Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CINE

'Blaze': canciones desde el otro lado

La nueva película como director de Ethan Hawke es una extraña y fascinante aproximación biográfica a uno de los más ilustres desconocidos del 'country'

Nando Salvà

'Blaze': canciones desde el otro lado

Cuando el cantante de 'country-blues' Blaze Foley murió de una herida de bala a los 39 años, no era alguien particularmente conocido; había vivido demasiado apegado al alcohol y a la cocaína, sucumbiendo una y otra vez a las tentaciones propias de la vida en la carretera, y manteniendo una relación de amor-odio con un público al que prefería tener enfadado en vez de entretenido. Y, sin embargo, con el tiempo se convirtió en figura de referencia para muchas de las estrellas actuales del género. Su trayectoria, en otras palabras, podría haber encajado como un guante en el típico 'biopic' perfectamente respetable sobre un artista arquetípico y sus arquetípicos demonios. Pero, a la hora de rodar su nueva película como director, Ethan Hawke probablemente comprendió que esa fórmula habría hecho un flaco favor al espíritu del hombre a quien quería rendir tributo.

Blaze

Biografía
EEUU, 2018
Reparto: Ben Dickey, Alia Shawkat, Charlie Sexton, Josh Hamilton
Dirección: Ethan Hawke

Como consecuencia, contemplar 'Blaze' es como ir girando el dial de la radio como quien zapea, evitando permanecer en una misma emisora durante una canción entera. Retazos de diferentes narrativas irrumpen los unos sobre los otros, formando un tapiz impresionista de pequeños momentos, y de 'flashbacks' metidos dentro de 'flashbacks', que tratan de acercarnos a quien Foley realmente fue.

El viaje arranca con una historia de amor. Blaze conoce a su futura esposa, Sybil Rosen –su libro de memorias inspiró la película–, y ambos se mudan a una recóndita cabaña para vivir en solitario su utopía particular. Entonces Hawke nos ofrece una recreación de la última actuación que el músico dio en su vida, durante la que contó historias, y cantó, y hasta se metió en alguna bronca. Después vemos a tres tipos que ven potencial en Blaze y hasta le ofrecen el tipo de contrato discográfico que alguien como él simplemente es incapaz de respetar. Porque para él sus canciones son lo que lo hace ser quien es. Él no aspira al éxito; le que le interesa es enseñar sus heridas a quien quiera mirar, para revelarle su verdad.

Sentimientos enfrentados

La narración fragmentada, vehiculada a través de una docena de canciones del repertorio de Foley, esquiva cuestiones como el motivo de la ruptura entre los amantes o hasta qué punto el alcohol marcó el destino de Foley, aunque una visita a su padre en el hospital nos da pistas sobre por qué sus canciones parecían provenir de los rincones más oscuros del alma.

LO+

La firmeza del compromiso de Hawke para evitar los clichés.

LO-

Es casi imposible valorar a Foley tanto como lo valora Hawke.

Entretanto, mientras contempla a su héroe fallido, Hawke da muestras de luchar contra sentimientos enfrentados: el talento de Blaze le fascina, y su comportamiento le entristece. En cualquier caso, su retrato no deja lugar para la duda: aquella vida se apagó demasiado pronto, y así suenan las razones para conmemorarla. 

Temas: Cine