QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Cuadros refrescantes para veranear en la ciudad

La Galería Jordi Barnadas inaugura la exposición colectiva 'Summer stories'

Aspecto general de la exposición con la escultura ’Columna de nens’, a la derecha.

Aspecto general de la exposición con la escultura ’Columna de nens’, a la derecha. / GALERIA JORDI BARNADAS

El verano lleva asociadas una serie de imágenes que nos vienen a la cabeza casi instantáneamente: la playa, el mar, la piscina, el sol, el calor, las noches al aire libre, el tiempo de ocio o los paisajes idílicos. Todos ellos están presentes en una refrescante exposición colectiva que acaba de inaugurar la Galería Barnadas, Summer stories, compuesta por las obras de una decena de autores. Un remedio para aquellos que no tienen otra opción que quedarse en la ciudad pero pueden soñar con otros parajes. Esta muestra aún puede verse hoy y mañana y, tras las vacaciones estivales, del 30 de agosto al 14 de septiembre.

Gente paseando y recuerdos infantiles

Los cuadros de Miguel Olivares son muy característicos. Representan grupos de gente con manga corta, típicos de las estampas veraniegas, dirigiéndose de un lugar a otro, siempre con bolsas o paquetes de diferentes marcas, se nota que han estado de compras. El sol les ilumina y provoca que sus sombras se entrecrucen mientras caminan. Sombras compartidas y su versión internacional, Shared shadows, Walking y People (I y II), obras que desprenden calor y movimiento.

'Shared shadows', gente caminando por la calle compartiendo sombras.

/ MIGUEL OLIVARES

Neus Martín Royo nos transporta a la infancia retratando tres de nuestros lugares favoritos de niños. Il·lusió es un viaje al circo representado por su colorista carpa roja y blanca rodeada por unas vallas y coronada con las características banderas. El tiovivo es el protagonista de Cavallets, con sus cuatro caballos cabalgando imaginariamente por la pista. Finalmente, un recuerdo entrañable, L’avionet del Tibidabo, donde dibuja ese histórico aeroplano del parque de atracciones en el que todos hemos montado.

'L'avionet del Tibidabo' evoca nuestros recuerdos de infancia.

/ NEUS MARTÍN ROYO

Personajes alargados y clásicos veraniegos

Didier Lourenço diseña a sus personajes con formas alargadas y delgadas y así nos muestra a los diferentes bañistas de una playa, con sus toallas y sombrillas bañándose o tomando el sol en La sorra blanca. En The big blue, una joven, vestida de blanco y azul, se confunde con el fondo de este mismo color y la silueta de un elefante. Por último, la escultura Red dress muestra a varios caminantes con sus mascotas y una ciclista, todos ellos muy estilizados.

Los personajes alargados de 'La sorra blanca' (izquierda) y 'Red dress', de Didier Lourenço.

/ GALERIA JORDI BARNADAS

Pablo Maeso también se decanta por imágenes clásicas veraniegas, las de tres niños disfrutando de las vacaciones en Salto a la piscina, Malos tiempos para el deporte, con un joven con la camiseta de un famoso gimnasio sentado en un banco y mirando al mar o las influencias norteamericanas de Preparando la salida, con un hombre frente a un coche antiguo que parece preparado para una carrera estilo Rebelde sin causa.

El refrescante y veraniego cuadro 'Salto a la piscina'.

/ PABLO MAESO

La playa y los paisajes

El lugar favorito de Romà Panadés parece ser la playa, con gente sin rostro. A ambos recurre en Jugant a la sorra, con dos niñas que parecen estar construyendo un castillo de arena, o Dia de platja en la que una madre juega con su hijo pequeño mientras al fondo se vislumbra una barquita. Otro elemento imprescindible de estas fechas es la Festa Major, donde muestra a una pareja enamorada mientras baila acaramelada.

'Dia de platja' (en primer término) y, a su lado, 'Jugant a la sorra', de Romà Panadés.

/ GALERIA JORDI BARNADAS

Los paisajes son la especialidad de Maria Perelló, que nos transporta a varios rincones de Menorca. Nos sentiremos en la calma de S’hora baixa, Binisafúller, el mar de Binibéquer, las rocas junto al agua de Macarelleta, la vista de la playa desde el mar (Sortint de l’aigua. Macarelleta) o la casa de L’hora de la migdiada a Es Grau, sin personas a la vista. También hay unos óleos cuadrados más pequeños de un faro en Calitja a l’illa de l’Aire y una finca en la lejanía en Formet Vell.

'L'hora de la migdiada a Es Grau', uno de los cuadros sobre rincones de Menorca.

/ MARIA PERELLÓ

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Del surrealismo a la relajación

El estilo de Victor Pedra entronca con el surrealismo más picassiano donde las mujeres y los animales son protagonistas y están presentes en sus trabajos, con colores suaves. En Gat a la taula, ella lleva una peineta y se encuentran frente a un bol con frutas y un plato con un pescado; en Estiu al sofà está acompañada por un pájaro; Malabarista nos remite a un circo con malabares, un jinete de pie sobre un caballo, una bicicleta y un payaso, entre otros elementos mientras que Ofrena al peix incluye también aviones, estrellas y varias historias escondidas.

Unas mujeres picassianas muy reconocibles son las protagonistas de la obra de Victor Pedra.

/ GALERIA JORDI BARNADAS

Jesús Curia presenta la original escultura Columna de nens, en los que unos niños adoptan una forma vertical sosteniéndose unos a otros. Joan Longas aporta dos panorámicas relajadas: la primera es Au debut de l’été, el porche de una casa con sus escaleras y su mecedora en la que nos dan ganas de sentarnos y Garde ta lampe allumée, la fachada de una casa con la entrada iluminada y una furgoneta tapada a la izquierda.

La panorámica relajada de 'Garde ta lampe allumée'.

/ JOAN LONGAS

De vacaciones en la ciudad

Por último, Bea Sarrias nos hace desear estar en su Mar infinit, un apartamento moderno desde el que puede verse el azul del agua y Enric Vallkarsunke da un toque infantil a la exposición con sus obras que parecen dibujadas por un niño: Beach Day, en la que podemos vislumbrar la figura de Mickey Mouse, y el retrato de un cocinero, Chef. Los responsables de la galería también han decidido mantener estos días tres ejemplos de la anterior muestra, dedicada a Philip Stanton, que cuadran perfectamente con ese tono estival: Back in the sunlight, Barcelona Total y Barcelona Nights. Una exposición para sentirse de vacaciones aunque tengamos que permanecer en la ciudad.

La vista privilegiada del azul del agua en 'Mar infinit'.

/ BEA SARRIAS

item

'Summer stories'

¿Dónde? Galería Jordi Barnadas (Consell de Cent, 347).

¿Cuándo? de lunes a sábado en distintos horarios. Hasta el 3 de agosto y del 30 de agosto al 14 de septiembre.

Precio: entrada libre.

Más información: Galería Jordi Barnadas.

Noticias relacionadas