TIENES QUE DEJARTE VER EN...

The Hideout Bar: un refugio de puertas abiertas en Barcelona

Es uno de esos rincones a los que siempre regresas. Una guarida de moda en una concurrida esquina de Gràcia

Albert Fernández

The Hideout Bar: un refugio de puertas abiertas en Barcelona

Como cualquier buen escondite, The Hideout es uno de esos rincones a los que siempre regresas. Esta guarida abre su luna de par en par a una concurrida esquina de Gràcia. Desde fuera, su magnética ambientación atrae sin remedio. Dentro, el bote de un bajo de soul invita al esparcimiento. Un grupo animado se vuelca sobre sus copas de spritz mientras reniegan del sistema capitalista. Asomando desde un mural que es un colorido mosaico de cameos pop, Chaplin parece uno más de la mesa. Un chico con peinado mullet y su animada amiga rubia se ponen a bailar con una versión lounge del 'Walking on the moon'. Al sentarse, se hacen el obligado selfi.

Las mesas altas con taburetes vintage, los pupitres, un antiguo trenecito y detalles que van de los bajos de un maniquí a ese sofá con forma de frontal de coche, rematan la sensación de un vívido anticuario. Ilaria y Cecilia contagian sonrisas y cercanía mientras reparten cervezas, gintónics y platos de su carta veggie. Poco a poco el mundo parece lejano y difuso. Qué importa lo que pase afuera cuando encuentras tu escondite.

Temas De copas