Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

DE LA CIUDAD AL PUEBLO

13 razones para ir a Sant Andreu

Hay vida más allá del centro. Visitamos los rincones que dan personalidad a este barrio con espíritu de pueblo

Laura Conde

Fabra i Coatas es un hervidero de creatividad cultural que acoge todo tipo de actividades.

Fabra i Coatas es un hervidero de creatividad cultural que acoge todo tipo de actividades. / RICARD CUGAT

Con un hermoso centro histórico empedrado, repleto de casitas bajas que te trasladan a otros tiempos, Sant Andreu es uno de esos barrios de Barcelona que enamoran de inmediato a los visitantes. Tiene, además, un potente tejido asociativo y una intensa vida comercial y cultural que te recuerda que hay vida más allá del centro. Pasen y vean.

1. Fàbrica de creació Fabra i Coats

Sant Adrià, 20

93 256 61 50

Es, sin duda, uno de los centros de cultura contemporánea más interesantes de Barcelona, algo así como un 'off-CCCB' de las afueras donde se suceden las actividades culturales. El edificio, una antigua fábrica construida en 1910 que se ha rehabilitado respetando la estructura original, merece por sí solo una visita, y actualmente ofrece espacios de trabajo a diferentes artistas de la ciudad de diversas disciplinas. La Fabra i Coats es, además, un hervidero de creatividad: acoge festivales, conciertos, visitas guiadas, exposiciones, ciclos documentales y otros eventos.


2. Bar Versalles

Gran de Sant Andreu, 255

93 179 49 07

joan mateu parra

En pleno centro neurálgico de Sant Andreu, entre la plaza del Comerç y las bonitas arcadas del mercado (ahora en fase de rehabilitación) encontrarás el epicentro de la vida social y cultural en el barrio: un bonito restaurante modernista con una barra central siempre animada donde podemos desayunar, comer, cenar y vermutear a cualquier hora del día. Los fines de semana por la noche puedes incluso bailar, pues cuentan con un espacio de discoteca en el sótano que acoge a un público variopinto de todas las edades. Así pues, si hay un lugar en Sant Andreu en el que se cuecen cosas, y no solo a nivel gastronómico –el Sándwich Versalles es un 'must'– es, sin duda, este rincón legendario en pie desde 1915.


3. Abans morta que senzilla

Ajuntament, 22

93 311 77 74

En este caso, el nombre no hace honor a esta tienda de ropa repleta de prendas urbanas y cómodas, donde reina la sencillez y esa idea de que cualquier mujer puede estar estupenda sin necesidad de sufrir con modelitos imposibles y tacones de vértigo. Así pues, con la sencillez por bandera y con prendas y complementos tan versátiles que tanto sirven para ir a trabajar como para recoger a los niños de la escuela o asistir a un cóctel tras el trabajo, Abans morta que senzilla es un valor seguro a la hora de comprar ropa en el barrio.


4. Sant Andreu Teatre-SAT!

Neopàtria, 54

93 345 79 30

ricard cugat

Los andreuencs suelen estar especialmente orgullosos de su barrio, del que destacan que es como un pequeño pueblo ubicado en Barcelona que dispone de todos los servicios. Por tener, tiene hasta un teatro, el Sant Andreu Teatre- SAT!, cuya programación sigue dos líneas: por un lado, el teatro familiar y para escuelas, y por el otro, la danza contemporánea. Cuenta con un área infantil para visitar antes de la función, un espacio de manualidades y todo lo necesario para que las familias del barrio sean asiduas de este pequeño lugar en el que siempre pasan cosas, que acoge además diversos ciclos a lo largo del año.


5. Marilyn

Gran de Sant Andreu, 248

93 250 78 23

Un valor seguro a la hora de comer bien en Sant Andreu es este restaurante sencillo y coqueto, donde podrás tomar tanto un resultón ceviche como un rabo de toro o unos canelones. Siempre concurrido y de ambiente distendido, Marilyn es ideal tanto para una cena en pareja como para una salida de grupo o un encuentro en familia. Su menú de mediodía de lunes a viernes, a 10,95 €, con numerosas opciones a elegir, es un valor seguro si quieres comer bien a buen precio por la zona. Los que no perdonan un cóctel después de cenar deberían reservar mesa en Marilyn.


6. Several Cafè

Gran de Sant Andreu, 165

634 24 35 71

Sant Andreu también tiene su cafetería cuqui en la que pasar la tarde haciendo grandes cosas en el portátil mientras degustas un zumo multicolor. Acompañado, a poder ser, de una de sus tartas caseras, riquísimas, en un local siempre ambientado en el que te sentirás como en casa desde el primer momento. Cuando el tiempo acompaña, su terraza es ideal para disfrutar del que es, probablemente, el mejor café del barrio (aunque también tienen unos tés buenísimos y chocolates a la taza), que casa a la perfección con unas madalenas de zanahoria, un 'brownie' de galletas y una larga lista de 'delicatessen' dulces.


7. La Tribu

Pons i Gallarza, 30

93 153 72 82 / 666 538 282

joan mateu parra

Que un lugar como Sant Andreu, con un tejido asociativo y cultural tradicionalmente muy potente, no tuviese una librería de proximidad, pensada como un centro dinamizador cultural del barrio, era algo que no cabía en la cabeza de los artífices de La Tribu, Dàlia R. Bonet, Enric Pons y Marc Pons, estos últimos vecinos del barrio. Y como no existía La Tribu, no tuvieron más remedio que crearla, y acaban de inaugurarla con gran éxito el pasado Sant Jordi con un catálogo que combina la literatura infantil y la adulta generalista. El espacio, una antigua masía rehabilitada, es enorme y precioso, y cuenta con una gran sala en la que se harán talleres, presentaciones, clubes de lectura y todo tipo de actividades relacionadas con los libros.


8. Casa Bloc

Paseo de Torras i Bages, 91-105

elisenda pons

Este complejo de edificios en forma de S, construidos entre 1932 y 1936, es un ejemplo paradigmático de la primera arquitectura racionalista en Catalunya, a cargo de Josep Lluís Sert, Josep Torres Clavé y Joan Baptista Subirana. En su día fueron viviendas de familias obreras, en un claro ejemplo de la primera arquitectura realmente moderna en la ciudad, contrapuesta al Eixample del siglo XIX. En la actualidad, se puede visitar la vivienda 1/11, gestionada por el Museu del Disseny y reconvertida en piso-museo, y observar su estructura y aspecto originales tal y como fue pensada en su día por sus creadores.


9. Llúpol

Mateu Ferran, 4

605 08 10 30

El reino de la cerveza artesana en Sant Andreu se llama Llúpol y no es, ni mucho menos, una cervecería al uso: es un centro de divulgación cervecero en Barcelona, donde se organizan presentaciones, talleres, catas y otras actividades relacionadas con este mundillo en auge. Disponen de más de 200 referencias de cervezas nacionales y de importación, así como de cuatro tiradores para disfrutar de las más variopintas birras artesanas, seleccionadas siempre con mimo y sabiduría. ¿Una recomendación? Un maridaje con quesos.


10. Xarcuteria J. Tena

Gran de Sant Andreu, 326

93 311 54 07

No es el único, pues el popular mercado de Sant Andreu (actualmente en rehabilitación) es un despliegue de tiendas delicatessen, pero uno de los paraísos para los sibaritas del barrio es este establecimiento del que es imposible salir con las manos vacías. Esta charcutería, donde hay una gran variedad de piezas para todos los gustos y bolsillos, además de un interesante surtido de quesos, ofrece una interesante selección de productos gurmet. Conservas, pastas, dulces y pasteles, aceites y vinagres, mermeladas y miel, además de una selección de platos caseros precocinados, forman la oferta de Xarcuteria J. Tena, un espacio de referencia que cuenta con otro establecimiento en Poblenou.


11. Lágrima negra

Coroleu, 6

93 518 57 02

joan mateu parra

Esta coctelería de autor abierta hace tres años es la hermana mayor de la tienda de antigüedades con el mismo nombre, ubicada en Gran de Sant Andreu, 132. Ambas son el fruto de la pasión de sus artífices, Pablo Martínez y Antonio Cruz, tanto por la coctelería –especialmente los gintónics– como por las antigüedades, con un estilo muy personal que mezcla las antigüedades de la India con otras piezas de diseño contemporáneo. Si queremos tomar un cóctel original, la apuesta está clara: el Beso de Isis, una sensual mezcla de fresa triturada, coco, piña y vodka, voluptuosidad pura. Abre las noches de jueves a domingo.


12. Ateneu Obrer de Sant Andreu 

Abat Odó, 71

93 311 23 43

No es una escuela más de arte y teatro para niños y adultos, sino un edificio emblemático del barrio. Data de 1885 y en su día fue incluso un instituto de enseñanza secundaria que posteriormente trasladó su sede a otra ubicación. Pisar el emblemático Ateneu es encontrarse cara a cara con un pedazo de historia de aquel barrio que aún no pertenecía a Barcelona (se anexionó en 1897), que fue creado como una escuela para la clase obrera y actualmente es un espacio privado sin ánimo de lucro pensado para divulgar la cultura. Aquí podrás practicar desde artes plásticas a teatro, hip hop, dibujo, zumba o inglés a precios muy competitivos.


13. Addams House

Castellbell, 24-32

620 54 90 50

Ochenta minutos, entre dos y seis jugadores y absolutamente adrenalínico. Así es Addams House, un escape room que recomiendan los 'escape masters' Eulàlia Pujades y Josep Brull, auténticas enciclopedias en la materia y creadores del blog Die Helden. Esta pareja ha logrado escapar, se dice pronto, de más de 900 de ellos. Aquí tendremos que salir nada menos que de la mansión de la familia Addams y, para ello, superar todo tipo de pruebas y acertijos con el objetivo de burlar su potente sistema de seguridad. Misterio (que no miedo) asegurado en un ambiente exquisito que nos trasladará de un plumazo a la casa de los Addams, en un juego recomendado para mayores de 18 años. En Sant Andreu hay otro escape room clásico: Retobox (Fernando Pessoa 17), que cuenta con tres salas, un cabaret 'sui géneris', un barco pirata y una celda.