arte

'Tres paraigües': tres mundos

Las ilustradoras Anna Castelló (Artkelarre), Alba Torner y Aina Ai (Puig Soler) dejan fluir su imaginario en 'Tres paraigües', en el centro cívico Convent de Sant Agustí

Sonia Gutiérrez

Las obras no cuelgan de la pared del vestíbulo del centro cívico Convent de Sant Agustí porque está considerada patrimonio protegido.

Las obras no cuelgan de la pared del vestíbulo del centro cívico Convent de Sant Agustí porque está considerada patrimonio protegido. / CENTRO CÍVICO CONVENT DE SANT AGUSTÍ

Un paraguas nos protege, a nosotros y lo que nos acompaña. Con esa idea de partida, tres jóvenes artistas de Barcelona -Anna Castelló (Artkelarre)Alba Torner y Aina Ai (Puig Soler)- emprendieron un proyecto para poder expresar sus mundos creativos, los tres juntos pero no revueltos. La iniciativa ha dado lugar a la exposición de ilustraciones 'Tres paraigües', en el que cada autora se cobija bajo su paraguas particular para dejar fluir su imaginario, lleno de personajes irreales y a la vez próximos.

'Tres paraigües'

Centro Cívico Convent de Sant Agustí
Comerç, 36 
Horario: de lunes a viernes, de 9.00 a 22.00 horas; sábado, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 21.00 horas. Hasta el 28 de febrero.
Precio: entrada libre

En el mundo de Alba Torner habitan seres mágicos en un escenario de cuento pintado en tonos pastel. El de Aina Ai (Puig Soler) es, en cambio, más juguetón, busca la complicidad del visitante a partir del humor. Por su parte, Anna Castelló (Artkelarre) dibuja su mundo con una fuerza en las líneas y el color que transmiten intensidad. Son tres estilos muy diferentes y la gracia está en transitar de uno al otro.

'La Coleccionista'. Este dibujo de Aina Ai va acompañado de un cuento de Eric Balbàs sobre una mujer quejosa de que otros rompan las figuras de ranitas que cuida con tanto esmero.

Sin paredes donde colgar las obras

La exposición se puede visitar hasta el 28 de febrero en el centro cívico Convent de Sant Agustí, lo que es una buena excusa para ver este edificio de origen medieval. Al hallarse en el vestíbulo, donde no hay paredes blancas donde colgar cuadros (en un lado hay un ventanal y en el otro, un muro del patrimonio protegido), las ilustradoras tuvieron que idear una alternativa, explica Òscar Martínez, coordinador de exposiciones del centro cívico. «Tenían libertad para organizarlo como quisieran, el único requisito era que fuera accesible para todos», explica Martínez, quien destaca la voluntad del centro de dar oportunidades a artistas con dificultad para mostrar su obras en otros circuitos. Ellas decidieron montar sus ilustraciones en tres estructuras de hierro, decoradas con hilos de colores. Rosa, azul y naranja. Un color para cada artista. ¿Y los paraguas? También están, plegados, dentro de las estructuras metálicas. Si os fijáis bien, observaréis referencias a sus creaciones. Tres paraguas. Tres mundos.

'Ermitaña a la fuga'. Uno de los personajes increíbles del surrealista mundo de Alba Torner.