QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Vuelve Carlos Latre, un genio muy genial

El humorista estará hasta el 4 de julio en el Coliseum con 'One Man Show'

El humorista recrea en el espectáculo varias decenas de personajes.

El humorista recrea en el espectáculo varias decenas de personajes. / PRODUCCIONES ERTAL

El último confinamiento comarcal tuvo nefastas consecuencias para los teatros de Barcelona que vieron como muchas de las entradas que tenían ya vendidas fueron retornadas por la gente que vivía fuera de la ciudad. Este es el motivo por el que, ahora que la situación ha mejorado, algunos de esos montajes se han repuesto. Y uno de los artistas que vuelve a subir al escenario con más energía que nunca es el camaleónico Carlos Latre, que regresa al Teatre Coliseum hasta el 4 de julio con su vertiginoso One Man Show, un espectáculo con un solo actor pero con decenas y decenas de personajes.

El escenario está repleto de estructuras metálicas, casi como si fuera para un concierto de rock (la iluminación también contribuye a ello), y hay una pequeña pantalla que se utiliza para proyectar vídeos o planos fijos que sirven para situarnos en cada momento en el tema que se aborda. Antes del inicio ya nos va preparando con pequeñas píldoras en off en las que aparecen algunos de sus imitados. No será la única voz pregrabada ya que, durante la función, también escucharemos al actor de doblaje Jordi Brau (la voz de Tom Hanks, Tom Cruise o Robin Williams), que es la conciencia del artista.

Las estructuras metálicas y la iluminación nos hacen sentir como en un concierto de rock.

/ PRODUCCIONES ERTAL

Método e intenciones

Aquí no hay tiempo para las elaboradas caracterizaciones de programas como Polònia así que Latre únicamente cambia ligeramente de vestuario o utiliza elementos como pelucas u otros accesorios para dar una idea de las características físicas del personaje. A estas alturas no descubriremos que es un excelente imitador que clava las voces de los famosos a los que representa, pero es que también es un maestro a la hora de reproducir sus gestos. A veces no nos hace falta ni que abra la boca, por sus movimientos ya intuimos de quién se trata.

El actor utiliza pequeños detalles (como las cejas de Fernando Simón) para caracterizar a sus personajes.

/ PRODUCCIONES ERTAL

En su presentación ya nos advierte de su intención de hacer un show positivo y de renovarse, de incorporar personajes nuevos, más actuales (aunque siempre hay un guiño hacia los más antiguos como el presidente Núñez) y el caso es que también va añadiendo chistes en función de lo ocurrido en los últimos días. Toma canciones populares y las versiona cambiando la letra para que resulten divertidas y los chistes se suceden sin parar para jolgorio de la platea.

El espectáculo se inicia en el plató de 'Al rojo vivo'.

/ PRODUCCIONES ERTAL

Al rojo vivo y la nostalgia

En el primer bloque simula ser Farreras conduciendo el programa Al rojo vivo. Esta excusa le sirve para dar un repaso a Ada Colau (y su polémica visión de Barcelona) o a Miguel Bosé con su negacionismo (con un Amante bandido puesto al día). El rey emérito también es objeto de sus bromas (con una popular ranchera) y sigue con la música mexicana para cerrar la rueda de prensa de un Fernando Simón de enormes cejas. Un pelucón representará a la ministra María Jesús Montero y cerrará este apartado convirtiéndose en Dani Martín.

El rey emérito es otro de los objetos de sus bromas.

/ PRODUCCIONES ERTAL

En la pantalla se proyectan imágenes antiguas con colores degradados, recuerda con nostalgia su infancia y homenajea a quienes escuchaba en los cassettes del coche de su padre. Un Gila actualizado que no habla con el ejército por teléfono sino con el coronavirus o uno de los mejores momentos en los que, en cuestión de segundos, se metamorfosea en los cuatro cantantes de El gusto es nuestro (Serrat, Víctor Manuel, Ana Belén y Miguel Ríos), una muestra de su virtuosismo que se nos hace demasiado corta. Y sigue subiendo el listón sacando su voz más grave para convertirse en Bunbury, el líder de Héroes del Silencio, con otra peluca exagerada.

La nostalgia le lleva a repasar los personajes de su infancia.

/ PRODUCCIONES ERTAL

Del mejor momento al chiringuito

Capítulo aparte merece su sentido homenaje a Pepe Rubianes, toma alguna de las expresiones habituales del humorista y las adapta a la actualidad para crear un monólogo totalmente nuevo pero que firmaría seguro el artista galaico catalán. Brutal. Ya puestos, aprovecha la oportunidad para lanzar varias puyas al Procicat, ese organismo que ha marcado nuestras vidas en los últimos meses con decisiones algo incongruentes y que parece un ente superior por encima de las personas. El público aplaude y vitorea este momento mágico, quizás el más brillante del espectáculo.

El humorista saca su voz más grave para convertirse en el líder de Héroes del Silencio.

/ PRODUCCIONES ERTAL

No podía faltar en esta retrospectiva un clásico del pasado como Julio Iglesias y hace que el público se parta de risa haciéndole interpretar... una canción popular catalana. Entramos ahora en El chiringuito de jugones, con su estupenda recreación de Josep Pedrerol (¡Becarios, no!) y sus colaboradores que incluye también a un desmadrado Sergio Ramos cantándole al VAR y un insólito Messi en modo copla.

El 'sketch' del Chiringuito es una oportunidad para que Latre se desmadre.

/ PRODUCCIONES ERTAL

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Éxitos televisivos

Se hace eco del éxito de las plataformas en estos meses de confinamiento y pasa a mostrarnos el casting de La casa de papel (de váter) metiéndose en la piel de algunos de sus actores pero también con algunas licencias para introducir al alcalde de Vigo, Carmen de Mairena, Justo Molinero o hacernos cantar el imprescindible Bella Ciao.

El intérprete también parodia la popular serie 'La casa de papel'.

/ PRODUCCIONES ERTAL

Los programas televisivos le servirán para ir repasando a otros famosos con Tu cara me suena (divertidísimos su Àngel Llàcer o su Glòria Serra), Sálvame (con Jorge Javier Vázquez y su equipo), La última cena (para pasar revista a chefs como Arguiñano o Jordi Cruz) o La Voz (con David Bisbal en busca de la birra perdida de Antonio Orozco y representando también a los otros coaches). Especialmente brillante resulta cuando se transforma en Pablo López y demuestra que, por mucho que lo intente disimular y se lo tome a broma, canta mucho mejor de lo que parece y sorprende… Los afortunados que puedan verle próximamente en el Golfus de Roma que hará en Mérida seguro que descubrirán un Latre desconocido.

Una desmelenada Paulina Rubio, 'coach' de 'La Voz'.

/ PRODUCCIONES ERTAL

Un genio genial

Ya en el tramo final hace un dúo virtual con Gisela y se despide con un medley en el que hace, incluso, de Shakira, entre la ovación de un público que le aplaude puesto en pie, lo que demuestra su éxito incontestable. Algo más de hora y media que se nos pasa volando entre chistes, alocadas caracterizaciones y un auténtico festival de transformismo sin pausa. Para acabar versiona a su manera una de las canciones de Aladdin que sirve perfectamente para definir a este artista todoterreno: “No hay un genio más genial”.   

El público ovaciona al artista al final de 'One Man Show'.

/ PRODUCCIONES ERTAL

item

'One Man Show'

¿Dónde? Teatre Coliseum (Granvía de les Corts Catalanes, 595).

¿Cuándo? de martes a domingo a diferentes horas. Hasta el 4 de julio.

Precio: de 22 a 38 euros.

Más información: Grup Balañá

Noticias relacionadas