lo veremos en la pantalla, cómo se cuela entre las butacas, nos hace bromas, se mueve y saca su larga lengua mientras suena una música festiva al estilo de La pantera rosa y se despide saludándonos.

El Drac virtual se pasea por la sala, pero los espectadores solo pueden verlo en la pantalla.

/ GAUDÍ EXPERIÈNCIA

El segundo corto (ya con gafas) repasa brevemente la vida y obra de Gaudí recordando las frecuentes negativas que sufrió para llevar adelante su obra hasta que un tal Güell le respaldó y lo demás ya es historia. Pasamos por algunos de sus edificios más populares: la Casa Batlló, el Park Güell o la Sagrada Familia y su principal inspiración, la naturaleza. Por cierto que aquí sí que debemos utilizar las lentes. Más vale que tengamos la mascarilla bien ajustada para que no se nos llene de vaho, como bien sabe la gente que acostumbra a utilizar gafas de aumento. Pero lo mejor está aún por llegar...

Imagen del corto documental sobre la vida y obra de Antoni Gaudí.

/ GAUDÍ EXPERIÈNCIA

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

En el filme recorremos la antigua Barcelona a toda velocidad. / GAUDÍ EXPERIÈNCIA

Viaje a la Barcelona del siglo XIX

El filme nos introduce en la Barcelona de 1884 por medio de un recorrido a toda velocidad en el que esquivamos la ropa tendida y hasta atropellamos sin querer a algún ciclista (Ups!) hasta llegar al estudio donde está trabajando Gaudí. Allí veremos los planos de algunas de sus obras como la Sagrada Familia. Nos trasladamos a Montserrat y comprobamos cómo, gracias a sus piedras, sus ideas, a partir de elementos naturales, se van haciendo realidad: la Pedrera o la Casa Batlló.

Pero la calma se transforma en inquietud cuando aparece un gigantesco dragón. Nos dan ganas de gritar: ¡Dracarys! Unos caballeros medievales con lanzas y escudos y la bandera catalana (inspirados en la leyenda de Sant Jordi) se enfrentarán a él en un combate sin tregua y algo sangriento. Todo ello para dar paso al tramo final en el que se nos muestra la nueva Barcelona tras la aparición de los edificios gaudinianos. Son diez minutos intensos que se pasan como un suspiro y que son aptos para todo tipo de público ya que carecen de diálogos, solo hay imágenes, música y muchos efectos.

Un caballero medieval se enfrenta al dragón / GAUDÍ EXPERIÈNCIA

Información y juegos para niños

Antes o después de la proyección podemos pasear por la sala anterior (para visitarla no hace falta pagar entrada) donde tenemos una pequeña exposición. Hay unas pantallas táctiles interactivas que nos ofrecen dos opciones. En las más grandes podemos acceder a mucha información como la biografía de Gaudí, sus obras con imágenes de sus interiores, la decoración y el mobiliario o los proyectos no realizados. Todo ello, disponible en nueve idiomas a escoger.

Los adultos pueden consultar unos paneles con mucha información. / GAUDÍ EXPERIÈNCIA

Las tabletas más pequeñas están dedicadas a los más peques (o a adultos con alma de niño) ya que podemos divertirnos con varios juegos distintos: el clásico de las siete diferencias entre dos imágenes, relacionar cada monumento con el elemento de la naturaleza que lo inspiró, colorear el Drac del Park Güell, ordenar un mosaico o una especie de Natur Memory, entre otros.

Unos niños juegan en el apartado de la exposición.

/ ÒSCAR DÍAZ

Fotografías y compras

También hay un apartado para hacerse fotos y podemos posar junto al Drac, sentarnos en un banco junto a una escultura de Gaudí, descubrir las maquetas de las columnas del Park Güell o, lo más sorprendente, la de un hotel muy vistoso que estaba previsto que se instalara en Nueva York y que nunca llegó a construirse. Una lástima porque seguro que hubiera sido todo un símbolo de la ciudad de los rascacielos.

Dos niños posan junto a la escultura de Antoni Gaudí.

/ ÒSCAR DÍAZ

Para acabar podemos echar un vistazo a los objetos de regalo que nos proponen. Algunos muy originales y siempre con algún detalle que recuerda la obra del maestro. Hay libros, calendarios, pañuelos, calcetines, paraguas, tazas y piezas de cerámica, pero también mini puzzles en 3D. Los más exquisitos pueden adquirir joyas o reproducciones de los pomos de las Casa Batlló o Milà. También podemos ver una reproducción de las sillas de la Casa Calvet (no están a la venta) y, los más futboleros pueden llevarse a casa una camiseta del Barça que debe ser, casi casi, de la época de Gaudí (60 euros).

Una de las pantallas táctiles, junto a la tienda donde pueden adquirirse todo tipo de recuerdos.

/ M. ALEJO

Una experiencia diferente y divertida para toda la familia que puede descubrirse todos los días (salvo fiestas muy especiales) y no nos llevará más de una hora como mucho. También organizan visitas para escuelas o grupos y la posibilidad de comprar un pack que incluye la entrada al Park Güell (ideal para turistas). Una manera original de acercarse a la vida y obra de Gaudí, que nosotros también podemos disfrutar. Un inolvidable paseo por el siglo XIX en el que volaremos sin necesidad de levantarnos de una butaca.

item

Gaudí Experiència

¿Dónde? Gaudí Experiència (Larrard, 41).

¿Cuándo? de lunes a domingo (de 10 a 18 horas), hasta el 12 de septiembre. En otoño, los horarios cambian.

Precio: de 7,5 a 9 euros. Consultar las promociones especiales.

Más información: Gaudí Experiència.

Noticias relacionadas