QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Una trama con varios caminos

'La grieta, entre animales salvajes' propone un juego temporal

Eduardo de Vicente

El caos y la violencia se apoderan de los tres amigos en ’La grieta, entre animales salvajes’

El caos y la violencia se apoderan de los tres amigos en ’La grieta, entre animales salvajes’ / JOFRE BLESA

Uno de los elementos recurrentes del género fantástico es el de los saltos temporales, esos viajes al pasado o al futuro que dan un nuevo significado al presente. Pero también se ha experimentado con una variante, ¿qué ocurriría si en un momento determinado escogiéramos un camino u otro?, como demostraron en el cine el clásico español La vida en un hilo, de Edgar Neville, o la comedia Dos vidas en un instante, con Gwyneth Paltrow. Ese mismo juego es parte de lo que encontraremos en el montaje de la compañía La Simone, La grieta, entre animales salvajes de Gracia Morales y Juan Alberto Salvatierra, que acaba de estrenarse en la sala Versus Glòries con dirección de Concha Milla.

El escenario representa una casa rural con varios muebles antiguos: un sofá, dos sillas, una cómoda con libros, una vetusta televisión portátil sobre una mesita, un perchero y unas cortinas. Hasta allí llegan tres amigos: Nico (Javier López), Lucía (Cristina Serrano) y Tomás (Rafa Delacroix). Son tres urbanitas que han abandonado la ciudad para pasar un fin de semana relajado en el campo. Tras dejar sus bolsas y mochilas leen las instrucciones de funcionamiento de la casa: que es posible que no tengan cobertura, que tengan cuidado con los animales salvajes y que si causan algún desperfecto, no se preocupen porque lo cubre el seguro, entre otras.

Al llegar leen las instrucciones para utilizar la casa.

/ JOFRE BLESA

Dos versiones de una historia

Discuten sobre cómo se reparten las habitaciones y Nico descubre, preocupado, que el libro que está leyendo (ni más ni menos que A sangre fría, de Truman Capote) ha desaparecido y para él es imprescindible hallarlo para poder disfrutar de esos días. En ese momento se produce un suceso inesperado y la acción se detiene para retroceder a unos momentos anteriores y proseguir la historia de otra manera. Este recurso se utilizará continuamente a lo largo de la función como si fueran dos versiones alternativas de la misma trama.

Una alegórica imagen promocional de la obra.

/ SARA CURINA

Tras un baño en la piscina de Lucía, el encuentro sube de tono, se ponen a bailar y coquetear entre ellos con la música electrónica que sugiere Tomás, entre cervezas, y se desata el caos y la destrucción hasta que se provoca una discusión sobre si deben romper o no la televisión. Pero ¿y si tras el chapuzón hubiera sido Nico quien hubiera escogido la música? Se habría decantado por unos temas caribeños que habrían provocado otro desenlace muy distinto.

El baile y el alcohol tendrán sus consecuencias ¿o no?

/ JOFRE BLESA

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

La noche, la grieta y la proposición

Se hace de noche (la iluminación juega aquí un papel básico) y empiezan a temer por la presencia de los animales salvajes hasta el punto de no atreverse a levantarse para abrir el interruptor ¿y si lo hicieran? El momento más misterioso llega cuando ella descubre una inquietante grieta en el techo y, poco después, desaparece ¿o no ha desaparecido? A estas alturas, con todas las dobles lecturas, ya sabemos que no podemos asegurar nada.

La aparición de una misteriosa grieta inquietará a Lucía.

/ JOFRE BLESA

El momento más divertido se produce cuando nadie se atreve a ir cortar leña para encender la chimenea y Tomás se presta para ello poniendo previamente una condición sexual inesperada que sorprenderá a sus dos compañeros y provocará una discusión insólita entre ellos. En el tramo final, la relación entre los tres se irá complicando hasta llegar a un punto en el que se precipitan los acontecimientos y los fragmentos son cada vez más cortos y veloces.

Tomás pondrá una inesperada condición para ir a buscar leña.

/ JOFRE BLESA

Un 'thriller' con varias capas

Es una obra compleja con varias capas sobre tres seres que, como los personajes de El ángel exterminador de Buñuel, parecen atrapados en una casa de la que no se atreven a salir, y te hace plantearte si los animales salvajes quizás no se encuentran fuera, sino dentro. Las miserias, las debilidades, los defectos, los miedos de los tres van saliendo a la luz hasta que nos cuestionemos si, en realidad, son tan amigos como aparentan. Un juego de espejos entre quienes son y quienes fingen ser, de la solidaridad al egoísmo o de la violencia a la pasividad. Un thriller que nos permite, como espectadores, mirar sus conflictos desde una grieta, como si fuéramos voyeurs, y sacar nuestras propias conclusiones.

Noticias relacionadas

'La grieta, entre animales salvajes'

¿Dónde? Versus Glòries (Castillejos, 179).

¿Cuándo? de miércoles a sábado (20 h.) y domingos (18 horas). Hasta el 23 de mayo.

Precio: 14 euros.

Más información: Versus Glòries.