QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Magia descarada con Gerard Borrell

El artista estrena su nuevo espectáculo familiar en el Aquitània

En el nuevo espectáculo del mago ni los niños están a salvo de sus bromas.

En el nuevo espectáculo del mago ni los niños están a salvo de sus bromas. / K DE COMUNICACIÓN

La mayoría de los magos tienen superpoderes. Vale, todos pueden hacer aparecer y desaparecer objetos pero cada uno, como si fueran los Vengadores, tiene alguno en particular. Los hay que hacen lo quieren con las barajas de cartas, los que trabajan con grandes aparatos, los que ejecutan divertidas coreografías, los que saben comunicarse con el espectador… Pues bien, los superpoderes de Gerard Borrell son su descaro, su manera de darle caña al espectador y su capacidad de improvisación ante cualquier imprevisto, por lo que cada función es diferente. Con él nadie está a salvo ni siquiera los niños, porque ahora vuelve a hacer un espectáculo para todos los públicos, como ya hiciera recientemente en el Eixample Teatre con Magia Family. Acaba de estrenar en el Aquitània Teatre, Magia en familia, pero a pesar de su título, muy similar, no es el mismo montaje sino uno totalmente nuevo.

El post-it y el juego nuevo

Antes del inicio su voz en off nos invita a que escribamos el nombre de un personaje en un post-it y lo introduzcamos en una urna preparada para ello. La cola de niños parece que no acabará nunca… Finalmente aparece con una americana azul brillante y pide la ayuda de un espectador para que le presente. Será la primera de las víctimas de sus bromas, esto no ha hecho más que empezar... Dos niños le ayudarán a hacer el número clásico del periódico partido en mil pedazos que vuelve a estar entero (por muy pequeños que sean, seguramente, también les hará alguna trastada).

Uno de los primeros números es el clásico del periódico roto en mil pedazos.

/ K DE COMUNICACIÓN

La diversión vuelve a ser la protagonista cuando le llega un paquete de Amazon con un juego totalmente nuevo y vuelve a pedir nuestra colaboración para probarlo porque no sabe de qué va y alguien tiene que leer las instrucciones (otro inocente). Un anillo y un pañuelo serán los objetos necesarios para llevarlo a cabo. Por mucho que sea un montaje infantil va introduciendo en su discurso algunos chistes para adultos con doble sentido que los niños no pillan y provoca que los mayores se miren con complicidad. Quizás se lo expliquen a la salida si ya son algo creciditos...

Su ayudante atará a Borrell a una señal de tráfico. ¿Conseguirá escapar?

/ K DE COMUNICACIÓN

Escapismo y levitación

El siguiente elemento es un taburete (con sorpresa) y una señal de tráfico con la que probará el escapismo mientras su ayudante, Dani, le envuelve en plástico y lo oculta tras una tela negra. ¿Conseguirá deshacerse de sus ataduras? Está por ver… Uno de los momentos más sorprendentes llega a continuación cuando un repartidor le entrega un pedido de Glovo. Cuatro espectadores, con sus móviles, escogerán el menú de un banco de imágenes. Parece imposible, pero ¿tendrán algo que ver con lo que le acaba de llegar?

¿Qué habrá en la bolsa del repartidor de Glovo?

/ K DE COMUNICACIÓN

Otro peque es invitado a subir al escenario para intentar vencer la ley de la gravedad con una botella de agua. ¡Ten cuidado, Gerard, que a los adultos ya los ves venir, pero con los chicos nadie puede prever cómo van a reaccionar! Vayamos preparando la fregona, por si acaso. A continuación utiliza un albornoz para poner en práctica la levitación con otro incauto que se atreve a hacerle caso. Para ilustrar musicalmente este instante nada mejor que el Volare de los Gipsy Kings.

Uno de los espectadores sentirá la sensación de levitar.

/ K DE COMUNICACIÓN

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Las botellas y las carcajadas

Ha llegado el momento de ver si la predicción que apuntamos en un papelito al inicio se ha hecho realidad. Escoge al azar uno de ellos, pero es posible que tenga que intentarlo varias veces (a veces este truco no sale a la primera). Para acabar utiliza un lazo, unas botellas de Martini y unos vasos para ir jugando con ellos como si fuera un trilero y nos anima a bailar para finalizar y a hacernos una fotografía con él en el vestíbulo.

Unas botellas y unos vasos son los protagonistas en el tramo final.

/ K DE COMUNICACIÓN

Es un espectáculo en el que la carcajada es lo principal, más incluso que la magia. Más allá de la eficacia de los juegos que propone está su voluntad de que riamos todo lo posible y, para ello, utiliza a fondo todas sus armas, desde chistes guionizados a los que se le van ocurriendo. El espectador debe acudir con espíritu abierto, sabiendo que es posible que reciba alguno de sus comentarios sarcásticos y lo encaje de buen modo. Los que se ofenden con facilidad es preferible que se abstengan. Y lo mejor de Borrell es su rapidez para improvisar siempre con el comentario a punto para cualquier réplica del público. No es un niño bueno, es un gamberrillo muy travieso. Una tarde en familia tan mágica como desternillante.

Foto promocional del último espectáculo de Gerard Borrell.

/ K DE COMUNICACIÓN

'Magia en familia'

¿Dónde? Aquitània Teatre (avenida de Sarrià, 33).

¿Cuándo? sábados y domingos, a las 16 horas, excepto el día 29 (12 horas).

Precio: 10 euros.

Mäs información: Aquitània Teatre.

Noticias relacionadas