Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CINE

'Sordo' y otras seis películas sobre la resistencia al franquismo

Con ocasión del estreno de la película de Alfonso Cortés Cavanillas, repasamos algunas de las películas sobre los insurgentes en la posguerra española

Nando Salvà

Asier Etxeandia, en un fotograma de ’Sordo’. 

Asier Etxeandia, en un fotograma de ’Sordo’. 

En realidad la guerra civil no acabó en 1939, al menos no para todos. Desde 1936, según avanzaban las fuerzas franquistas, grupos de defensores leales a la República hallaron refugio en las montañas y desde allí continuaron durante años la lucha contra la represión. No tardaron en ser bautizados como el Maquis. El movimiento apenas duró poco más de una década después de terminada la guerra; la fragmentación de las fuerzas políticas antifranquistas y la dificultad de los guerrilleros para encontrar un apoyo popular son algunos de los motivos que le impidieron alcanzar sus objetivos.

Sin embargo, el Maquis ha seguido vivo a través de las sucesivas miradas que el cine ha dedicado a sus guerrilleros. En ese sentido, si durante el franquismo esos disidentes fueron retratados como criminales o simplemente como hombres equivocados o arrepentidos, a partir de la Transición pasaron a ser vistos como supervivientes e incluso héroes.

Sordo

Wéstern
España, 2018
Dirección: Alfonso Cortés Caravanillas 
Reparto: Asier Etxeandia, Aitor Luna, Hugo Silva, Marián Álvarez 

El Maquis regresa ahora a la cartelera gracias al wéstern Sordo. Ambientada en 1944, la película cuenta la historia de Anselmo, un miembro de un grupo de guerrilleros que pierde el sentido del oído tras un accidente en una acción de sabotaje. Mientras el ejército lo acorrala, la sordera se convertirá para él en su acompañante y su más peligroso enemigo, y para nosotros, en metáfora tanto de una España que en aquella época se encontraba aislada del mundo como de la incomunicación entre dos bandos que está en el ADN de todas las guerras. El estreno de la película nos ofrece la excusa perfecta para repasar algunos de los títulos que, desde enfoques diversos, han dado testimonio de esa resistencia guerrillera.

Caracremada (2010)

Antibiopic que acompaña al anarquista Ramón Vila Capdevila a través de los bosques de la Catalunya profunda, donde permaneció una década llevando a cabo la resistencia al franquismo. Se trata de una película de aventuras reducida a su esqueleto -lo único que aprendemos de Vila son los detalles de su resistencia cotidiana-, y lo más cerca que el cine de posguerra ha estado de documentar con realismo el sufrimiento de los que continuaron la lucha por su cuenta.

Silencio roto (2001)

Cuenta la lucha de los guerrilleros antifranquistas en las montañas desde el punto de vista de las mujeres que esperan y sufren en los pueblos, a través de la historia de una muchacha que se enamora de un colaborador de los Maquis, y que entrará en contacto con la represión política y el miedo colectivo.

El corazón del bosque (1979)

En 1952, el mítico guerrillero conocido como El Andarín sigue escondido y acosado en la clandestinidad del monte asturiano. Cuando su viejo camarada Juan regresa del exilio e intenta convencerle de que deje su lucha solitaria y se marche lejos de allí, poco imagina que El Andarín ha estado manteniendo relaciones con su hermana.

 Los días del pasado (1977)

Cuenta la historia de una joven maestra que solicita una plaza en un pueblecito de Cantabria con la esperanza de encontrar a su novio, antiguo combatiente republicano que sigue escondido en los bosques junto a una pequeña patrulla de Maquis. No tardará en encontrarlo para retomar un romance de futuro incierto.

 La paz empieza nunca (1960) 

Ejemplo paradigmático del tipo de retrato negativo que el cine ofrecía de los guerrilleros antifranquistas durante la dictadura. Contempla a un grupo de amigos falangistas que, antes de la Guerra Civil, sueñan con una revolución que transforme España y difunden sus ideas entre la población. Al estallar la contienda uno de ellos, miembro activo del bando nacional, se infiltra entre los Maquis y los convence de que les proporcionará armas para seguir luchando.

El laberinto del fauno (2006)

Además de acompañar a la joven Ofelia mientras se adentra en el mundo de fantasía del título para escapar de la terrible realidad, la obra maestra de Guillermo Del Toro contempla al temible capitán Vidal, que no duda en recurrir a métodos como el apropiamiento de alimentos de la población civil, la tortura y el asesinato para acabar con los últimos vestigios de la resistencia republicana.

Temas: Cine