QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Shakespeare gratuito en el parque

La Espiral dels Til·lers de la Estació del Nord acoge 'Un somni d'una nit d'estiu'

Teseu e Hipòlita discuten mientras los jóvenes están dormidos.

Teseu e Hipòlita discuten mientras los jóvenes están dormidos. / PARKING SHAKESPEARE

En 1954 nació una hermosa iniciativa en Nueva York. Consistía en dedicar el verano a representar, al aire libre y de manera gratuita, obras de Shakespeare. Con el tiempo se situó en el emblemático Central Park y la idea se exportó a otras ciudades de todo el mundo. En el año 2009, una joven compañía, Parking Shakespeare, recogió el testigo en nuestra ciudad y, desde entonces, difunden la obra del escritor en las mismas condiciones, una manera sencilla y accesible de acercar la cultura a la gente. Su gran labor les llevó a ser escogidos en el 2012 para participar en un festival en el mítico Shakespeare Globe londinense mostrando sus montajes en lengua catalana. Este año estaban representando dos obras muy distintas: Romeu i Julieta (los días pares, pero ha tenido que ser suspendida por motivos sanitarios) y Un somni d’una nit d’estiu (que aún puede verse los días impares, como hoy). La cita tiene lugar en la Espiral dels Til·lers del parque de la Estació del Nord cada tarde a las 19 horas, solo hasta el día 8 de agosto. Hay que darse prisa…

Para empezar, varios consejos. Aunque las entradas son gratuitas hay que reservarlas previamente en el correspondiente enlace. Es recomendable llegar con tiempo para conseguir un buen lugar (no hay butacas y los espectadores se distribuyen por los diversos aros del espacio), como mínimo unos 20 minutos porque hay gente haciendo cola desde una hora antes. Los más profesionales ya se traen de casa toallas o cojines porque resulta algo incómodo. Solo nos piden que no nos sentemos en primera fila ni en los dos laterales porque son los lugares que utilizan los actores para entrar y salir de escena. En el tiempo hasta que se inicia el espectáculo podemos distraernos viendo como algunos listillos se hacen los sordos e intentan vulnerar las normas para conseguir una ubicación mejor pese a haber llegado más tarde.

Aspecto del parque de l'Estació del Nord durante una de las funciones.

/ PARKING SHAKESPEARE

Un enredo entre pijamas

La mayor parte de Un somni d’una nit d’estiu, como ya indica el título, transcurre de noche, por lo que los protagonistas van ataviados con un sencillo vestuario que consiste en pijamas, batas y combinaciones junto a un calzado deportivo y calcetines blancos, excepto los cómicos y el duendecillo Puck, que llevan camisetas y pantalones cortos. No hay decorado y se utilizan pequeños objetos de atrezzo para completar la función. Hay que advertir que se trata de una versión libre, respetuosa con las líneas maestras del original pero en un tono más juvenil e introduciendo algunos elementos contemporáneos como referencias modernas o canciones conocidas.

El reparto utiliza un vestuario sencillo y pequeños detalles de atrezzo.

/ PARKING SHAKESPEARE

La acción se inicia en Atenas con los preparativos de la boda entre Teseu e Hipòlita. Paralelamente, Hèrmia desafía la intención de su padre de casarla con Demetri y pretende escaparse con su amado, Lisandre, mientras la bella Helena sufre el rechazo de Demetri. Una compañía de actores prepara un espectáculo para el día del enlace mientras los reyes de las hadas, Oberó y Titània, viven en continua disputa. Todos ellos coincidirán en el bosque donde los enredos se sucederán y en los cuales tendrán un papel importante el duende Puck y un misterioso filtro que hace que quien lo toma se enamore de la primera persona a la que vea.

Helena (izquierda) y Hèrmia discuten mientras los chicos aguardan al fondo.

/ PARKING SHAKESPEARE

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Canciones actuales y humor gamberro

El público, tanto el más entendido como el más neófito, se divierte con el ingenio y la poética del texto así como con las frecuentes digresiones. Las apariciones de las hadas son siempre recibidas con carcajadas, cada nueva canción (incorporada subrayando la ironía del original, desde Dos hombres y un destino a Amante bandido) provoca sorpresa y risas. El tono declamatorio es alto y bien vocalizado para conseguir llegar a todos los rincones y los gags gamberros se suceden para disfrute del público. Los actores se lo pasan pipa, se nota, e incluso podemos intuir que añaden algunas improvisaciones.

La aparición de las hadas provoca las mayores carcajadas.

/ PARKING SHAKESPEARE

Al final, nos despiden con una deliciosa interpretación del clásico Dream a little dream (muy oportuna) y con la petición de que les ayudemos económicamente depositando un pequeño donativo (lo que ahora se llama taquilla inversa), a lo que accederemos gustosos. La compañía recurre en cada ocasión a un director diferente y, en este caso, ha sido Sílvia Navarro Perramon la encargada de dar su visión de esta comedia. Una forma original, atractiva y fresquita (que apetece) de aproximarse a la genial obra del bardo inmortal. Una manera ideal de pasar una noche de verano, pero sin que nos entre sueño. 

El equipo de Parking Shakespeare que representa 'El somni d'una nit d'estiu'.

/ PARKING SHAKESPEARE

item

'Un somni d'una nit d'estiu'

¿Dónde? Espiral dels Til·lers del parque de l'Estació del Nord.

¿Cuándo? días impares, a las 19 horas. Hasta el 8 de agosto.

Precio: entrada libre con reserva previa.

Más información: Parking Shakespeare.

Noticias relacionadas