De tiendas

Friquest: nunca ha sido tan fácil ser fan

Friquest lo tiene todo para los admiradores y coleccionistas de series, películas, videojuegos y libros. Difícil quedarse allí solo cinco minutos

Diana Recio

José y Olga, los dueños de Friquest, delante de los estantes y vitrinas repletas de objetos de series, películas, libros y videojuegos.

José y Olga, los dueños de Friquest, delante de los estantes y vitrinas repletas de objetos de series, películas, libros y videojuegos. / JORGE GIL

Al entrar por la puerta de Friquest (Gran Via de les Corts Catalanes, 679) parece que hayas traspasado un portal a otro mundo. Te plantas al lado de carteles a tamaño real de personajes de películas y series, como el físico Sheldon Cooper de 'The big bang theory', el robot de 'Star Wars' R2-D2 o la inquitante marioneta de 'Saw', Billy. José y Olga, los dueños, han conseguido en tan solo siete meses que sea difícil estar solo cinco minutos en esta tienda de decoración y objetos de coleccionistas. En un instante, puedes pasar de estar en el 'Halcón milenario', la famosa nave de Han Solo, con el androide C-3PO, a aparecer en Poniente, continente de 'Juego de tronos', o pasar por Hawkins, el pueblo donde suceden los inquietantes acontecimientos de 'Stranger things', o Hogwarts, el colegio de magia y hechicería de Harry Potter. Si esto no te ha convencido, también puedes viajar al salvaje oeste acompañado por un joven Clint Eastwood en 'El bueno, el feo y el malo'.

Hay hileras e hileras de estanterías y vitrinas en las que puedes encontrar desde lámparas de Batman, mochilas, tazas y camisetas con logos de películas clásicas a la mítica consola de los 90 Game Boy. «Intentamos tener objetos para todas las edades y gustos», apunta Olga señalando un mueble sobre el que se encuentran diferentes modelos de zoótropos, que son considerados como la antesala del cine. «Ahora hemos empezado a traer objetos de Disney, queremos ampliar mucho más la colección», añade al pasar junto a una vitrina de cristal. En su interior, hay figuras de personajes conocidos por todos: Ariel peinándose con un tenedor, Mickey Mouse sacándose el sombrero, Cruella de Vil, con su chaqueta de piel y el alienígena Stitch con una flor de hibisco detrás de la oreja.

Tradición familiar

La tienda tiene una historia particular, ya que forma parte de la tradición familiar. «No siempre ha sido así -remarca Olga-. Antes teníamos menos de la mitad del espacio y por eso aún tenemos que recolocarlo todo. Esta no es la distribución definitiva». El padre de José empezó trabajando en el primer Mercat dels Encants vendiendo muebles usados. Después, pasó a vender muebles nuevos y, en ese punto, se incorporó al negocio José, que dejó los muebles para dedicarse a la decoración. Y de allí, partió a convertir Friquest en lo que es ahora, un templo para seguidores y coleccionistas de películas y series.

El mercado de productos sobre series y películas y artículos de colección y decoración está en alza. «La verdad es que seguimos manteniendo los clientes que teníamos antes en el mercado, y, además, tenemos clientes nuevos, estamos muy contentos», confirma Olga mientras se dirige al mostrador para atender a una pareja que quiere comprar un póster de Tintín. Se puede encontrar al periodista belga vestido de escocés rumbo a la Isla Negra o embutido en su traje lunar de color naranja, el icónico cohete de cuadros rojos y blancos y la momia del sacerdote inca Rascar Capac. ¿Y quién no recuerda a sus inseparables compañeros, el capitán Haddock, el profesor Tornasol, los agentes especiales de policia Dupond y Dupont y Milú?

Maquetas del coche de 'Regreso al futuro'

Los vehículos más singulares de nuestras películas y series favoritas tienen su espacio también en la tienda. Desde el DeLorean plateado de 'Regreso al futuro', el Cadillac blanco de los 'Cazafantasmas' pasando por la furgoneta del 'Equipo A' a escala 1:64 hasta 1:18. 

La planta subterránea de Friquest está dedicada a 'Juego de tronos', series de animación japonesa, Marvel'Star Wars' -no podrás resistirte al adorable 'baby' Yoda- y una colección infinita de muñecos Funko Pop. Dejamos para el final la esquina del fondo, que está destinada a los coleccionistas natos. Es imposible no quedar maravillado delante de una imponente figura de un T-rex o de 'El padrino'; incluso hay una de 'El hombre mosca' en el icónico momento cuando el cómico Harold Lloyd se cuelga del reloj.

Este es un viaje por todos los mundos de fantasía. Un paseo por nuestra infancia y nuestro presente que nos hace querer quedarnos a vivir en Friquest. ¿Te animas a entrar? 

‘El padrino’

JORGE GIL

Si tu casa está cerca de ser un museo, no puede faltar esta increíble escultura de Marlon Brando en 'El padrino'. Mientras parece decir: «Cada hombre tiene su propio destino».


Rincon wéstern

JORGE GIL

Réplicas de pistolas y revólveres, placas del 'sheriff', todo acompañado por fotogramas de clásicos. Como diría Blondie, «cada revólver tiene su voz, y yo esa la conozco».


Harry Potter

JORGE GIL

Varitas, bufandas, corbatas o el mapa del merodeador. Puedes encontrar todo tipo de objetos mágicos para hacer más de un hechizo. Para abrir la vitrina prueba a decir 'alohomora'.

Temas Tiendas