Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

EXPOSICIÓN

'Sables y mastodontes': el tigre enseña sus colmillos

CosmoCaixa te transporta al Mioceno con una muestra de fósiles de 9 millones de años junto a recreaciones de aquellos animales

Sonia Gutiérrez

Un Machaidorus aphanistus, el temible tigre dientes de sable.

Un Machaidorus aphanistus, el temible tigre dientes de sable.

El tigre dientes de sable era un animal temible, con poderosos colmillos diseñados para matar a sus presas. Hace nueve millones de años, este depredador era el amo y señor de los parajes que actualmente forman el centro de la Península Ibérica. Lo sabemos porque se han encontrado fósiles de esta especie, y los de muchas más, en el Cerro de los Batallones (Madrid), un yacimiento único en el mundo que ha permitido a los paleontólogos conocer la flora y la fauna del Mioceno, como se llama este periodo.

Del resultado de casi 30 años de investigación en el yacimiento surge Sables y mastodontes, exposición organizada por La Caixa y el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid que transporta a quien la visite, en el CosmoCaixa, a una fascinante época, antes de que los humanos poblaran la Tierra.

'Sables y mastodontes'

CosmoCaixa (Isaac Newton, 26)
Hasta mayo del 2020
Horario: de lunes a 
domingo de 10 a 20 h.
Entrada general: 2,50 €

El gran protagonista de la exposición es el dientes de sable (el montaje de un tigre a punto de saltar domina la sala), pero destacan también otros fósiles (hay 160 piezas originales), como los de mastodontes, rinocerontes, caballos primitivos, tortugas gigantes y hasta el antepasado del panda rojo, sin olvidar a los más pequeños: aves, roedores...

Antepasado de los actuales rinocerontes.

Todos fueron encontrados en el Cerro de los Batallones, que se convirtió en una trampa natural para ellos cuando iban a comer o beber, gracias a la cual han llegado hasta nuestros días. En las paredes, ilustraciones de gran formato de Mauricio Antón recrean con fidelidad científica esa época. Poco más hace falta para viajar a un mundo asombroso. 
 

Temas: Exposiciones