QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Una educación pionera bombardeada por el fascismo

El Born CCM ofrece una espectacular exposición sobre la escuela del siglo XX en Barcelona

Eduardo de Vicente

Aspecto de la fachada de la sala donde puede verse esta exposición.

Aspecto de la fachada de la sala donde puede verse esta exposición. / EPC

Uno de los aspectos más importantes de cualquier sociedad es el educativo, depende de cómo formes a las nuevas generaciones estarás poniendo las bases del futuro. El convulso siglo XX vivió varios momentos históricos que provocaron grandes cambios en nuestro país y la educación fue un reflejo de todos ellos. El Born Centre de Cultura i Memòria acaba de estrenar una exposición para repasar esa etapa, Per una educació en llibertat (Barcelona i l’escola 1908-1979), comisariada por Antoni Nicolau Martí, que podrá verse hasta marzo del próximo año y que destaca por su espectacular diseño que nos transporta al siglo pasado, creado por Lluís Danés, artífice de la original Llach, Com un arbre nu (que pudo verse en el Centre D’Arts Santa Mònica) y director de la película La vampira de Barcelona (ganadora de cinco premios Gaudí, entre ellos el de mejor película).

La misma fachada ya es muy impactante, con decenas de batas escolares antiguas y globos terráqueos colgados por todas partes. Unas pizarras nos irán informando de cada hecho histórico. El primer apartado está dedicado a la Barcelona de 1900, una ciudad saturada. En el mismo nos explican que, a finales del siglo XIX, el número de habitantes había crecido pero las infraestructuras para acercar la educación a la gente seguían siendo las mismas y demasiado escasas. En este sentido, el principal avance fue la denominada ley Moyano, de 1857 que intentaba bajar el nivel de analfabetismo de la población.

La información de cada apartado está escrita en pizarras.

/ EL BORN CCM / PEPE HERRERO

Del Raval a la Sala de Plens

Esta situación está representada por la vistosa recreación de una estrecha calle del Raval de la época, entre ropa tendida, adoquines, ventanas o balcones (a más de uno le recordará a los decorados de La vampira de Barcelona) y rodeada por carteles, así como portadas del semanario satírico La Campana de Gràcia. Aquí podremos ver el cuadro La niña obrera, de Joan Planella (1889) como reflejo de que a los niños se les obligaba a trabajar, el opúsculo de la citada ley o una vitrina con elementos religiosos como crucifijos o libros, como ejemplo del peso que tenía la religión, un auca del maestro de escuela o una urna de votaciones de principios del siglo XX.

El primer espacio reconstruye con todo detalle el barrio del Raval a principios del siglo XX.

/ EL BORN CCM / PEPE HERRERO

El siguiente espacio está dedicado a una iniciativa pionera impulsada por el Ayuntamiento barcelonés en 1908, cuando se creó el Presupuesto Extraordinario de Cultura destinado a una educación de calidad, gratuita para las clases bajas, laica, en catalán y la coeducación mixta. Pero la derecha conservadora y la Iglesia se opusieron y, finalmente, no pudo hacerse realidad. Estos hechos están escenificados con la reproducción de un gran hemiciclo imitando la Sala de Plens municipal con sus gradas y en cuyas paredes y en el espacio central puede verse el vídeo De l’esperança a la derrota, que nos sitúa en contexto así como el libro de actas correspondiente.

Uno de los espacios más espectaculares es la reproducción de la Sala de Plens del ayuntamiento.

/ EL BORN CCM / PEPE HERRERO

La Setmana Tràgica y las escuelas pioneras

La tercera sección se ocupa de un traumático giro de los acontecimientos, la Setmana Tràgica de 1909 y las tensiones sociales que la acompañaron y que supusieron el fin de estas ideas renovadoras y la represión contra quienes las defendieron. En este sentido, se destaca la figura de Francesc Ferrer i Guàrdia, referente de las nuevas ideas pedagógicas que fue acusado de provocar los sucesos y fue fusilado inmediatamente. En este lugar vemos una imagen suya, sus cuadernos, fotografías de otras ciudades que siguieron sus enseñanzas, como París o Detroit, que contrastan con las de los saqueos en los edificios religiosos o de la Barcelona en llamas vista desde la montaña de Montjuïc.

La muestra rinde homenaje al pedagogo Francesc Ferrer i Guàrdia.

/ EPC

El siguiente periodo es el comprendido entre 1909 y 1931, años en los cuales se intentó recuperar esa iniciativa y surgieron escuelas que educaban en los valores y la naturaleza como la de Bosc en Montjuïc (la primera escuela pública catalana, dirigida por Rosa Sensat) o la del Mar, en la Barceloneta, (fundada por el pedagogo Pere Vergès) que fue destruida en los bombardeos de mayo del 38 como uno de los objetivos de los fascistas. Unas paredes formadas por libros, símbolos de la cultura, ilustran esta etapa.

Las paredes repletas de libros, símbolo de la cultura, recuerdan el nacimiento de las escuelas renovadoras.

/ EL BORN CCM / PEPE HERRERO

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

De la república a la guerra

En 1931 llega la segunda república y la renovación pedagógica se hace realidad. El Ayuntamiento prepara la construcción de 29 edificios para educar a más de 20.000 alumnos. Vemos fotos y dibujos de las Milà i Fontanals o la Lluís Vives, carteles conmemorativos e imágenes de los alumnos en las escuelas. Igualmente, en una vitrina se hallan materiales y juegos de las escuelas Montessori y Decroly como el interior de una rana o unas figuras geométricas.

Una clase de Ciencias Naturales en la Escola del Bosc en 1914.

/ FREDERIC BALLELL MAYMÍ / ARXIU FOTOGRÀFIC DE BARCELONA

Estalla la guerra en 1936 y los dirigentes anarquistas y comunistas toman las riendas de la escuela e intentan seguir con las clases pese a la dificultad derivada de los bombardeos. Su propósito consiste en escolarizar a todos los niños e incluso se insta a los maestros a que vuelvan del frente para dar clase. Se muestran carteles de esos años así como un símbolo de la lucha antifascista, la diminuta escultura El més petit de tots (1937) e imágenes de las aulas así como de la escuela del Mar tras ser víctima de los bombardeos. Algunos ejemplos curiosos son los dibujos que realizaban los niños que vivían esa triste situación o los diarios y memorias de Pilar Duaygües, también autora de tres retratos sobre las actrices Ginger Rogers, Claudette Colbert y Greta Garbo.

Una mujer contempla el espacio dedicado a los bombardeos de Barcelona.

/ EL BORN CCM / PEPE HERRERO

El franquismo y la transición

Llega el terror, el retroceso, la involución durante el negro periodo franquista, con la educación en manos de los falangistas y la Iglesia. La represión, el autoritarismo y el adoctrinamiento con la intención de “españolizar la enseñanza” y los carteles de la nueva ideología. Se ha construido para rememorarlo una reproducción de un aula de este periodo presidida por el retrato de Franco y un crucifijo, los pupitres de los niños con libros como Historia del Imperio Español o Educación Física Femenina, mientras en la pizarra se proyecta un vídeo sobre esa oscura etapa. La entrada está diferenciada para niños y niñas. En la pared izquierda se recuerda que se hizo una depuración de miles de maestros, algunos de cuyos nombres y vidas figuran en este rincón. En el lado opuesto se muestra la letra de la canción L’escola de la Ribera, de Ovidi Montllor.

La cuidada recreación de un aula durante el franquismo.

/ EL BORN CCM / PEPE HERRERO

El epílogo, centrado en la recuperación de las ideas democráticas en la escuela durante el tardofranquismo y los primeros años de la democracia, se resume con diversas fotos de manifestaciones contra las reducciones de personal docente o en defensa de la escuela pública que culminan con una pizarra en blanco con tizas en el cajoncito. Es un apasionante viaje en el tiempo que nos hace sentir que estamos pisando esos mismos escenarios gracias a la imaginación desbordante de Danés. Una lección de historia más interactiva de lo que parece y que rememora programas educativos que revolucionaron el mundo y que aquí fueron tristemente interrumpidos por la fuerza de las armas. Por eso, hoy más que nunca, vale la pena reivindicar la importancia de una educación en la libertad.  

Una manifestación de profesores de catalán en 1978

/ PÉREZ DE ROZAS

'Per una educació en llibertat. Barcelona i escola 1908-1979

¿Dónde? El Born Centre de Cultura i Memòria (plaza Comercial, 12).

¿Cuándo?  martes a domingos, de 10 a 20 horas. Hasta el 27 de marzo del 2022.

Precio: de 2 a 3 euros.

Más información: El Born CCM.

Noticias relacionadas