QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

¿Los melodramas son para el verano?

La Filmoteca dedica un ciclo estival a este género

Rock Hudson y Jane Wyman en el clásico Obsesión, de 1954.

Rock Hudson y Jane Wyman en el clásico Obsesión, de 1954. / FILMOTECA DE CATALUNYA

Hay una norma no escrita en el mundo de la exhibición que establece cuáles son los géneros más adecuados para cada época del año. Por ejemplo, el terror suele llegar en otoño-invierno, cuando el frío empieza a hacer su aparición. Según esas reglas, el verano es el momento propicio para las comedias (incluidas las musicales) y las de acción y grandes efectos especiales, puro entretenimiento, en definitiva. Basta comprobarlo viendo la programación de los múltiples Cinemes a la Fresca. La Filmoteca de Catalunya ha decidido desafiar todos los principios y dedicar estos meses al género más inapropiado: el melodrama, que se suele identificar con el invierno. Pero, además, han decidido relacionarlos y enlazarlos para que dialoguen entre ellos en un interesante ciclo: Melodrames creuats.

Pobres, ricos y triángulos

Los próximos tres filmes tratan de vidas de ricos y pobres que aspiran a más como el protagonista de El mercader de les quatre estacions (1971, días 16 y 22), de Rainer Werner Fassbinder. Es un humilde frutero ambulante de Munich que lleva una amarga existencia falto de autoestima y se refugia en el alcohol y la violencia. El contraste más radical llega con la familia protagonista de Escrito sobre el viento (1956, día 17), unos magnates del petróleo que viven en la opulencia entre alcohol, escaleras interminables, espejos enormes y colores chillones, pero también tienen sus secretos. La curiosidad es que la historia inspiró la célebre serie Dallas. Estos filmes también pueden transcurrir en grandes paisajes como Dies del cel (1978, días 20 y 24), el filme preciosista con la oscarizada fotografía del cubano-catalán Néstor Almendros que descubrió a Terrence Malick. Richard Gere y Brooke Adams son una pareja que deja Chicago en 1916 para emigrar a Tejas en busca de una vida mejor y harán todo lo posible por salir de la miseria. There will be blood (Pous d’ambició, 2007, días 21 y 27) es otro retrato de la codicia a través de la figura de un hombre (Daniel Day Lewis) que, en la misma época, pretende hacer fortuna y se convierte en un magnate al hallar petróleo, pero sus principios se tambalearán.

El siguiente grupo cuenta grandes historias triangulares de amor, crimen y traición empezando por la magistral cinta muda Amanecer (1927, días 22 y 28) en la que un campesino, a instancias de una mujer fatal, decide matar a su esposa durante un viaje pero, en el trayecto, se vuelve a enamorar de ella. Match Point (2005, días 23 y 28), de Woody Allen, cuenta cómo un joven tenista sin recursos consigue entrar en la alta sociedad casándose con la hija de un millonario pero, en el fondo, está enamorado de una apasionada aspirante a actriz. En Two lovers (2008, días 25 y 28) es Joaquin Phoenix quien se debate entre la mujer que daría estabilidad a su vida y la que le tienta poniéndole al borde del abismo. Para acabar, Rachel Weisz es la esposa de un importante juez británico en los años 50 en The deep blue sea (2011, días 27 y 31), pero toda su vida cambia cuando conoce a un expiloto de aviación y está dispuesta a todo por él.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Amores desinteresados y maltrato

Los amores imposibles y desinteresados y la ceguera marcan el siguiente tríptico. Obsesió sublim (1935, días 29 y 3 de agosto) cuenta la improbable relación entre un caprichoso millonario y una mujer a la que deja viuda y ciega tras un accidente provocado por su irresponsable actitud. Esta circunstancia le hace reflexionar y decide dedicar su vida a intentar compensarla anónimamente. En 1954 se rodó su remake (Obsesión) ahora en un lujoso Technicolor y con una pareja estelar, Rock Hudson y Jane Wyman (días 30 y 4 de agosto), con escasas diferencias argumentales pero más glamour. No menos emocionante es Luces de la ciudad (1931, días 30 y 5 de agosto), el clásico mudo de Charles Chaplin donde el vagabundo intenta conseguir dinero para conseguir que recupere la vista una vendedora de flores invidente de la que se ha enamorado.

Abrirá agosto la poco conocida, pero considerada precursora del feminismo, La somrient Madame Beudet (1923, días 3 y 7) en un ciclo sobre hombres maltratadores y mujeres que se rebelan contra ellos. Es una joven amante de la cultura, sobre todo la música y los libros, pero su marido es un empresario textil, de gustos y amistades más simples. Llum de gas (1944, días 4 y 8) fue un gran éxito en la época, la tensa historia de una mujer que, tras casarse con un pianista, cree estar volviéndose loca en la mansión de su tía, una cantante de ópera que fue asesinada... y hasta aquí podemos leer. Martha (1974, días 5 y 10), también tiene la firma de Fassbinder y habla de un marido que tiraniza y maltrata a su esposa prohibiéndole salir de casa y ver a sus amistades hasta que ella pide ayuda a un excompañero de trabajo. El mundo laboral también es terreno abonado para este tipo de comportamientos como demuestra Phantom thread (El hilo invisible, 2017, días 6 y 10) sobre un prestigioso y detallista modisto que, con la excusa del proceso creativo, manipula hasta el límite a su musa, modelo y amante.

Mujeres sacrificadas

El sacrificio de las mujeres preside el siguiente bloque, de origen literario, encabezado por dos versiones de una novela de Stefan Zweig, Carta de una desconocida. La primera es Només ahir (1933, días 6 y 14) sobre un hombre que, a punto de suicidarse en pleno crack del 29, lee una carta de una mujer con la que tuvo una aventura y descubre lo que le amó. La Carta de una desconocida de Max Ophüls (1948, días 7 y 11) relataba la misma historia pero con algunos cambios, transcurría en la Viena de principios de siglo y era más fiel al original. En La casa de la alegría (2000, días 11 y 14), a partir de la novela de Edith Warton, Gillian Anderson (Expediente X) es una mujer que pretende hacer un buen matrimonio para entrar en la alta sociedad sacrificando para ello a su auténtico amor, pero las cosas no saldrán como espera. Por último, la portuguesa La venganza de una mujer (2012, días 12 y 17), es una adaptación libre de la famosa Las diabólicas, de Barbey d’Aureyville sobre un aristócrata libertino aburrido de la vida tras haber saboreado de sobras todos sus placeres. Pero la aparición de una misteriosa mujer romperá sus esquemas. El ciclo continuará en las siguientes semanas de agosto con nuevos melodramas de pasiones, amores arrebatados y sentimientos a flor de piel que repasaremos en un próximo artículo.

item

'Melodrames creuats'

¿Dónde? Filmoteca de Catalunya (plaza Salvador Seguí, 1-9).

¿Cuándo? diferentes días y horas hasta finales de agosto.

Precio: de 3 a 4 euros.

Más información: Filmoteca de Catalunya.

Noticias relacionadas