QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

'Saverio el Cruel': la farsa perversa de los burgueses

La sala Cincómonos estrena esta sátira de Roberto Arlt

Eduardo de Vicente

Los burgueses empujan al ingenuo Saverio a convertirse en un coronel.

Los burgueses empujan al ingenuo Saverio a convertirse en un coronel. / MIGUEL ÁNGEL CARO

El nombre de Roberto Arlt (1900-1942) no es demasiado conocido en nuestro país pese a que se trató de uno de escritores más populares y reverenciados (y también polémicos) de Argentina a quien, por ejemplo, Julio Cortázar definió como su maestro. Su humor se ha llegado a definir como “hostil”, con personajes grotescos al borde de la caricatura, anarquista utópico y precursor del teatro social argentino o el existencialismo. Una especie de Beckett con acento porteño. Para paliar ese olvido, la sala Cincómonos estrena una de sus obras más representadas, Saverio el Cruel, que también tuvo una versión cinematográfica en 1977 protagonizada por Alfredo Alcón y Graciela Borges.

Esta adaptación, dirigida por Lucía Jurjo y Jorge Salinas, ha sido convenientemente actualizada y trasladada a la Barcelona de hoy en día. Una voz en off nos cuenta la surrealista relación entre un escritor y un fabricante de casas. A continuación aparecen en escena los seis personajes, cuatro mujeres con vestidos con colores (rojo, verde, naranja y azul). Se trata de Olga Corral, Asteria Albert, Lara Peyró y Roser Saló. Junto a ellas, dos hombres (uno con camisa a cuadros y otro con la americana con cuadros pequeños) y bailan una coreografía sobre una animada canción pop surcoreana, Together, del grupo Seventeen.

La obra se abre con el reparto bailando una canción pop surcoreana.

/ MIGUEL ÁNGEL CARO

Una broma de mal gusto

Poco después conocemos a los protagonistas. Se trata de una aburrida familia burguesa que, para remediar su crónico hastío, ha decidido tramar una “farsa malintencionada” para burlarse de un individuo, Saverio (Christian Salinas). Es un humilde mantequero que, sabedor de la importancia de este clan, accede a reunirse con ellos con la intención de conseguir que su mantequilla se sirva en una cadena de hospitales. Pero, al llegar allí, empieza el engaño.

Los componentes de la aburrida familia traman un perverso plan.

/ MIGUEL ÁNGEL CARO

Una de las hermanas, Susana, finge haber enloquecido y lo cierto es que su discurso sobre las bestias, el bosque, sus extrañas visiones y las historias fantásticas que explica hacen creíble su demencia. Su principal objetivo consiste en cortar la cabeza de un coronel. Uno de los miembros de la familia, bastante amanerado, aparenta ser un doctor que asegura que padece una anemia cerebral (Manel Torquet, director de Marilyn noche) y les recomienda crear una corte de opereta para seguirle la corriente y, así, poder curarla. El escogido para hacer el papel de militar será Saverio.

Manel Torquet, director de 'Marilyn noche', interpreta al miembro del clan que finge ser un doctor.

/ MIGUEL ÁNGEL CARO

Delirios de grandeza y la gran mascarada

Una versión (con la letra cambiada) de la canción Sixteen going to seventeen de Sonrisas y lágrimas sirve de irónico interludio para cambiar de escenario. Nos encontramos ahora en casa del mantequero, que se ha disfrazado de coronel con su espada y todo. Parece que se ha metido tanto en su personaje que ha llegado a creérselo y su sirvienta le advierte de ello mientras filosofa sobre la interpretación y la ambición. “Se toma el poder por cuatro días y así pasan 20 años”, dice Saverio en pleno delirio de grandeza. Recibe un misterioso paquete con un contenido sorprendente e imagina lo que dicen las noticias sobre él.

Saverio se mete tanto en la piel de su personaje que llega a creérselo.

/ MIGUEL ÁNGEL CARO

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

El clásico tropical Pa fuera pa la calle sirve para llevarnos al acto final en el que toda la mascarada llega a su esplendor. Todo está preparado: un trono para la marquesa, la falsa cabeza de un criado, impecablemente dispuesto de un modo clásico, pero también hay referencias más modernas a las Kardashian, Instagram y los selfies. Es el momento en el que los acontecimientos se precipitan y la bola de nieve va alcanzando a todos los personajes hasta llevarlos a un desenlace inesperado.

Susana se siente satisfecha al saber que Saverio ha accedido a su demanda.

/ MIGUEL ÁNGEL CARO

Una comedia llevada al extremo

Es un texto que critica la prepotencia de los más ricos y cómo su único entretenimiento consiste en ridiculizar a los menos afortunados (un poco en la línea, más intelectual eso sí, de La cena de los idiotas). Para ello, Arlt lo lleva al extremo, a lo más absurdo y al ridículo para provocar una reflexión en el espectador. Una obra diferente, distinta para un tipo de teatro que, pese a los años, no ha perdido vigencia en su mensaje y que nos reta a mirar en lo más miserable de nuestro comportamiento. Una comedia que hace pensar y posicionarse… aunque pueda resultar cruel.

Saverio está preparado para someterse al sacrificio final.

/ MIGUEL ÁNGEL CARO

Te puede interesar

'Saverio el Cruel'

¿Dónde? Sala Cincómonos (Roger de Llúria, 128).

¿Cuándo? sábados, a las 20 horas.

Precio: de 14 a 18 euros.

Más información: Sala Cincómonos.