Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ruta de penalti

El 11 ideal (de bares) para ver el fútbol

Donde realmente se aprecian las jugadas no es en el VAR, sino en el bar, con b. Aquí va nuestra alineación de locales para aullar como una hiena y celebrar los goles a golpe de jarra

Albert Fernández

Belushis es la Sodoma y Gomorra del fútbol y el extra de queso.

Belushis es la Sodoma y Gomorra del fútbol y el extra de queso.

El día del fútbol no es momento de introspección. Más que buscar la paz interior, lo que necesitas es aullar como una hiena con cada ocasión, chocar palmas con quien sea y celebrar goles a golpe de jarra. Aquí va una alineación compensada de locales con todo tipo de ambientes y aficiones, para que te sumerjas en el rugido fanático comunal y en un trago de 90 minutos.

1. Belushi’s Bar Barcelona

Bergara, 3
En el céntrico bar de esta popular franquicia de albergues todo chorrea: las hamburguesas, la salsa de los nachos, las pintas escurriéndose por los gaznates y las filas de chupitos de Jäger. Ese desparrame se multiplica a la enésima potencia con el delirio deportivo multipantalla de este hangar siempre a rebosar, donde nadie habla tu idioma. Belushi’s es la Sodoma y Gomorra del fútbol y el extra de queso. www.belushis.com/bars/barcelona


2. Mau Mau Underground

Fontrodona, 35
Parece de Tinder, pero da para Champions. Este lounge club instalado en un mega loft en pleno Poble Sec, con ambiente moderno y luces tenues, dispone de una selección de gins y vodka premium ideal para lanzar el típico repertorio de tanteo que usamos al conocer a un match. Pero, ah, amigo, los días que juega el Barça la finura se olvida hasta en el afterwork más pizpireto. Cuando ves a Messi a 300 pulgadas, ya no hay swipe right que valga. www.maumaunderground.com


3. La Violeta de Gràcia

Maspons, 6
Si madrugas para coger sitio antes del partido, tu llegada se verá acompañada por el repiqueteo de las mesas de dominó sobre el mármol y las tiernas discusiones de final de partida de los iaios del barri. En el bar de este centro cívico de Gràcia basta con dos pantallas sobre los expositores de chips para que se monte una algarabía familiar culé encantadora. Eso sí, tendrás que pedirle el mando a las ajetreadas camareras para poner la Champions. www.lavioleta.cat


4. Bar Paris-Taxi

Riera de Sant Miquel, 23
Irreductible garito francófilo que sabe dar buena réplica al sonido ambiente de cualquier estadio. Paris-Taxi es como una aldea gala. Toda la barra está ocupada… ¿Toda? ¡Sí! ¡Y también las mesas y el patio! Te costará mirar el partido en medio de esa folie de retransmisiones en francés, cantos improvisados, camisetas de Mbappé y Obélix exaltados berreándole allez Paris! al primero que pasa. www.paristaxibcn.com


5. Bágoa

Plaza del Doctor Letamendi, 24
En este clásico de Barcelona ya puede plantarse un Nazgul en la barra, que nadie le prestará atención. Desde las generosas raciones a las fotos casposas de Ava Gardner, el surtido de inputs en este clásico de Barcelona es tan nutrido que lo único importante es llegar pronto y desplegar codos mientras el camarero, de esos que te llaman «caballero», te pone el canal Liga y uno de sus antológicos bocatas de jamón canario.


6. Sports Bar Italian Food

Ample, 51 / Diagonal, 123 / Marina, 290

ÁLVARO MONGE

Manteles de papel con las líneas de un terreno de juego dibujadas: ¿quién no querría cenar en un sitio así? Pues poca broma, porque estos locales italianos (hay tres en Barcelona) tienen platos de pasta y pizzas muy top. Otra cosa es la decoración, con escudos de clubs de fútbol en las paredes, el espacio entre mesas o esa contaminación lumínica importante. Pero no les vamos a explicar ahora a los italianos lo que es la elegancia. www.sportsbaritalianfood.it


7. La Pròrroga Bar

Les Guilleries, 10

ELISENDA PONS

Si hay algo que nos pone más nerviosos que ver a Luis Suárez regatearse a sí mismo para acabar chutando contra la pierna de un defensa, es querer otra birra y ver al camarero desbordado, lejos de nuestro alcance. En La Pròrroga Bar ese problema no existe desde hace tiempo: hay tiradores instalados en algunas mesas y una zona común de surtidores con un buen repertorio de barril, importación y artesanas. Ojo, hay que saber tirarla; y más si estás mirando de reojo el penalti. www.facebook.com/laprorrogabar


8. La Bodegueta del Guinardó

Varsòvia, 84
Si buscamos un barrio un poco menos mainstream, en la zona de Horta-Guinardó encontramos esta bodega de toda la vida recién renovada. Ambiente culé a más no poder, parroquia entrañable y el griterío habitual, con precios populares entre barriles y esas frases hechas que amamos tanto, escritas en pizarras y espejos. La vida es muy corta para tomar vino malo. labodeguetadelguinardo.com


9. Belchica Bar y Bistró

Villarroel, 60

Los más eruditos futboleros pueden quedarse en fuera de juego viendo las estanterías repletas de libros centenarios en este local con propietario y afluencia belga. Claro que a las dos pintas cualquier carrera de Hazard provoca oleadas de aullidos flamencos. Justo al lado del bar queda el bistró, por si tienes que compensar a la pareja con una buena cena después de hacer el hooligan. belchica.be/bar


10. The Philharmonic

Mallorca, 204
Hay muchos pubs ingleses en la ciudad, pero pocos nos dan tanto cariño como este local con tradición musical y un ambiente tan genuino que no haría sospechar ni a Sherlock Holmes. Aquí es fácil olvidarse de que estás en Barcelona antes incluso de la primera Guiness. Madera del suelo a las barras, platos brit típicos como fish & chips y steak pie, bufandas con el lema You’ll never walk alone, cierto olor a santidad y Gary Lineker susurrándote desde la pantalla con tremenda flema lo que piensa de Mou. www.the-philharmonic.com


11. Bernie’s Diner Grill & Bar Barcelona

Via Laietana, 20
El atrezo cuenta, aunque sea para desubicarnos. Este local retro inspirado en los diners americanos de los años 50 representa una estrambótica entrada al exclusivismo del Born. Su diseño no es para nada único, pero es una factoría de hamburguesas gurmet, cócteles coloridos y pantallas gigantes que convertirán el partido del domingo en una experiencia lynchiana. www.berniesdiner.com​
 

RECOMENDAMOS