cine

'First love' y 6 películas más del loco mundo de Takashi Miike

Con ocasión del estreno de esta película, repasamos la carrera de uno de los cineastas más extremos y prolíficos del mundo

Nando Salvà

Fotograma de la película ’First love’ de Takashi Miike.

Fotograma de la película ’First love’ de Takashi Miike.

Se rumorea que Takashi Miike es un perturbado; que si un loquero lo examinara, lo encerraría de por vida. Y tiene sentido, porque imágenes creadas por el director japonés, uno de los más demencialmente prolíficos del mundo, probablemente solo quepan en la mente de un psicópata. La que hoy estrena en España -si contamos sus trabajos para vídeo y televisión es la 103ª de su carrera- incluye la visión de una cabeza cortada que rueda por un callejón con los ojos parpadeantes mientras el cuerpo del que ha sido separada sigue caminando, la de un hombre que unta cocaína con cariño sobre su herida de bala y la del fantasma de un pedófilo que baila en calzoncillos en un vagón de metro.

'First love'

Acción
Japón, 2019 
Reparto: Becky, Bengal, Mami Fujioka, Takahiro Miura 
Dirección: Takashi Miike

'First love' mezcla comediaacción y romance para contemplar la relación entre un boxeador aquejado de un tumor cerebral y una prostituta drogadicta que se ven empujados al epicentro de una operación de narcotráfico que involucra a la 'yakuza', a unos policías corruptos y a una letal asesina. Se parece mucho más a los bizarros y joviales espectáculos de sadismo que dieron a Miike a conocer internacionalmente hace dos décadas -aunque, eso sí, es mucho menos excesiva y más accesible- que a su ecléctica producción posterior, en la que cabe hasta el cine infantil. Es lógico, pues, que este brevísimo muestrario de su filmografía preste atención a esas salvajes obras tempranas.

1. Audición (1999)

En esta crítica salvaje al machismo de la sociedad nipona, un director de cine organiza un falso 'casting' de actrices para encontrar pareja. En cuanto la joven Asami entra en su casa, el depredador se convierte en presa: sirviéndose de agujas e hilo de nailon, ella lo tortura y lo mutila; también le obliga a ingerir vómito del cuenco de un perro. Dicho esto, es una película mucho menos explícita de lo que esta descripción sugiere.


2. Ichi the killer (2001)

Su película más icónica, y de visionado esencial para entender hasta qué punto está justificada la fama de sádico que persigue a Miike. Fue prohibida en varios países y, durante su presentación en el festival de cine de Toronto, se repartieron bolsas para vómitos a los espectadores. A lo largo de su metraje vemos a un hombre que es partido en dos mitades perfectamente simétricas, a otro que se corta su propia lengua y a otro cuya cabeza es usada a modo de diana de dardos.


3. La felicidad de los Katakuri (2001)

Su ficción más surrealista. Contiene mucho humor negro, números musicales, escenas de animación 'stop-motion', momentos oníricos, un interludio de karaoke y una legión de zombis. Retrata a una familia propietaria de un hotel en el que todos los clientes acaban accidentalmente muertos, y enterrados en el patio, pero su trama también incluye a un asesino, un marine que asegura ser el sobrino de Isabel II y un volcán activo.


4. Visitor (2001)

Algo así como una relectura rodada en vídeo cutre de 'Teorema', de Pasolini -la historia de un extraño que invade una familia-, adereza el retrato de su disfuncional prole protagonista de violencia doméstica, incesto, prostitución, prostitución incestuosa, drogadicción, violaciones, necrofilia y borbotones de leche materna. Se la suele considerar la película más aberrante de Miike, aunque incluye momentos muy cómicos y una historia de redención.


5. Gozu (2003)

Puede definirse como 'road movie', odisea psicosexual, cine de 'yakuzas' sobrenatural o lo más parecido a la versión japonesa de una película de Lynch. Entre sus bizarros personajes hay un dueño de restaurante travestido, un minotauro con cabeza de vaca y un mafioso que solo funciona en la cama con la ayuda de un cucharón de sopa estratégicamente introducido. En el clímax, una mujer da a luz a un hombre adulto.


6. 13 asesinos (2010)

'Remake' de 'Jûsan-nin no shikaku' (1963), aunque de argumento tan parecido al del clásico bélico de Aldrich que podría rebautizarse '13 del patíbulo', es una de sus obras más clásicas. Culmina con una batalla de 45 minutos entre los héroes del título y un ejército de más de 200 hombres en un poblado lleno de trampas más propias de 'El equipo A' que del cine de samuráis. En una tormenta de sangre, ruedan cabezas y arde el ganado.
 

Temas Cine