QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

'Rancing': bailando por las calles

Su organizador nos explica paso a paso en qué consiste esta actividad

Eduardo de Vicente

Un grupo empieza a bailar mientras camina por la calle, esto el ’rancing’.

Un grupo empieza a bailar mientras camina por la calle, esto el ’rancing’. / JORDI COTRINA

Cada dos por tres aparecen nuevas palabras, casi siempre derivadas del inglés, y nuestra incógnita consiste en saber qué significan. Hoy desvelaremos una de ellas y, además, descubriremos una actividad muy divertida y original, apta para todo tipo de públicos. Se trata del Rancing, que consiste en correr (running) y bailar (dancing) a la vez. Otra forma de denominarlo es decir que se trata de avanzar bailando. No es necesario estar en buena forma ni hay un estilo predeterminado, cada uno se mueve como quiere o puede, no hace falta ser Michael Jackson ni John Travolta. La intención es pasarlo bien, abandonarse al ritmo de la música, no ganar un premio.

Esta disciplina es parecida al Ecstatic Dance, un encuentro para bailar libremente, cerrando los ojos, para que el cuerpo se mueva a su aire, y, al mismo tiempo, utilizar la ciudad entera como pista de baile. El fenómeno se inició en Estados Unidos y ahora hay varios grupos organizando salidas de este tipo en distintas ciudades europeas. En Barcelona, lo organiza el grupo Yepalo, el animador es el belga Moshe Mizrahi y esta noche vuelven a salir a la calle. Para que nos hagamos una idea de cómo son estas citas, nos lo explica paso a paso.

Moshe Mizrahi es uno de los organizadores de estos encuentros

/ YEPALO

Los preparativos de la fiesta

“Quedamos a las 20 horas debajo del Arc del Triomf de Barcelona. Para empezar, mientras llegan los participantes, pongo una música flojita para que la gente sepa que estamos allí, pero siempre sin molestar a los vecinos, es una de nuestras prioridades. Cuando ya estamos todos, nos presentamos y hago una pequeña introducción. Les explico a los asistentes de qué se trata, resuelvo las dudas que puedan tener y les recuerdo que pueden hacer lo que quieran siempre que tengan en cuenta nuestra única norma: respetar a la gente de la calle”.

El encuentro se inicia siempre en el Arc del Triomf.

/ YEPALO

“En esta primera parte empezamos con un pequeño calentamiento de las articulaciones, los tobillos, las rodillas, los hombros y a movernos dando saltitos. Antes de empezar a trotar cada uno propone un movimiento de baile y lo asociamos a su nombre de pila. Cuando ya estamos en plena marcha, digo su nombre y los demás intentan imitar su danza. Algunos vienen disfrazados (hemos tenido un Peter Pan o una princesa) y yo cojo una cortina de ducha multicolor que tengo en casa y me la pongo como si fuera la capa de Supermán. También traen pelucas o vestuario extravagantes y accesorios luminosos para los brazos o las piernas, gafas con luces, sombreros o plumas. No es ninguna obligación pero disfrazarse ayuda a relajarse y a quitarse la vergüenza”, explica Moshe.

Las calles de Barcelona son testigo de sus divertidas aventuras.

/ YEPALO

Empieza el gran viaje

“Traigo conmigo uno o dos altavoces pequeños por los que va sonando (con un volumen razonable para no molestar a los viandantes) una playlist muy animada. Hay un poco de todo e intento pasar de temas para darse mucha marcha (ABBA, música de los 80 o de fiesta, Txarango o el Valerie de Bruno Mars) a otros más tranquilos y relajados (tipo chill out como Sunset lover de Petit Biscuit o el Don’t worry be happy de Bobby McFerrin) o de tipo electrónico, como el grupo francés Synapson”.

“A las 20.15 empieza la actividad propiamente dicha, el 'Rancing', y empezamos a desplazarnos por la ciudad. Vamos por calles muy concurridas (por ejemplo, el paseo Lluís Companys, la calle Princesa o el paseo del Born) y zonas donde no hay ni dios (el parque de la Ciutadella a esas horas suele estar vacío o por la zona del Fórum, donde no hay mucha animación). Se hacen unas pequeñas paradas para respirar un poquito, cada diez minutos aproximadamente, y en función de cómo estemos, para disfrutar del ambiente de una placita bonita o de un parque agradable o de una fuente. No hay un ritmo concreto, se trata de degustar los pequeños rincones de la ciudad”, prosigue el organizador.

Durante el recorrido siempre hay tiempo para un descanso y una foto.

/ YEPALO

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

En marcha

“Yo suelo ir delante con los altavoces marcando un poco el itinerario y los demás me siguen bailando, cada uno a su bola. A veces nos paramos junto al Mercat del Born porque es un espacio grande donde no hay gente y puedes poner un poco más de volumen o en una plaza tras la muralla de la catedral. Una vez, en el paseo del Born nos vieron un montón de niños que estaban jugando allí, se nos unieron y se pusieron a bailar con nosotros. Al final nos quedamos como unos 20 minutos, los peques saltaban como locos y los padres estaban encantadísimos. Incluso hay adultos que nos han seguido todo el trayecto”.

El Mercat del Born es uno de sus rincones favoritos.

/ YEPALO

“El recorrido es cada vez diferente y no está predeterminado. Nos gusta improvisar en función de la onda de la ciudad, del ambiente, del ritmo del grupo... Hacemos más o menos kilómetros según el estado de ánimo. No hay ninguna prisa, se espera a tod@s bailando y me dejo guiar por mi intuición para ir dinamizando el grupo. Después de una hora más o menos, la travesía se termina en el punto de inicio. Nos relajamos con una buena sesión de estiramientos y nos despedimos. Algunos ya son fijos de estas citas, otros se acaban de conocer, entablan amistad y se dan los teléfonos para quedar otro día”, concluye Mizrahi.

El grupo se divierte mientras corre y baila por la ciudad.

/ JORDI COTRINA

Precauciones y otras actividades

Ahora, debido a la situación actual, la actividad tiene lugar con las mascarillas puestas (recomiendan asistir con una divertida si la tenemos) y, si son más de seis personas, se divide el grupo en varios subgrupos. Para participar es imprescindible reservar plaza en la web de Yepalo para que el organizador te pueda avisar en caso de que hubiese cualquier cambio. Recomiendan asistir con zapatillas para correr, ropa cómoda, gel desinfectante y, opcionalmente, accesorios divertidos.

Cada uno tiene su propia manera de bailar, no hay que seguir una coreografía.

/ YEPALO

Utilizan el sistema de pago de taquilla inversa, es decir, que podemos colaborar con la cantidad que consideremos oportuna (no nos mirarán mal si nos acogemos a la alternativa del ticket gratuito). La recaudación recogida servirá para apoyar las demás iniciativas del proyecto Yepalo y el grupo Sunrise Runners. Esta última cita consiste en una reunión, cada miércoles y viernes a las 7.30 de la mañana, delante del Buenas Migas de la Barceloneta para ir a correr o caminar por el paseo marítimo disfrutando del amanecer. Después, los más valientes se meten en el agua para darse un chapuzón rápido y van juntos a tomar un delicioso desayuno en su local favorito de la Barceloneta, La Cala. En su página web van anunciando las futuras citas. Como dirían Martha & The Vandellas: Dancing in the streets!!!

Te puede interesar

'Rancing' por Barcelona

¿Dónde? salida, a las 20 horas, en el Arc de Triomf.

¿Cuándo? las fechas se anuncian previamente en su página web.

Precio: taquilla inversa, tú decides lo que pagas o no.

Más información: en Yepalo.