de tiendas

Clay: bello, artesano y mediterráneo

La tienda, en el Born, recorre el 'mare nostrum' a través de bonitas piezas de cerámica y de gres. Son únicas y están hechas a mano

Laia Zieger

Interior de la tienda de artesanía Clay.

Interior de la tienda de artesanía Clay. / JORGE GIL

Descubrir el Mediterráneo bajo otro prisma. El de la materia transformada en objeto útil, bello. El de la artesanía. Es el viaje que propone Clay, que desde el Born recorre el 'mare nostrum' a través de piezas de cerámica y gres sin rumbo fijo, solo respondiendo a flechazos de sus fundadores, Gustavo, Helena y Paula. Jarrones, platos, cuencos, 'mugs', boles... se apilan en esta autodenominada Mediterranean Concept Store. Son colecciones de vajilla seleccionadas por el equipo de Clay, que significa barro en inglés. 

Clay

Banys Vells, 11
Horario: de lunes a sábado, de 12.00 a 20.00 horas

Los objetos que venden llegan sin intermediarios de talleres nacionales o italianos, en su gran mayoría, aunque están abiertos a cualquier tradición alfarera. También hay cristalería de vidrio soplado, obra de una familia de Siria que perpetúa una técnica milenaria. Y algún mueble de madera. También joyería y textil, que llega en gran parte de Turquía, donde son maestros trabajando el lino. Y cortinas, alfombras, mantelería y fundas de cojines. Todo a mano, sin molde, de una elegante y orgánica belleza.

«Son piezas que por su calidad tienen valor y pueden durar toda la vida, transmitirse a otra generación y ser parte de la historia de una casa. Apoyamos la longevidad y, como consecuencia, la sostenibilidad. Además, están vivas y la manera que te vas a relacionar con ellas marca la diferencia», explican en Clay, donde comparten la belleza del objeto y su sabiduría en la materia, y relatan el proceso de producción y la historia de su autor, haciendo vivir al comprador toda una experiencia: «Toca este plato. ¿Ves? Está hecho con resina natural que los artesanos queman junto a la cerámica tras recogerla en el bosque».
 

Temas Tiendas