QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

El Castell de Montjuïc vuelve a ofrecer conciertos en directo durante el otoño

Sala BCN incluye diferentes estilos: punk, folk, canción de autor, música alternativa, pop, rock o flamenco

Eduardo de Vicente

La música regresa por las noches al Castell de Montjuïc. 

La música regresa por las noches al Castell de Montjuïc.  / CARLES RODRÍGUEZ

Uno de los pocos lugares donde se pudo disfrutar de los conciertos en directo durante este verano fue la Sala Barcelona en el Castell de Montjuïc. Fue un proyecto que tuvo un gran éxito de público pese a tener el aforo limitado y un alivio para este sector, uno de los más perjudicados por la actual situación. Esta circunstancia ha llevado a los organizadores a repetir la experiencia durante este otoño con nuevas convocatorias. Los precios oscilan entre los 12 y 18 euros. Hay que darse prisa en conseguir las entradas ya que tan solo pueden apuntarse cerca de 400 personas cada noche y se agotan rápidamente.


   

Pop, rock y folk

Las puertas se abren una hora antes para dar tiempo a que la gente se vaya situando hasta que se inicie el concierto. En el espacio encontraremos sillas (para 1 ó 2 personas) y sus respectivas mesas cuando se trata de grupos (de 3 a 4 personas, como máximo). La programación incluye a músicos pertenecientes a todo tipo de estilos y podremos disfrutarlos hasta el 28 de noviembre. El ciclo se inicia hoy con La Plata (21 h.), un grupo que se dio a conocer en el 2016 subiendo una canción grabada de forma casera, Un atasco, a YouTube que rápidamente se convirtió en un éxito sorpresa. A partir de ahí formaron la banda y crearon un éxito tras otro de pop con ecos de punk y hardcore. Composiciones llenas de cortes, aceleraciones, paradas y líneas sinuosas interpretadas siempre con mucha frescura y nervio. Empezamos fuerte.


   

El siguiente fin de semana se abrirá el 30 con Pony Bravo (20.30 h.), un grupo que combina el rock andaluz con el norteamericano, el blues y el reggae. Se formó hace ya 13 años y destacó por su particular sentido del humor y un punto de vista muy crítico y personal. Tras un descanso para participar en otros proyectos Daniel Alonso, Darío del Moral y Pablo Peña regresaron el año pasado con su cuarto disco, Gurú, e incorporando al grupo a Raúl Pérez. Y ahora suenan aún mejor. Al día siguiente conoceremos a Pablo Und Destrucktion (20.30 h.), un cantautor asturiano de folk, pero con detalles de psicodelia y blues, que lleva publicados cinco discos. Sus canciones son algo misteriosas, unos cantos íntimos con letras que buscan lo universal en lo popular y extraer belleza hasta de la violencia, canciones obsesivas con letras desgarradoras. Se le ha definido como un crooner visceral que tanto nos puede recordar a Nick Cave como a Paco Ibáñez, siempre con intensidad y mucha personalidad.


   

Un fin de semana con triples conciertos

Del 6 al 8 de noviembre, el Castell será la sede del AMFest (siempre desde las 18.30 h.), dedicado al rock y la música alternativa con triples conciertos. Ese viernes actuarán los Iou3R, una banda que ha evolucionado desde la electrónica a estilos más próximos al post rock o el noise y presentarán su nuevo EP, La serpSara Zozaya es una cantautora y multiinstrumentista vasca capaz de emocionar con sus creaciones íntimas con un toque nostálgico y una música que une estilos vanguardistas con sonidos de su tierra y nos descubrirá su EP, (I). Completa el primer trío Viva Belgrado, grupo combativo que defiende tres ideales: el feminismo, la igualdad y el respeto a los animales. Son los grandes representantes del scream o el post-hardcore nacional y repasarán su último LP, Bellavista, recién editado.


   

El sábado 7 arrancará con Linalab, una joven colombiana afincada en nuestra ciudad que se formó en la experimentación electroacústica y ha construido un estilo propio a partir del tratamiento del tiempo de la guitarra, las texturas electrónicas y los paisajes sonoros. Jardín de la Croix es un cuarteto madrileño instrumental a caballo entre el post-rock y el rock progresivo que presentará su último EP titulado Letargo. Finalmente, los Obsidian Kingdom son unos exploradores de los límites del rock evitando las etiquetas ya que hacen tanto rock progresivo como post-metal, alternativa o electrónica. En su concierto repasarán los temas de su último trabajo, recién editado, Meat Machine.


   

El AMFest se cerrará con otros tres artistas el domingo. Gyoza es un contundente grupo de rock alternativo que saca fuego de sus instrumentos y nos lo demostrarán interpretando su segundo LP, Early Bird, todo un ejercicio de virtuosismo, ejecución y pasión por la música. El post-hardcore es el estilo del quinteto barcelonés Ànteros, los autores de Cuerpos celestes, que presentarán su nuevo trabajo con un directo potente e intenso. Cerrará el festival Murina, un dúo formado por la italiana Martina de Lugnani (voz y bajo) y la finlandesa Laura Vainio, a la batería. Juegan con el punk más poderoso con ecos de los 90 y su nombre significa gruñido en finés, así que ya podemos imaginar lo que nos espera.


   

Grupos y artistas muy originales

Nos vamos ahora al viernes 13 de noviembre para conocer a Guadalupe Plata (20.30 h.), un grupo jienense de blues-rock, psicodelia y flamenco que combina elementos rústicos como botellas de anís o un barreño con bandurrias, la guitarra y la batería. En sus discos, titulados como la banda, encontraremos corraleras, valses, ritmos ocultos y hasta un homenaje a su ídolo, Screamin’ Jay Hawkins. El viernes 20 de noviembre, a la misma hora, nos espera Astola y Ratón, grupo formado por dos componentes de Fondo Flamenco y Los Delincuentes, abanderados del rock andaluz, aflamencado y callejero. Su tercer trabajo, Rock de Palo tiene aires que recuerdan a Pata Negra y nos lo demostrarán. La siguiente cita es el 21 de noviembre con una doble oferta que abrirá The Limboos (19 h.), banda gallega afincada en Madrid que tiene nuevo disco, Baía. Lo suyo es el rhythm and blues, pero con sabor latino, gotas de góspel y swing y ritmos tropicales. Les seguirán los Flamingo Tours con rockabilly, blues pantanoso, punk soul y más rhythm. Están acabando de producir Wild beasts from the south, con ritmos pegadizos y mucha marcha con temas en inglés y castellano y un sonido potente y apocalíptico.


   

El último fin de semana comenzará el viernes 27 de noviembre con The New Raemon (20.30 h.), el proyecto en solitario de Ramón Rodríguez tras haber participado en 16 álbumes con distintas formaciones como Madee o Ghouls and Ghosts. Su estilo es el pop rock e indie en castellano y presentará en acústico su nuevo trabajo, Coplas del andar torcido, acabado de salir del horno. Y, para acabar, otra propuesta doble el sábado 28 (19 h.), que abrirá Eva Valero, más conocida como Cabiria, con una voz muy particular y mezclando estilos como la música de discoteca italiana, el dreampop anglosajón o la canción melódica española. Explora los sintetizadores y las cajas de ritmos para crear una atmósfera íntima en la que podemos bailar y hasta llorar. Cerrará la sesión Joe Crepúsculo con Supercrepus II, indie en estado puro que muestra la evolución que ha sufrido desde que editó la primera entrega. Una década después revisita el disco original y sigue hablando sobre el amor con temas pop y que describe como un manual de emociones. Incluye Discoteca en ruinas, heredera de los Smiths, o versiones inesperadas como No sé si es amor, a partir del It must have been love de Roxette. Ahora, más que nunca, hay que hacer caso a los Village People: ¡Que no pare la música!


   


   

        item
   

   

       

Sala BCN Tardor

Lugar: Pati d'armes del Castell de Montjuïc (carretera de Montjuïc, 66).

Fechas: hasta el 28 de noviembre.

Precio: de 12 a 18 euros.

Más información: www.salabarcelona.cat