Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CINE

'Utoya, 22 de julio' y otras seis películas sobre terrorismo real

Con el estreno del filme que rememora el día en el que 69 adolescentes fueron asesinados en una isla noruega, repasamos otras ficciones cinematográficas sobre atentados auténticos

Nando Salvà

Fotograma de ’Utoya, 22 de julio’. 

Fotograma de ’Utoya, 22 de julio’.  / ERIK AAVATSMARK

El ataque terrorista del 2011 en Utoya –un perturbado fascista llamado Anders Breivik mató a 69 adolescentes en esa isla noruega— fue una sinrazón de tal magnitud que es lógico que, llegado el momento oportuno, el cine se haya lanzado a meditar sobre él. Meses después del estreno en Netflix de 22 de julio, cuando se cumplen ocho años de la tragedia, llega a los cines el thriller Utoya, 22 de julio.

Utoya, 22 de julio

Drama
Noruega, 2018
Director: Erik Poppe
Intérpretes: Andrea Berntzen, Aleksander Holmen, Brade Fristad, Jenny Svennevig

Probablemente para contrarrestar la fascinación morbosa mostrada en su día por una prensa interesada solo en el perpetrador, la película se centra exclusivamente en las víctimas. Toda ella es un plano secuencia de hora y media durante el que la cámara permanece pegada a la joven Kaja (Andrea Berntzen). Transcurre en tiempo real: dedica 72 minutos al ataque de Breivik, los mismos que duró en realidad. Y durante ese tiempo intenta hacernos sentir lo que siente su protagonista: la confusión, el terror, la tensión, la incertidumbre, las sacudidas físicas que el sonido de los disparos le provoca. En el proceso, Utoya, 22 de julio se convierte en una de las ficciones más importantes basadas en actos terroristas reales. Recordamos algunas otras.

1. United 93 (2006)

El director Paul Greengrass recordó la tragedia del 11-S desde uno de los cuatro aviones secuestrados por Al Qaeda, recreando de forma meticulosa y en tiempo real los acontecimientos que rodearon al vuelo 93 de United Airlines desde las perspectivas alternadas de los pasajeros, la tripulación, los controladores aéreos y los centros militares.


2. Carlos (2010)

Monumental crónica del ascenso y caída de Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos el Chacal, rockstar del terrorismo internacional en los 70. Lejos de justificar las acciones o motivaciones de su protagonista, demuestra que, aunque Carlos dijo que el marxismo era su religión y Palestina, su causa, tanto su religión como su causa eran él mismo.


3. Operación ogro (1979)

Historia del atentado de ETA que mató a Carrero Blanco en diciembre de 1973. Es recordada especialmente gracias a su escena central, en la que el coche de la víctima vuela por los aires. El director Gillo Pontecorvo adoptó una postura ambigua respecto a los terroristas, que en la película hablan del "deber moral" de acabar con el presidente del gobierno.


4. R.A.F. Facción del Ejército Rojo (2008)

Para recrear las andanzas de la Facción del Ejército Rojo, versión alemana de los diversos movimientos guerrilleros izquierdistas que operaron por Europa hace cuatro décadas–también se la conoció como Baader-Meinhof–, se recreó en la pose increíblemente cool de sus protagonistas y en imágenes de hermosas chicas en minifalda que disparan AK-47.


5. Los caballos de Dios (2012)

Rememora el peor ataque terrorista de la historia de Marruecos –el que mató a 45 personas el 16 de mayo del 2003 en Casablanca– desde la perspectiva de quienes lo perpetraron, en concreto preguntándose por las circunstancias que los abocaron a él. En el proceso, invalida ciertos tópicos sobre el islam y sobre el tóxico contexto que nutre a los terroristas.


6. Día de patriotas (2017)

Reconstrucción del ataque que tuvo lugar en la maratón de Boston del 2013 y de la posterior caza al hombre. Es una película técnicamente impecable, que escenifica tiroteos y persecuciones de gran precisión narrativa. De hecho, parece estar más interesada en hacer una exhibición de musculatura cinética que en recordar a quienes fueron asesinados o mutilados.

Temas: Cine