Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CINE

'Verano del 84': Los fantasmas del paraíso

La nueva película del colectivo RKSS (Roadkill Superstars), explora las miserias que se ocultan tras las cortinas estampadas de la idílica América suburbana

Nando Salvà

'Verano del 84': Los fantasmas del paraíso

Verano del 84

Misterio
Canadá / EEUU, 2018
Reparto: Graham Verchere, Judah Lewis, Caleb Emery, Cory Gruter-Andrew
Directores: François Simard, Anouk Whissell, Yoann-Karl Whissell

«Los suburbios son el lugar donde las cosas más locas suceden», asegura en 'Verano del 84' un chaval que reparte periódicos por su barrio durante, claro, el verano de 1984. Y al hacerlo suena como si en sus ratos libres se dedicara a escribir lo que dos años después acabó siendo el guion de 'Terciopelo azul' (1986), aunque no es el caso. Pese a su inocencia, el muchacho está convencido de que esa América hecha de casas unifamiliares con garaje y jardín conocida como Suburbia es el epicentro del mal. Por eso es lógico que sospeche que su vecino es un asesino en serie, y que emprenda junto a sus amigos una investigación para descubrir la verdad.

Está claro que no es el primer personaje cinematográfico de la historia del cine que piensa así. 'Verano de 84' exhibe similitudes con títulos como 'It' (2017) y 'Los Goonies' (1985) y 'Cuenta conmigo' (1986) y 'Noche de miedo' (1985) y 'Disturbia' (2007) y 'Stranger things'; y no oculta su condición de cine referencial, sino que hace gala de ella: mientras se pasean con linternas, y comunicándose con 'walkie-talkies' o se dedican a espiar con prismáticos, los chicos hablan de 'Encuentros en la tercera fase' (1977), 'E.T.' (1982), 'El retorno del Jedi' (1983) o los 'Gremlins' (1984).

La película, eso sí, va dejando gradualmente de contentarse con ser una máquina expendedora de citas, y en el proceso se muestra francamente hábil construyendo tensión, en parte gracias a la eficacia con la que nos mantiene dudando sobre si las pesquisas de los chavales del grupo tienen razón de ser. Y, poco a poco, lo que empezó siendo un relato eminentemente cómico se va adentrando en un territorio muy oscuro.

Entretanto, 'Verano del 84' nos propone el amable recuerdo de aquellos años en los que cada vez que nos juntábamos con nuestros amigos teníamos la esperanza de que aquel día viviríamos una verdadera aventura, una de esas que te cambian la vida para siempre. Y al mismo tiempo es una película consciente de que aquellos tiempos de infancia ofrecían confort pero también mucha ansiedad; para estos mocosos la casa unifamiliar con garaje y jardín representa un refugio pero también el escenario de demasiadas peleas entre adultos. Y, a medida que se acercan a la solución del misterio, comprenden que, por mucho que intenten ser unos niños para siempre, los acontecimientos los obligarán a crecer.

LO+

Que no se contenta con ser un mero homenaje a los 80.

LO-

Que a ratos pierde el equilibrio tonal.

Por eso, aunque sobre el papel 'Verano del 84' pueda parecer un mero ejercicio de nostalgia, en realidad es lo contrario. Sostiene que el pasado y la infancia no son un tiempo en el que todo era mejor, sino simplemente un lugar en el que todas las miserias se ocultan detrás de cortinas estampadas. 

Temas: Cine