Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

de tiendas

En La Variété está el gusto

Este negocio del Raval vende objetos decorativos y muebles realizados a mano con materiales naturales y sostenibles

Laia Zieger

Interior de La Variété, en el Raval.

Interior de La Variété, en el Raval. / DANNY CAMINAL

‘Variété’ se traduce del francés como "variedad de cosas", y lo cierto es que no hay mejor nombre para esta tienda ubicada en la zona de compras más ‘cool’ del barrio del Raval. La Variété abrió sus puertas en el año 2011 en un diminuto local de la esquina que forman las calles del pintor Fortuny y del doctor Dou. No se sabe si es por los colores predominantes de su género (blancos y pasteles), su luminosidad o la combinación armoniosa de las texturas de sus materiales (madera, algodón, papel…), pero su escaparate atrapa e invitaba a entrar, transmitiendo una sensación de serenidad y calidez.

Una vez dentro, es la típica tienda en la que siempre encontrarás algo aunque no lo andes buscando ni lo necesites en absoluto. Pero te lo querrás llevar porque sabes que hará muy feliz a alguien o convertirá tu oficina o tu hogar en un lugar mejor.

La Variété

Doctor Dou, 12.
Tel. 93.270.35.15.
Horario: de lunes a sábado, de 11.00 a 15.00 y de 16.00 a 20.30 horas.

Ante el éxito que ha cosechado, el local original se ha quedado pequeño y desde este año han abierto otra tienda justo enfrente, en la calle del doctor Dou, que ocupa un impresionante y magnífico espacio, de tan grandes dimensiones que hace las veces de 'showroom', tienda, almacén y taller.

Lo que encontramos en su interior es lo mismo que antes pero con aún más variedad de objetos de decoración y para el día a día, además de muebles más voluminosos: sillas, taburetes, jarrones, cojines, bolsos pequeños y de tipo ‘shoppers’ de algodón, macetas, colgadores, lámparas colgantes y apliques, canastas, cestas, bandejas, boles...

BAMBÚ, MADERA DE MANGO, MIMBRE, CRISTAL...

El ADN de la La Variété y su originalidad radican en que cada pieza está realizada con materiales naturales y sostenibles (bambú, madera de mango, mimbre, algodón, cristal…), en pocas unidades y respondiendo a un proceso totalmente artesanal, desde la recogida de los materiales hasta el pulido, el moldeado, la pintura...

Diferentes familias de artesanos de la zona tailandesa de Chiang Mai, cada una especializada en algún tipo de producción (tejedores, escultores…), son sus proveedores. Y mientras Raquel Muntal gestiona la tienda de Barcelona, Ricard Commeleran, su socio, se encarga de coordinar la realización de los materiales en Tailandia.

Además, ambos añaden su granito de arena a cada pieza, incorporando pautas de diseño, limitando las habituales decoraciones del país asiático (más cargadas) a un gusto más 'europeo' o pintando alguna pieza. El resultado son objetos atemporales que aportan naturalidad al espacio, así como un toque 'cosy'.

PEQUEÑO TAMAÑO Y PEQUEÑO PRECIO

La variedad de piezas de pequeño tamaño (y pequeño precio) hacen que La Variété sea el lugar ideal para encontrar un detalle o regalito. "Lo que más hemos vendido en la historia de nuestra tienda es, sin duda, nuestro pequeño jarrón de cristal con ventosa para colgar en un cristal, conocido como 'El botilet'. También los colgadores de pared", explica Muntal.

Precisamente esos pequeños colgadores son un buen ejemplo de la esencia de la marca. "Un par de veces al año se recogen los restos de ramitas de los árboles de eucalipto que han sido podados. Mi socio y yo también participamos en la colecta para seleccionar las piezas más bonitas. Las llevamos a la familia, que las prepara y después las mandamos a Barcelona donde, a veces, les doy un toque de pintura, por ejemplo. Los procesos de producción duran unos tres meses; es mucho tiempo pero es lo que se necesita cuando se trabaja de forma artesanal y a mano", añade.

En La Variété hay objetos a partir de los cuatro euros. Todos, elaborados con mucho mimo y buen gusto.

Temas: Tiendas