QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

El mejor cine del 2020, en la Filmoteca

Este mes se proyectan los últimos títulos del ciclo

Eduardo de Vicente

Scarlett Johansson protagoniza ’Under the skin’, una de las películas del ciclo.

Scarlett Johansson protagoniza ’Under the skin’, una de las películas del ciclo. / AVALON

La Filmoteca de Catalunya sigue programando estos días uno de los ciclos más esperados por su fiel público. Se trata de Els millors films de l’any, una selección de las películas más destacadas de los últimos meses realizada por un grupo de expertos. Si durante mayo se proyectaron algunos títulos insólitos que difícilmente se han visto fuera del circuito de festivales, la oferta de junio se centra en otros mucho más conocidos sobre los que se ha hablado bastante y han obtenido premios de todo tipo. Es una estupenda oportunidad para descubrirlos si no los hemos visto o poder disfrutarlos en pantalla grande.

'El traidor', una película italiana que retrata la lucha contra la Mafia.

/ VÉRTIGO FILMS

La mafia y un extraterrestre

Hoy y mañana programan El traidor, del veterano realizador italiano Marco Bellocchio (Buenos días, noche, Vincere), drama basado en hechos reales. La acción arranca en 1980 cuando las familias de la Cosa Nostra se reúnen en Palermo para sellar la paz y repartirse el tráfico de heroína, pero poco después estalla la guerra entre bandas. Uno de los principales dirigentes, Tommaso Buscetta, se va a vivir a Río de Janeiro donde descubre que su familia está siendo eliminada. El juez Giovanni Falcone intentará convencerle para que delate a sus antiguos socios. Es un riguroso y muy bien documentado análisis de la lucha contra la mafia que muestra la evolución de los personajes a lo largo de dos décadas. Resulta muy realista, dura y retrata muy bien el mundo mafioso sin ahorrarse escenas violentas.

Le seguirá toda una curiosidad, Under the skin (domingo 6, miércoles 9 y 16). Se trata de una película del año 2013 que llegó el año pasado a nuestras pantallas tras haber sido muy comentada en la época por contener escenas donde Scarlett Johansson se muestra desnuda, una extraña cinta de ciencia ficción en la que está acompañada por actores poco conocidos. Un extraño ser alienígena se apodera del cuerpo de una atractiva mujer y deambula en una furgoneta por las calles de Glasgow para atraer hombres solitarios a su casa donde desaparecen misteriosamente. En este tiempo se ha convertido en una cinta de culto y no es de extrañar porque visualmente es fascinante, detallista, con una estética muy particular que juega con el blanco y el negro y los reflejos y su banda sonora está repleta de extraños sonidos metálicos. Por el contrario, hay quien piensa que es algo repetitiva y deja demasiadas preguntas sin respuesta. La polémica está servida.

Un documental mudo y ‘Ciudadano Kane’

Otra de las sorpresas del año fue My mexican bretzel (jueves 10, miércoles 16 y sábado 19), un documental mudo experimental dirigido por Núria Giménez Lorang. La cineasta utiliza las filmaciones caseras de un rico industrial entre los años 40 y 60 para crear un retrato de su mujer, Vivan Barrett. A partir de aquí, sus cartas y poemas sirven para crear un relato de su vida con sus alegrías y penas cual si fuera un melodrama clásico. Obtuvo un montón de premios (Feroz, Gaudí, Festival de Gijón) y es, sin duda, una película diferente y original, aunque también hay que reconocer que resulta algo lenta y no apta para todos los paladares.

Al principio de la carrera de los Oscar, la gran favorita era Mank (viernes 11 y martes 22) y no es de extrañar porque reunía todos los ingredientes para llevarse las principales estatuillas, sin embargo, acabó relegada a premios menores. Esta producción de Netflix cuenta el proceso de creación del guion de un clásico como Ciudadano Kane desde el punto de vista del escritor Herman Mankiewicz (Gary Oldman). Se centra en sus relaciones tanto con el magnate William Randolph Hearst, en el que se inspiró para el protagonista, y su amante Marion Davies como con el realizador Orson Welles. Para rendirle homenaje está rodada en blanco y negro con una cuidada dirección artística y destaca por el pulso narrativo de su director, David Fincher (Seven, La red social).  

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

De Brasil a Zaragoza

Uno de los trabajos más insólitos del año es la brasileña Bacurau (jueves 24 y martes 29), que oscila entre la comedia, el drama social, el wéstern y hasta el cine fantástico y nunca intuyes por dónde va a seguir el relato. El filme sigue los pasos de una joven que regresa a su Bacurau natal, un pueblo alejado de la brasileña Sierra Verde, para asistir al entierro de su abuela. Allí se reencuentra con su padre, el maestro local, y con sus vecinos entre los que se halla una excéntrica doctora. Están mal abastecidos y enfrentados al alcalde de la región que los desprecia. Sus problemas se agravarán cuando llegan hasta allí unos mercenarios norteamericanos con violentas intenciones. Arranca como una comedia de José Luis Cuerda o Berlanga sobre los pintorescos habitantes del pueblo para acabar convirtiéndose se convierte en un filme casi de acción muy violento en la línea de Sam Peckinpah o Quentin Tarantino.

Por lo que respecta al cine español, la película del año ha sido Las niñas (sábado 26 y martes 29), el debut en el largometraje de la cortometrajista Pilar Palomero, un drama con aires autobiográficos. Se paseó con éxito por el Festival de Berlín y arrasó en Málaga donde obtuvo cuatro premios para, más tarde, ser la gran ganadora de los Goya y los Feroz. El protagonismo recae en un grupo de chicas adolescentes que, en su mayoría, también aparecen por primera vez en la pantalla. El único nombre conocido es el de Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados, Techo y comida). La acción transcurre en los años 90 que son vistos desde la perspectiva de Celia (Andrea Fandos, el gran descubrimiento del filme), una niña que estudia en un colegio religioso de Zaragoza y comparte experiencias con sus compañeras. Su nueva amiga, Brisa, ha llegado de Barcelona, se siente muy próxima a ella y la hace replantearse el mundo en el que vive. A veces debe quedarse sola en casa porque es huérfana de padre y su madre tiene que ir a trabajar. Pero también tiene muchas dudas sobre su familia que su progenitora no le ha aclarado. La película sigue sus primeros contactos con el sexo en los tiempos del sida, la campaña del "Póntelo, pónselo", las películas porno que emitía Canal+ codificadas o el extraño efecto que esas rayas producían. Una serie de detalles que quienes vivieron esa época seguro que recordarán.

Cuatro horas en Boston

Para despedir el ciclo podemos ver una muestra del trabajo del documentalista norteamericano Frederick Wiseman, City Hall (miércoles 30). En esta ocasión pretende retratar en profundidad la vida cotidiana del ayuntamiento de la ciudad de Boston y cómo sus habitantes pasan por allí para hacer todo tipo de trámites al tiempo que explica la intensa actividad de sus empleados. Como ya viene siendo habitual en la filmografía de este cineasta se trata de una película en la que disecciona todos y cada uno de los detalles de su objeto de análisis, por lo cual su metraje suele ser desmesurado, en este caso, cuatro horas y media. Todo un empacho para cerrar estos dos meses ideales para ponerse al día en materia cinéfila.

item

'Els millors films de l'any'

¿Dónde? Filmoteca de Catalunya (plaza Salvador Seguí, 1-9).

¿Cuándo? hasta el 30 de junio.

Precio: de 3 a 4 euros.

Más información: Filmoteca de Catalunya

Noticias relacionadas