Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

la ciudad del sol naciente

10 'embajadas' de Japón en Barcelona

Recorremos tiendas, restaurantes, librerías y fiestas de la ciudad que expanden la cultura nipona en la ciudad

Sílvia Alberich

Pika Pika Shop BCN vende objetos inspirados en la cultura pop japonesa.

Pika Pika Shop BCN vende objetos inspirados en la cultura pop japonesa. / Ricard Cugat

Japón levanta pasiones no solo por los deliciosos y demandados bocados de 'sushi', sino también por el amplio y atractivo abanico de propuestas culturales y lúdicas que ofrece. Y Barcelona es la mejor opción para disfrutar de las singularidades y atractivos del país asiático sin moverse de la capital catalana

1. Para abrir boca…

Ochiai (Urgell, 110) y Usagui (Santjoanistes, 28)

Takashi Ochiai, en su pastelería / ferran nadeu

Sin duda, la gastronomía es uno de los platos fuertes del universo nipón y en Ochiai lo saben bien. Esta pastelería, bautizada con el apellido de su fundador (Takashi Ochiai), se ha convertido en un punto de referencia para los amantes de los bocados más exquisitos. Al contrario de lo que se pueda pensar, Ochiai empezó su andadura, el verano de 1983, elaborando postres típicos catalanes y franceses. Fue una década después cuando incorporó los típicos japoneses.

Todo lo que lleva té verde 'matcha' es lo más solicitado. "Está presente en 'mochis', helados, trufas… Tenemos como mínimo 15 variedades de este té", explica Ochiai (en la foto). También tienen creaciones exclusivas, como el 'mousse' de chocolate con 'yuzu', un cítrico típico japonés. 

La carta de este dulce paraíso también incluye auténticas delicias occidentales, como las catanias de almendra y avellana caramelizada y el cruasán artesano de mantequilla, premiado como el mejor de España en el 2013. Estas irresistibles creaciones han hecho merecedor a Ochiai del reconocimiento de Mejor Maestro Pastelero del 2014. Y el 'panettone' que elaboran en su pastelería fue elegido el mejor de España en el 2018.

Y, por si esto fuera poco, quienes quieran experimentar con la gastronomía y el arte floral tienen la oportunidad de hacerlo en alguno de los cinco talleres que imparten: comida japonesa, 'ikebana', 'mochis', cruasán y té verde. "Duran tres horas y son muy prácticos, para que la gente lo pueda hacer luego en casa", añade Ochiai.

Otro dulce referente japonés es Usagui, una acogedora cafetería en la que se pueden degustar desde los típicos 'mochis' hasta las tartaletas de 'mousse' de té verde o el pan de melón, un brioche con aroma a esa fruta. Los tés son otro de los puntos fuertes de este establecimiento, que incorpora un obrador donde se elaboran los dulces de forma artesanal.
 


2. Para darse un festín

Robata (Enric Granados, 55), Koy Shunka (Copons, 7), Wakasa (Nàpols, 287) y Ramen-Ya Hiro (Girona, 164)

Fabiola Lairet, del restaurante Robata / ricard fadrique

La oferta de restaurantes japoneses en Barcelona es amplísima y muy variada. Aun así, no todos están al mismo nivel ni consiguen trasladar al comensal a las 'izakayas' más emblemáticas de Tokio. Uno de los que lo ha conseguido ha sido Robata, que significa brasa en japonés. Y es que el pescado y la carne a la brasa son la especialidad de este local, en el que también se puede degustar un delicioso 'sushi'.

Donde también pueden presumir de 'sushi' (y de estrella Michelin) es en Koy Shunka, cuyo nombre, traducido al español, significa "intenso aroma de temporada". El chef Hideki Matsuhisha está al frente de este prestigioso restaurante, que fusiona los sabores típicos de Japón con los del Mediterráneo. "No es un restaurante-fusión, sino un japonés cuya base es el producto local"  explican en el restaurante. Su producto estrella es el atún. Pero no es el único. Los fideos japoneses, el guisante en su jugo con gamba y la angula del delta del Ebro se encuentran también entre sus delicias.             

Y, para quienes buscan la máxima autenticidad y quieren sentirse como en el comedor de una casa en Japón, Wakasa es el escenario ideal. Un matrimonio prepara con dedicación y cariño cada plato en esta taberna de Gràcia, famosa por su exquisito 'sushi'. Si hay que escoger, de su carta no hay que perderse los 'nigiris' ni los 'makis' de salmón y nabo.

Casi tan famoso como el 'sushi' lo es el 'ramen', una sopa de fideos con ingredientes variados que se ha convertido en un icono de la gastronomía nipona. En Ramen-Ya Hiro son expertos en este plato, del que solo preparan tres variedades distintas –soja, miso y marisco– por una cuestión de calidad y rapidez. Los fideos son de producción artesana y el delicioso caldo, resultado de una larga y lenta cocción que le otorga un sabor auténtico. Las colas son kilométricas.


3. ‘Made in Japan’

Tokio-ya (Girona, 119)

Para los que quieran disfrutar del país nipón sin salir de su hogar (o haciéndolo solo para ir a comprar), la mejor opción es Tokio-ya. En este supermercado tienen una amplia oferta de productos de alta calidad procedentes de Japón. "A diferencia de otros establecimientos que venden productos asiáticos, nosotros estamos especializados en los japoneses", destaca Dunia Sánchez, responsable de la tienda, a la que suelen acudir “tanto gente que ha ido a Japón y ha probado su sana gastronomía, como personas que van a viajar allí y quieren probarla primero”.  

Al 'sushi', el arroz y la soja -baja en sal y también sin gluten- se unen superalimentos típicos del país asiático como el alga 'wakame' y el 'natto'. La primera es rica en calcio y ayuda a prevenir la osteoporosis, mientras que el 'natto', un derivado de la soja rico en vitaminas y minerales, es un gran aliado para prevenir enfermedades cardiovasculares. El 'matcha' también está muy presente en esta tienda, tanto en caramelos como en té y 'mochis'.


4. Mucho más que accesorios

Muji (paseo de Gràcia, 21)

Japón no es solo gastronomía. La ropa, los productos para el hogar, la cosmética y los artículos de cocina y papelería han ganado terreno en los últimos años y son un gran reclamo. Conscientes de ello y con una filosofía que huye de las marcas, nació Muji -que en castellano significa "producto de calidad y sin logo"-, que inauguró hace apenas dos meses en Barcelona su tienda insignia, la más grande de Europa.

Se trata de un espacio de 1.200 metros cuadrados repartidos en tres plantas y ubicado en el paseo de Gràcia. Comida, cosmética japonesa, libros relacionados con los productos que venden y servicios personalizados, tanto para ropa como para asesoramiento en interiorismo, son algunas de las novedades que pueden encontrarse en este espacio. "Los artículos de papelería y almacén siguen siendo los más demandados, aunque la ropa cada vez va más al alza", afirma Joaquim de Toca, presidente de Muji en España y Portugal.   


5. 'Haikus', talleres, un club de lectura y clases de japonés

Haiku (Montseny, 7), Espai Daruma (Secretari Coloma, 32, local 7) y Eikyo (Sant Medir, 13)

Haiku. 

También venden accesorios de papelería, utensilios de cocina o muñecas en Haiku, que en japonés significa poema. Un nombre muy acertado para esta famosa librería, ya que, además de los artículos citados, cuentan con una amplísima colección de libros. "Tenemos muchos títulos, tanto de autores japoneses como de otros países que hablan de Japón", destaca Marian Martínez Castellanos, responsable de la librería, en la que también organizan talleres y cursos sobre distintas disciplinas de la cultura nipona. Entre ellos se encuentran los de 'ikebana', acuarelas, encuadernación japonesa, dibujo manga y escritura de 'haikus'.

Precisamente, estos poemas son el leit motiv de este acogedor espacio, que organiza cada año un concurso de ‘haikus' en castellano y catalán. "Ya llevamos cuatro ediciones y, de cada una, editamos un libro", cuenta Martínez. Con mayor frecuencia -mensual-, ofrecen un club de lectura de literatura japonesa, gratuito y abierto a todo el mundo, en el que podrás descubrir desde los autores japoneses más famosos hasta otros menos conocidos, y sumergirte en novelas de distintos géneros. 

Espai Daruma es otro punto de encuentro indispensable para los amantes de la cultura japonesa. Además de clases de japonés, este espacio organiza noches temáticas, unas jornadas en las que profundizan sobre distintos temas del país asiático mediante recursos de manga y 'anime', dos de los puntos fuertes de la entidad.

También lo son en Eikyo, un espacio dedicado a la cultura japonesa que edita una revista homónima. En esta tienda se pueden encontrar desde un mono 'totoro' para bebés hasta un 'caganer' de Pikachu, pasando por un cojín de Arale e infinidad de darumas artesanales. Este singular espacio también organiza talleres gastronómicos y artísticos, así como presentaciones y fiestas de cumpleaños.


6. Viñetas que cobran vida

Norma Cómics (paseo de Sant Joan, 9) y Continuarà Cómics (Via Laietana, 29)

Norma Cómics / ricard cugat

Y, para género estrella, el cómic, que encuentra en el manga y el 'anime' su mejor expresión. Barcelona alberga algunas de las librerías de referencia en el arte de dibujar viñetas y contar historias. Ejemplo de ello es Norma Cómics, que cuenta con un impresionante fondo de catálogo manga. "Tenemos el estoc más amplio en manga de España y trabajamos con este material desde que se inició y popularizó el género en nuestro país", explica Miguel Ángel Parra, dependiente de la tienda.

Pokemon, Pikachu y 'Dragon Ball' conviven con personajes de Marvel como Hulk, Spiderman y el Capitán América en este almacén de proximidad creado hace más de 35 años. Además de seguir vendiendo cómics, la librería se plantea realizar otras actividades. "Estamos renovando la tienda y, en un futuro cercano, haremos exposiciones, proyecciones y sesiones de firmas", añade Parra.

Otro templo del tebeo es Continuarà Cómics, una céntrica librería a dos pasos de la catedral en cuyas dos plantas encontrarás en perfecta armonía personajes de manga con otros de cómics estadounidenses y europeos.


7. Artesano y local

Pika Pika Shop Bcn (Ramón y Cajal, 45)

Y, para emblemáticos, Goku, Doraemon o Arale, personajes que ocupan estanterías y buena parte de Pika Pika Shop Bcn, una tienda situada en el Born en la que se pueden encontrar, además de esos ilustres dibujos animados, otros productos hechos a mano por artistas locales.

Los amantes del 'amigurumi', el ganchillo y la papiroflexia podrán aprender y disfrutar en los cursos que organizan en Pika Pika Shop Bcn. También lo harán quienes quieran iniciarse en el idioma japonés, una lengua ancestral que hablan unos 120 millones de personas, con un curso sobre nociones básicas para conocer de cerca su sistema de escritura y sus expresiones típicas. 


8. Un festival de música, videojuegos y gastronomía

Kabukime.party (Fira Villarroel, en Villarroel, 216)

Una de las fiestas de Kabukime.party. 

¿Buscas una propuesta de ocio nocturna que tenga el auténtico sello nipón, en la que no falten la música, los videojuegos y la gastronomía? Entonces, no puedes perderte la cita mensual de kabukime.party, una propuesta de ocio nocturno que empezó hace un par de meses en la Fira Villarroel (Villarroel, 216).

"Hay mucha gente interesada en la cultura japonesa que necesita sentirse identificada y conectar con otras personas afines a ella", explica Jordi Busom, uno de los responsables de la iniciativa. Y añade: "Kabukime.party es un punto de encuentro exclusivo y elegante que pretende subir el listón de la actual oferta nocturna centrada en la cultura oriental".

El nombre fusiona la tradición con la modernidad, ya que 'kabuki' vendría a significar "el arte de cantar y bailar" y 'me' es el primer pronombre personal en inglés. Una selección de 'disc jockeys', coreografías en directo dirigidas por expertos de una escuela internacional, juegos colectivos, concursos y un cátering con propuestas asiáticas y de fusión son los ingredientes estrella de esta propuesta nocturna que gana adeptos en cada fiesta. La próxima cita, el 2 de febrero. 


9. De lo callejero a lo transgresor

Madame Chocolat (Ronda de Sant Pere, 68)

La moda del país del sol naciente es tan variada como original. De ahí que también lo sean sus tiendas, que ofrecen prendas y complementos. El 'harajuku style' o estilo callejero japonés ha calado hondo en Barcelona y el ejemplo más representativo es Madame Chocolat.

La estética Lolita y el mundo gótico comparten espacio en esta peculiar tienda pensada para todos los bolsillos, ya que cuenta con artículos de segunda mano y complementos muy asequibles que darán el toque final a un total 'look' de lo más singular.


10. Mucho más que kimonos 

Nunoya (Trafalgar, 14)

Nunoya / juan camilo moreno

Vayamos ahora a la materia prima de esas prendas, los tejidos. De ello saben mucho en Nunoya, una tienda repleta de telas coloridas y estampadas procedentes de Japón. Se pueden comprar por metros o por retales. Las preciosas y originales telas de Nunoya son la base para confeccionar pañuelos, cojines, camisetas, vestidos alpargatas, cualquier textil para el hogar o incluso kimonos, prenda fetiche por excelencia de la cultura nipona.