Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

EXPOSICIÓN

Chillida y Zóbel

La galería Mayoral expone una selección de obras del escultor vasco y del pintor hispanofilipino que reflejan las similitudes entre ambos artistas

Sonia Gutiérrez

La obra de Chillida ’Óxido G-82’, ante los lienzos de Zóbel ’Aquelarre’  y ’El ramo’, en la sala.

La obra de Chillida ’Óxido G-82’, ante los lienzos de Zóbel ’Aquelarre’  y ’El ramo’, en la sala. / MARÇAL FOLCH / FOTOGASULL

Cuando Eduardo Chillida y Fernando Zóbel se encontraron en 1964, con ocasión de la incorporación de una obra del escultor vasco al Museo de Arte Abstracto de Cuenca -del que el artista hispanofilipino era su impulsor-, hubo "admiración mutua, el sentimiento de haberse conocido siempre", explica Alfonso de la Torre, comisario de la exposición 'Zóbel-Chillida'. Caminos cruzados en la galería Mayoral.

'Hierros de temblor III'. El escultor moldeaba materiales dominando el vacío, como en esta obra de bronce de 1957.

La muestra permite apreciar los puntos en común entre ambos artistas -nacidos en el mismo año 1924-, como son el dominio de la luz, la sutileza en las formas, la búsqueda de lo esencial y la tendencia a unas líneas cromáticas similares (negros, ocres...).

'Lurra M-20'. La tierra, como la chamota en esta escultura realizada en 1995, era uno de los elementos preferidos del artista vasco. / MARÇAL FOLCH (FOTOGASULL)

La exposición incluye correspondencia de Zóbel a Chillida, reflejo de la estimación que hubo entre ambos. 

'La plazoleta'. Este óleo sobre tela de 1975 forma parte de la llamada ‘Serie blanca’ del pintor y dibujante hispanofilipino.

Temas: Arte