Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

TIENDAS

De compras solidarias

Te descubrimos dos iniciativas con carácter para que desgastes la Visa con conciencia: Piel de mariposa y Save the mama

Natàlia Queralt

La tienda Piel de mariposa ayuda en la investigación de una enfermedad genética que hace que tengas la piel tan sensible como las alas de una mariposa.  

La tienda Piel de mariposa ayuda en la investigación de una enfermedad genética que hace que tengas la piel tan sensible como las alas de una mariposa.   / Adriana Domínguez

Comprar en 'charity shops', –tiendas solidarias–, es una tradición muy arraigada en países como el Reino Unido, pero aún sigue siendo una rareza en nuestro país. Si eres de los que aún cree que en las tiendas solidarias solo hay ropa agujereada de segunda mano, te aconsejamos que leas con atención. Y, después, hagas una visita a estos dos maravillosos establecimientos que te proponemos.

Tienda Solidaria Piel de Mariposa

Paseando por la calle Torrent de l’Olla, cerca del cruce con Travessera, no sería de extrañar que te llamara la atención un establecimiento en el número 100 repleto de ropa, complementos, libros, juguetes y objetos de decoración. A primera vista, parece una tienda 'vintage' donde encontrar gangas a mitad de precio. Sin embargo, si terminas entrando, te darás cuenta de que este espacio tiene algo especial.

«La mayoría de la gente no sabe que se trata de una tienda solidaria», explica Isabel Gascó, responsable del establecimiento en Barcelona. «Entonces, se acercan al mostrador y les explicamos qué es la Piel de Mariposa y cómo funciona este proyecto». Esta iniciativa está impulsada por la Asociación DEBRA-Piel de Mariposa, que tiene como objetivos dar a conocer la epidermóslisis bullosa, conocida popularmente como piel de mariposa, –una enfermedad genética poco frecuente que hace que las personas que la sufren tengan la piel tan sensible como las alas de una mariposa–, y recaudar fondos para su investigación.

«Muchas de las personas que han entrado para preguntar se convierten en clientes habituales y nos hacen donaciones», afirma Gascó, quien asegura que en apenas seis meses, la tienda ya cuenta con una veintena de voluntarios que realizan funciones de apoyo. O, mejor dicho, voluntarias, ya que las mujeres son, con diferencia, las que más compran y más donan, según explica.

Save the mama

Si buscas en Instagram las palabras «save the mama» (spoiler), te aparecerá un cuenta con más de 11.000 seguidores que recauda fondos para la investigación del cáncer de mama mediante la venta de camisetas, sudaderas, bolsas de tela y otros artículos con un diseño común: el dibujo minimalista de un pecho y una cicatriz.

Diseño de Save the mama.

Detrás de esta cuenta, se encuentran Ariadna Sempere Jessica Orea, las impulsoras de esta asociación familiar contra el cáncer de mama, creada en octubre del 2016, que tiene como objetivo visibilizar, informar y recaudar fondos para su investigación. La madre de Ariadna y tía de Jessica padeció esta enfermedad durante cinco años. «Creo que en la actualidad existe una visión un poco edulcorada del cáncer de mama», afirma Jessica Orea. «Probablemente se debe a las campañas de marketing que realizan grandes marcas, pero no debemos olvidar que un 20% de las mujeres que sufren esta enfermedad no la superan».

Como suele ocurrir, su perfil en la red es solo la punta del iceberg de una iniciativa solidaria que cuenta con su propio espacio en el número 115 de la calle Valencia, donde organizan actividades como clases de nutriciónescritura creativa o sesiones de yoga dirigidas a pacientes y a su entorno cercano. «Es un espacio que se encuentra al lado del Hospital Clínic, donde las pacientes comparten experiencias y crean vínculos de solidaridad con otras mujeres». Además, también disponen de un pequeño rincón que funciona como tienda solidaria y donde se pueden adquirir sus productos solidarios.

Temas: Tiendas