Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

una ciudad de cine

13 películas en las que BCN es escenario o protagonista

Seleccionamos filmes en los que la ciudad es un plató de cine

Juan Manuel Freire

MONTSERRAT COMESAÑA

Para recordar cómo era Barcelona años atrás se pueden consultar hemerotecas, repasar los álbumes de fotos de los abuelos o, quizá una de las mejores opciones, revisar alguna de las muchas películas que se han rodado aquí a lo largo de las décadas. Los amantes del cine no saben ni quieren separar ciertos espacios barceloneses del cine que los embalsamó. La Rambla es del Gades de 'Los Tarantos'. La terraza de La Pedrera, del Jack Nicholson de 'El reportero'. Y lo más probable es que si algún día acabamos cenando en el salón Gran Vía del Hotel El Palace -sería una suerte-, recordemos 'La enfermedad del domingo', rodada allí el pasado mes de marzo y cuyo estreno está previsto para este 23 de febrero.


1. Hotel El Palace

‘La enfermedad del domingo’  (Ramón Salazar, 2017)

El rodaje de este drama intimista con Bárbara Lennie y Susi Sánchez se llevó a cabo la primavera pasada en Barcelona y, para ser precisos, en el salón Gran Vía del Hotel El Palace. Es en una cena de gala en ese lujoso espacio donde Chiara, personaje de Lennie, se vuelve a encontrar con su madre, Anabel, encarnada por Sánchez, quien la abandonó 35 años atrás y, para ser algo más precisos, un domingo. El título del filme hace referencia a esa sensación de apagarse que llega con la tarde dominical. 


2. La Pedrera

‘El reportero’ (Michelangelo Antonioni, 1975)

Devoto de la arquitectura, Antonioni concibió personajes arquitectos y aprovechó lugares emblemáticos para dar forma a los espacios de algunas de sus obras maestras; véase el vecindario romano de EUR, diseñado por Piacentini para la Expo Universal de 1942, en el clásico El eclipse. La arquitectura de Gaudí resulta esencial en 'El reportero': es, por ejemplo, en la terraza de La Pedrera donde David Locke (Jack Nicholson), el reportero del título, mantiene su primera conversación con el misterioso personaje encarnado por Maria Schneider. Esta terraza también aparece en 'Tardes de Gaudí' y 'Vicky Cristina Barcelona'.


3. Cementerio de Montjuïc

‘Todo sobre mi madre’ (Pedro Almodóvar, 1999)

Cuando ('spoiler', lo siento, aunque hace 18 años que se estrenó y todos hemos tenido tiempo de ver esta película) muere Rosa, el personaje de Penélope Cruz, su entierro se celebra allí. Y en una de sus escalinatas de piedra se reencuentran Manuela (Cecilia Roth) y Lola (Toni Cantó), padre de su hijo fallecido, ahora madre también. El cementerio de Montjuïc se puede avistar igualmente en Salvador, de Manuel Huerga.


4. Rambla de Catalunya, nº 34 

‘[REC]’ (Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007)

"Esto no es la casa del terror", aseguraba el dueño del inmueble en una entrevista en el 2009. Pero que se lo digan a quienes, diez años después, aún peregrinan a la finca donde se rodó [REC] para revivir el pánico de la periodista Ángela y su cámara, Pablo, atrapados aquí mientras filmaban un reportaje sobre la actividad de los bomberos en una llamada de emergencia. Como los fans han señalado, es curioso que el conjunto escultórico que remata el edificio muestre a una mujer siendo agarrada por los pies por una bestezuela: la misma suerte que corría Ángela.


5. Palau de la Música

‘Barcelona’  (Whit Stillman, 1994)

Whit Stillman, director de 'Metropolitan', 'The last days of disco' y la infravalorada 'Damiselas en apuros', vivió durante los últimos años 80 en Barcelona. Y de esa experiencia se nutre 'Barcelona', una cinta que narra las peripecias de dos primos americanos en una ciudad sacudida por las protestas antiamericanas. Ted (Taylor Nichols) queda con Aurora (Núria Badia) para ver un concierto de jazz en el Palau, pero no aparece ella sino Montserrat (la inglesa Tushka Bergen), quien le informa de que Aurora no puede ir a la cita y de que, además, tiene novio. 


6. Park Güell

‘Una casa de locos’ (Cédric Klapisch, 2002)

Esta exitosa comedia coral sobre los gozos y las sombras -pero sobre todo los gozos- de la vida de los estudiantes de Erasmus se desarrolla en Barcelona y parece, por momentos, un publirreportaje, igual que después lo pareció 'Vicky Cristina Barcelona'. Entre los lugares inmortalizados: aparece el Park Güell y el Macba, paisaje de fondo durante una conversación entre Xavier (Romain Duris) y Anne-Sophie (Judith Godrèche) en la que comparan Barcelona con París.


7. Parque de la Ciutadella 

‘Vicky Cristina Barcelona’ (Woody Allen, 2008)

Ni Vicky ni Cristina: la protagonista de uno de los títulos menos celebrados de Allen (aunque más apreciado fuera de nuestras fronteras) es Barcelona, igual que en anteriores películas suyas lo habían sido Nueva York y París. Salen el parque de la Ciutadella,  la Rambla, la Sagrada Família, La Pedrera y, por supuesto, el Park Güell, donde Javier Bardem y Rebecca Hall conversan desde los lados opuestos de la fuente con forma de lagarto. 


8. Parque de atracciones del Tibidabo

‘The machinist’ (Brad Anderson, 2004)

La película que hizo adelgazar 28 kilos a Christian Bale -en apariencia, solo le deaban tomar agua, una manzana y un café al día- contaba entre sus escenarios exteriores con el parque de atracciones del Tibidabo, adonde acude su personaje, el insomne Trevor Reznik, con su amiga Maria y el hijo de esta. Lo que parecía una tarde de diversión acaba en tensión: el chaval sufre un ataque de epilepsia después de que Trevor le suba a un tren de la bruja llamado Route 666. Parece que a los cineastas que se dedican al terror les gusta el Tibidabo: también 'Els sense nom se rodó aquí'. 


9. La Rambla

‘Los Tarantos’ (Francesc Rovira i Beleta, 1963)

El director Francesc Rovira i Beleta empleó muchas veces Barcelona como escenario natural; en su primera película, Doce horas de vida, como trasunto de un paisaje marroquí. Pero sacó especial brillo a la ciudad en ese cruce de Shakespeare y Lorca llamado 'Los Tarantos', que se convirtió en la primera película española que fue nominada a los Oscar. En la escena clave del filme, Antonio Gades baila, en extática soledad, una farruca en la Rambla, bajo el doble arco de las mangueras que limpian el paseo en la madrugada. Definirla como momento icónico es quedarse corto.


10. Poble Espanyol 

‘El perfume: historia de un asesino’ (Tom Tykwer, 2006)

Fue en la plaza Mayor del Poble Espanyol donde se rodaron dos de las escenas clave de 'El perfume', adaptación del libro superventas del escritor alemán Patrick Süskind. La que abre la película, en la que el asesino, Jean-Baptiste (Ben Whishaw), es conducido al balcón del ayuntamiento para ser mostrado al pueblo de Grasse y, la más espectacular, ya cerca del final, en la que la inminente ejecución de Grenouille se tuerce gracias a los efectos sensuales de unas gotas de perfume en un pañuelo. Para esta segunda escena se necesitó, según cuentan las crónicas, una semana de rodaje y la participación de más de 800 personas, entre secundarios y figurantes.


11. Parque del Laberint d’Horta

‘Nocturno 29’ (Pere Portabella, 1968)

Un poco a la manera de la Monica Vitti/Vittoria de 'El eclipse' de Antonioni, Lucia Bosé deambulaba por espacios de Barcelona en esta suite de situaciones solo aparentemente inconexas. Y un sitio donde se quedaba un rato era el parque del Laberint d’Horta, donde también se rodaron 'La verdad sobre el caso Savolta' y 'La ciudad de los prodigios', ambas adaptaciones de novelas de Eduardo Mendoza, o 'El perfume: historia de un asesino'; allí se produce, por ejemplo, la cena entre los nobles parisinos.


12. Monumento a Colón

‘Ditirambo’ (Gonzalo Suárez, 1969)

Otro notable ejemplo de la Escuela de Barcelona: la historia de un curioso periodista-detective (el propio Gonzalo Suárez) incapaz de mentir o de sonreír que se enamora de la mujer a la que debe localizar, antigua amante del marido de una viuda con ansias de venganza. El destino quiere también enlazar en curiosa amistad a Ditirambo y a un matón encargado de vigilarle; en determinado momento pasean alegremente por la plaza del Portal de la Pau y el monumento a Colón.


13. Calle de Escudellers

‘Bilbao’ (Bigas Luna, 1978)

En su segunda y, para algunos, todavía mejor película, Bigas Luna contaba la historia de un hombre de mediana edad que se enamoraba de una prostituta, la Bilbao del título. Ella estaba empleada en un club de estriptís en la zona de la calle de Escudellers, que por entonces, como el Barrio Chino, era un foco de prostitución y tráfico de drogas de la ciudad. Luna lo filmó al estilo del cine 'underground' estadounidense de los años 70, en 16 milímetros granulado y con un presupuesto que rozaba el no-presupuesto. Unos años después, en 1986, el director rodó 'Lola' en el Cosmos, mítico bar ubicado en la esquina de la Rambla con Escudellers. 

'Riña en un café' (1897), la primera

Antes hubo documentos de la ciudad como ‘Plaza del Puerto en Barcelona’ (1896), pero la primera película con argumento rodada en Barcelona (y primera del estado español en general) se considera ‘Riña en un café’, de Fructuós Gelabert. Filmada en 1897, cuenta exactamente lo que dice el título: un minuto de conflicto provocado por la aparición de una guapa chica vestida de negro. Gelabert la rodó con una cámara construida por él mismo. Pionero total.

Temas: Cine