QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Dorothy Arzner: la primera directora de Hollywood

La Filmoteca dedica un ciclo a esta pionera del cine

Dorothy Arzner dirigiendo una de sus películas junto al operador.

Dorothy Arzner dirigiendo una de sus películas junto al operador. / FILMOTECA DE CATALUNYA

Hasta hace tan solo unos años que una mujer fuera directora de cine era algo muy extraordinario. Afortunadamente, esta anomalía se va corrigiendo y ahora ya son multitud las cineastas que pueden mostrar sus trabajos hasta el punto de que se pueden organizar festivales únicamente con sus películas. Un buen ejemplo de ello es la Mostra Internacional de Films de Dones que se programa estos días en la Filmoteca. Pero hoy fijaremos nuestra atención en otro de sus ciclos que sirve de perfecto complemento a este certamen. Se trata de Dorothy Arzner, una dona a la fàbrica dels somnis, que pretende reivindicar la obra de esta pionera que dirigió una veintena de filmes desde los años 20 a los 40. Fue la única directora de Hollywood en esa época dorada, tuvo una vida apasionante, trabajó con las mejores actrices del momento y aportó una mirada singular tanto a la comedia como al drama.

El lesbianismo y la maternidad

Para empezar hoy (y el martes 15) podemos descubrir La festa salvatge (1929), una comedía dramática sobre unas estudiantes de un internado que prefieren las fiestas a los libros, pero todo cambia cuando la más alocada de ellas se enamora de su profesor de antropología. El filme mostraba temas poco habituales como las relaciones femeninas en este tipo de centros e, incluso, el lesbianismo. Estaba protagonizada por una estrella de la época, Clara Bow, muy insegura con su voz en los inicios del cine sonoro, para la cual Arzner inventó lo que luego sería el famoso micrófono de jirafa. Mañana jueves y el miércoles 15 se proyecta Sarah i el seu fill (1930), un drama sobre una emigrante alemana que se casa con un hombre despiadado que vende al hijo que tienen en común a una familia rica. Años más tarde, ella intentará recuperarla aunque teme que la internen en un psiquiátrico. Una conmovedora visión de la maternidad desde la perspectiva de una mujer.

Una imagen de 'La festa salvatge', protagonizada por Clara Bow (centro).

/ FILMOTECA DE CATALUNYA

Prosigue la retrospectiva con Aconsegueix el teu home (1927, viernes 11), una comedia muda sobre una norteamericana y un aristócrata que se enamoran tras quedar encerrados en el Museo de Cera de París durante toda una noche. Pero él le explica que está prometido y va a casarse esa misma semana por lo que ella trama un plan para conseguirlo. Una cinta muy divertida en la que Clara Bow explotaba al máximo su picardía. Le seguirá La dona de ningú (1930, sábado 12 y jueves 17), en sesión gratuita. Se ocupa de un abogado que cae en el alcohol tras ser abandonado por su esposa. En plena borrachera conoce a una corista y, a la mañana siguiente, descubre que se han casado, por lo que decide seguir con ella. El filme destaca por su sosegado retrato del alcoholismo mostrándolo como una vía de escape y sin ningún propósito moralizante.

Fotograma de la comedia de enredo 'La dona de ningú'

/ FILMOTECA DE CATALUNYA

Diferencias laborales y de clase

El domingo 13 se verá Noies treballadores (1931), adaptación de una obra teatral que, a diferencia de la película, estaba interpretada únicamente por mujeres y transcurría íntegramente en una pensión femenina. Cuenta la historia de dos hermanas que viajan desde Indiana hasta Nueva York con la intención de encontrar trabajo y marido. El filme reflejaba las dificultades laborales y románticas de las chicas y la solidaridad femenina. L’honor entre amants (1931, martes 15 y sábado 19) se centra en las diferencias entre hombres y mujeres tanto laborales como de clase. Claudette Colbert interpreta a la secretaria de un poderoso agente de bolsa que pretende seducirla, pero ella prefiere a otro hombre. Su superior no se rinde y decide contratar a su marido con inesperadas consecuencias.

Christopher Strong (1933, martes 15 y domingo 20), estrenada en nuestro país como Hacia las alturas, tenía como protagonista a otra estrella, Katharine Hepburn. Pese a su título, el filme está centrado en ella, la aviadora pionera Cynthia Darrington que batió records en el mundo de la aviación y se enamoró de un prestigioso parlamentario casado con el que mantuvo una relación. La película intentaba denunciar las convenciones sociales que afectan a las mujeres. Tuya para siempre fue el título castellano de Alegrement anem a l’infern (1932, miércoles 18 y jueves 24), un drama romántico sobre un escritor alcohólico que está a punto de estrenar su primera obra en Broadway, pero su esposa está disgustada porque la protagonista es una antigua novia del artista, lo que provoca una crisis matrimonial.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

La hipocresía social y una heroína

Otra de las estrellas de la época, Joan Crawford, trabajó a sus órdenes en La núvia anava de vermell (1937, miércoles 23 y domingo 27), que versaba sobre la hipocresía social. Un conde defiende delante de un amigo que lo único que separa a pobres y ricos es la suerte a la hora de nacer. Para demostrarlo envía a una humilde cantante durante dos semanas a un hotel de lujo para que se haga pasar por una aristócrata con ropas caras. La cinta critica la importancia del vestuario y la clase en la identidad femenina. Rosalind Russell trabajó con ella en L’esposa de Craig (1936, jueves 24 y viernes 25), un drama centrado en una mujer dominante que decide casarse por dinero para poder llevar a cabo sus ambiciones. La lectura del filme implica que la única manera que tenían las mujeres de alcanzar la independencia era mediante una actitud despiadada similar a la masculina. Arzner se ocupó de dotar al personaje de un gran atractivo y glamour en contraste con la blandenguería de su marido.

Balla, noia, balla (1940, sábado 26) tenía al frente a la actriz fetiche de John Ford, Maureen O’Hara, y contaba las peripecias de dos amigas bailarinas que acaban separando sus caminos y una se dedica al ballet clásico mientras que la otra se pasa al vodevil y a los clubs nocturnos. Pretendía hacer reflexionar sobre la diferencia entre el arte y el dinero y contenía una insólita escena en la que la protagonista se encaraba con el público masculino que solo quería ver chicas ligeras de ropa. Cerrará el ciclo la última película de su carrera El valor és el primer (1943, martes 29 y miércoles 30), retitulada aquí Sacrificio supremo. La protagonista, Merle Oberon, es una espía de la resistencia noruega que pretende casarse con un comandante nazi para conseguir información. Su principal aportación consiste en un papel de heroína que, tradicionalmente, era un rol masculino. Un mes para descubrir el talento de una directora que dejó huella y abrió el camino a muchas otras.

item

'Dorothy Arzner, una dona a la fàbrica dels somnis'

¿Dónde? Filmoteca de Catalunya (plaza Salvador Seguí, 1-9).

¿Cuándo? hasta el 30 de junio.

Precio: de 3 a 4 euros.

Más información: Filmoteca de Catalunya

Noticias relacionadas