QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

'Schmigadoon!': atrapados en un musical

Apple TV+ estrena esta miniserie que parodia el género

La cara de asombro de los protagonistas al llegar a Schmigadoon.

La cara de asombro de los protagonistas al llegar a Schmigadoon. / APPLE TV+

El género musical es uno de los que provoca reacciones más enfrentadas. Hay quien lo adora profundamente y quien lo odia a muerte. Pero también, incluso los más fanáticos pueden reírse de sus convenciones, sus reglas y sus características. Para ello, Apple TV+ acaba de estrenar una original miniserie de seis capítulos, Schmigadoon! que parodia los grandes títulos de la época dorada con mucho humor, canciones, bailes y que puede divertir a ambos tipos de públicos. Una fantasía surrealista y onírica con mensaje y un reparto importante. El director y productor es Barry Sonnenfeld, realizador de las distintas entregas de La familia Addams y Men in black, y los creadores son Ken Daurio y Cinco Paul (guionistas de las películas de animación de Gru: mi villano favorito y Mascotas).

Los protagonistas son Keegan-Michael Key (Key and Peele, Park and recreations, The Prom) y Cecily Strong (una de las habituales del popular programa cómico Saturday Night Live) e interpretan a Josh y Melissa, una pareja de médicos que lleva ya varios años manteniendo una relación que, con el tiempo, se ha convertido en monótona. Un día, durante una excursión, se pierden en el bosque en plena tormenta y, tras atravesar un puente, todo ha cambiado. Se hallan en una población idílica denominada Schimigaddon, cuyos habitantes no necesitan excusa alguna para ponerse a cantar y bailar a la más mínima ocasión. Allí, la vida es un musical cada día. Pero también descubrirán que no podrán escapar del pueblo hasta que encuentren el amor verdadero y, entre ellos, no pasan por su mejor momento.

Cecily Strong y Keegan-Michael Key forman la pareja que llega a este idílico pueblo.

/ APPLE TV+

Grandes secundarios

Es un lugar en el que parece haberse detenido el tiempo, donde presumen de vivir felices y en paz y, como en los musicales clásicos, las palabrotas, el sexo y la homosexualidad no tienen cabida. Todo está siempre limpio y siguen las normas de Dios mientras que la esposa del reverendo se encarga de velar por la moral con su asociación Madres contra el futuro y recela de las ideas modernas que traen los recién llegados. Este personaje es interpretado por Kristin Chenoweth, una habitual de Broadway experta en papeles de malvada y vista en Glee o en la versión televisiva de Hairspray en vivo. Y es que la serie tiene secundarios de lujo, por lo general, relacionados con el género como Jane Krakowski (Rockefeller Plaza) que es la estrella invitada del quinto episodio, Alan Cumming (The good wife) como el alcalde con problemas de identidad o Ann Harada (del musical Avenue Q) que da vida a su esposa.

La veterana Kristin Chenoweth interpreta a la mujer que vela por la moral en la localidad.

/ APPLE TV+

Los más veteranos reconocerán también a Martin Short, que fue el coprotagonista de El chip prodigioso y otros filmes de entretenimiento de los 80 que aparece brevemente como un duende (capítulo 1) que impide que escapen del pueblo. También encontraremos a Ariana DeBose, que será la Anita del West Side Story de Spielberg, que es la maestra de la escuela, o a Aaron Tveit (Danny Bailey, el feriante), que fue el protagonista de la versión musical de Atrápame si puedes, del mismo Spielberg, y también ha cantado en Los Miserables o Rent.

Martin Short tiene una breve aparición interpretando a un pequeño duende.

/ APPLE TV+

Inspiración de las canciones

Cada capítulo se inicia con un flashback en el que vemos escenas cotidianas de la vida de la pareja antes de llegar a Schimagadoon. Todos ellos incluyen canciones y coreografías con un vestuario que puede recordar a Siete novias para siete hermanos o cualquier otro clásico de los 40 y 50. Todo ello para descontento de Josh, que pertenece a ese grupo de personas que no soportan los musicales. Durante los créditos finales siempre volveremos a escuchar el tema principal de ese episodio en concreto.

La miniserie tiene varios espectaculares números coreógraficos.

/ APPLE TV+

Por su título podemos pensar que la inspiración es Brigadoon, el célebre filme de Vincente Minnelli con Gene Kelly y Cyd Charisse y, sí, tanto la localidad como la trama general la pueden recordar, pero las canciones de la serie son más parecidas a los clásicos de Rodgers y Hammerstein II, sobre todo Oklahoma y Carousel, desde el tema introductorio (Schmigadoon!) que es muy parecido al de Oklahoma o una desternillante versión del Do Re Mi de Sonrisas y lágrimas (capítulo 4) en clave sexual. También la canción del feriante que se enamora de Melissa (capítulo 3) nos transporta al Soliloquy de Carousel. Por si hubiera alguna duda basta fijarse en que una de las tiendas del pueblo se llama Hammerstein & Sons. Y siempre con humor... hasta hay una canción dedicada a un pudin de maíz.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Los mejores números y el mensaje

Pero no acaban aquí las referencias. Hay un número de la maestra con los niños (capítulo 4) que es similar al de Bernadette Peters en la más reciente Pennies from heaven, en la pizarra están escritos los nombres de los padres de los alumnos y todos son apellidos de compositores como Loesser, Berlin o Lerner. Hay otra escena que parece querer imitar el Shall we dance de El rey yo y las menciones a musicales son constantes: The Music man, Sonrisas y lágrimas, Glee, Carousel, West Side Story e incluso hay una secuencia que juega con las transparencias en un coche que parece remitir a Hitchcock.

El baile de la maestra y los alumnos recuerda a Bernadette Peters en 'Pennies from heaven'.

/ APPLE TV+

Es una serie que se ríe del género, pero también muestra su respeto y admiración, está rodada con planos largos para lucimiento de los bailarines a diferencia del montaje videoclipero de la reciente En un barrio de Nueva York. También tiene su mensaje, la moraleja de que seas quien realmente quieras ser sin importarte lo que piensen los demás y la mayoría de personajes, al final, aprenden una lección. Como no podía ser de otra manera, la serie culmina con un desenlace coherente y un número apoteósico, como manda la tradición. Quienes quieran sentirse como si estuvieran viviendo en un musical ya saben qué serie no deben perderse.

item

'Schmigadoon!'

¿Dónde? en Apple TV+.

¿Cuándo? cada viernes se estrena un nuevo capítulo.

Precio: 4,99 al mes.

Más información: Apple TV+.

Noticias relacionadas