QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

El mundo visto por un caballo

El Teatre Gaudí estrena un monólogo en defensa de los animales

Maurici Biosca se convierte en este montaje en un caballo.

Maurici Biosca se convierte en este montaje en un caballo. / TRIA D'ESPECTACLES

Los seres humanos estamos muy acostumbrados a creernos el centro del universo, pensar que somos los amos del mundo y a dominar al resto de especies del planeta. Pero si nos miráramos a un espejo o desde los ojos de alguien diferente quizás nos asustaríamos de nuestro comportamiento, nuestra soberbia y nuestra prepotencia. Esta es la intención del actor y autor Maurici Biosca, que pretende que nos metamos en la piel de un caballo para reflejarnos. Su montaje Si això es un cavall, que puede verse en el Teatre Gaudí, nace de la experiencia propia tras convivir más de diez años con caballos libres.

El actor explica al espectador el sufrimiento del animal.

/ TRIA D'ESPECTACLES

El escenario está únicamente ocupado por varios instrumentos de madera, una escalera, cajas de cartón y un rectángulo central. El protagonista viste una cazadora, un gorro y unos pantalones con bolsillos y, desde el primer momento, se convierte en un caballo mientras que los espectadores somos el resto del rebaño al que cuenta su historia. Taconea fuertemente en el suelo para imitar sus pasos y nos explica que ahora está en un box junto a todos nosotros pero hubo un tiempo en el que todo era diferente.

La libertad añorada y el maltrato animal

Nació en libertad en un bosque sin muros ni paredes y añora la hierba fresca ya que ahora no le queda más remedio que comer la paja y el pienso que le dan. Se sube a la escalera para recordar cuando vivía en lo alto de una colina, reniega de la tierra asfaltada, hace un juego de palabras sobre cómo su nueva misión es participar en concursos y "competir / cóm patir", así como critica que les pongan un nombre absurdo sin contar con su consentimiento.

En la vida real, Biosca es también un buen amigo de los caballos.

/ TRIA D'ESPECTACLES

Habla de los diferentes tipos de doma y se queja de todos los elementos que los hombres les ponen para poder montarlos: las bridas, la silla, etcétera y asegura que duelen, así como cuenta cómo adaptarse a las herraduras que les introducen. También denuncia el maltrato animal en las mal llamadas fiestas populares, desde las corridas de toros a algunas tradiciones locales salvajes como arrojar cabras desde un campanario y recuerda con cariño a las distintas tribus de indios, los únicos que supieron tratar a los caballos con respeto.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

De la pesadilla a la ironía

Sufre una pesadilla en la que se convierte en hombre y, como tal, se obsesiona por acumular cosas, aunque no las necesite, por el simple hecho de tenerlas. Relincha, resopla, trota y recuerda cuando la lluvia caía sobre su piel, cuando su techo era el cielo, añora pastar, está harto de dar vueltas por el mismo sitio y define el cencerro como el “GPS de los animales”. También lamenta que les hagan participar en competiciones de saltos en las que tiene que saltar obstáculos elevados y, si frena porque tiene miedo de no poder superarlos, le dan golpes.

Se sube a lo alto de la escalera para rememorar sus días en la colina.

/ TRIA D'ESPECTACLES

Uno de los momentos más ingeniosos del espectáculo es cuando comenta la manía de los humanos de encerrarlo todo en cajas, desde sus propias casas a los coches e ironiza sobre los diversas denominaciones que utilizamos como caja fuerte, caja de cambios, las urnas en las que votamos o los féretros en los que nos enterramos y aprovecha para lanzar una indirecta a la Caixa. Visita al veterinario para descubrir sus trastornos y en un último momento decide, nunca mejor dicho, tomar las riendas de su vida.

Maurici Biosca, un actor y escritor defensor de los caballos.

/ TRIA D'ESPECTACLES

Para reflexionar

Es un espectáculo con un artista entregado a la defensa de la causa animal que pretende mostrar lo absurdo de muchos comportamientos humanos, lo injustamente que tratamos, por ejemplo a los caballos, encerrándolos en espacios cerrados, restringiendo su libertad, domesticándolos para nuestro entretenimiento. Damos por asumido que debe ser así para nuestro disfrute, pero quizás no pensamos en su punto de vista, en su sufrimiento, en su soledad. Maurici Biosca se transforma durante algo más de una hora en un equino parlante para que oigamos sus pensamientos y reflexionemos sobre sus penurias. Es, como aquella película de los 70, Un hombre llamado Caballo, y tiene mucho que explicar. Solo pide que le escuchemos atentamente.     

Noticias relacionadas

'Si això es un cavall'

¿Dónde? Teatre Gaudí (Sant Antoni Mª Claret, 120).

¿Cuándo? martes y miércoles, a las 20 horas.

Precio: 12 euros.

Más información: Teatre Gaudí.