Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CINE

Los escándalos de Lars von Trier

Han calificado 'La casa de Jack' como algo "vomitivo", "vil", "un auténtico infierno". La nueva película de Lars von Trier engrosa su largo historial de escándalos. Aquí repasamos los más sonados

Nando Salvà

Uma Thurman y Matt Dillon en ’La casa de Jack’.

Uma Thurman y Matt Dillon en ’La casa de Jack’.

El pasado mayo, durante el estreno mundial de 'La casa de Jack' en el Festival de Cannes, un centenar de personas vestidas de esmoquin o luciendo escotes palabra de honor huyeron a toda prisa del cine, horrorizadas por lo que estaban presenciando. Y, poco después, las redes sociales se incendiaban con tuits y retuits que definían el nuevo trabajo de Lars von Trier como algo "vomitivo" y "vil", o como "un auténtico infierno". La accidentada proyección pasó inmediatamente a engrosar el largo historial de escándalos protagonizados por Trier en el certamen francés, que en el 2011 llegó a declarar persona 'non grata' al director danés.

Imágenes explícitas

Resulta difícil saber a ciencia cierta cuál de las atrocidades a las que 'La casa de Jack' pone explícitas imágenes es la más capaz de herir sensibilidades. Cabe decir, en todo caso, que en ese sentido la película va a más: se estructura en torno a cinco incidentes destacados de la carrera criminal de su protagonista, un asesino en serie llamado Jack (Matt Dillon), y los presenta como una sucesión de actos creativos cada uno más conceptualmente ambicioso y más cabestro que el anterior. Que cada espectador elija su preferido.

La casa de Jack

Drama
Dinamarca, Francia, Alemania, Suecia, 2018
Reparto: Matt Dillon, Uma Thurman, Bruno Ganz, Riley Keough
Dirección: Lars Von Trier

Por supuesto, decíamos, la controversia es un terreno que Trier se conoce como la palma de la mano y en el que, es más, siempre ha demostrado sentirse de lo más cómodo. En una escena de 'Epidemic' (1987), su segunda película, un director de cine –encarnado por él mismo– asegura que "una película debería ser como una piedra en el zapato", y el axioma ilustra a la perfección todas las que ha hecho después. Su actitud provocadora le ha granjeado fama de misógino, de misántropo, de narcisista, de sádico y de tirano, y lo ha envuelto en innumerables polémicas. A continuación repasamos algunas de las más notorias.

1. Europa (1991)

Pie de foto / AUTOR FOTO (FUENTE)

Fue la segunda  película de Trier que compitió en Cannes. Se llevó el Premio del Jurado (ex aequo) y otros dos galardones menores. El danés se enfadó muchísimo; él esperaba ganar la Palma de Oro. Agradeció los premios «al enano». Se refería a Roman Polanski, presidente del jurado. Trier es 5 centímetros más alto que él.


2. Los idiotas (1998)

Fue la primera película no pornográfica en incluir escenas de sexo no simuladas, y su escena central es una orgía censurada en buena parte del mundo. Retrata a personas que se comportan como disminuidos psíquicos (los llaman retrasados) para protestar por la doble moral de la sociedad. Muchos consideraron que se reía de ese colectivo.


3. Bailar en la oscuridad (2000)

Las peleas entre Trier y Björk, la protagonista, eran tan intensas que en más de una ocasión ella amenazó con irse para no volver. En una de esas crisis, la finlandesa desapareció unos días en el bosque y se comió su propia chaqueta. Poco después, juró que nunca más volvería a actuar. Y en el 2017, acusó a Trier de haberla acosado sexualmente.


4. Dogville (2003)

Nicole Kidman se sintió tan agredida que le llegó a preguntar al director: "¿Odia usted a las mujeres?". El actor John C. Reilly abandonó el rodaje de la secuela de 'Dogville', 'Manderlay' (2005), cuando Trier le pidió que participara en la matanza de un burro. Parece ser que el resto de actores acabaron comiéndose al animal sacrificado.


5. Anticristo (2009)

Su metraje incluye imágenes reveladoras de torturas medievales y mutilaciones genitales, y una escena en la que un zorro sin entrañas anuncia que "el caos reina". En Cannes provocó abucheos, mofas y salidas masivas del cine. En su encuentro posterior ante la prensa, al ser increpado, Trier sentenció: "Soy el mejor director del mundo".


6. Melancolía (2011)

Tras el estreno del filme en Cannes, Trier declaró: "Entiendo a Hitler y empatizo con él. No estoy en contra de los judíos, estoy a favor de ellos; pero no mucho, porque Israel es un grano en el culo... Vaya, será que sí soy un nazi". Los responsables del festival declararon a Trier persona 'non grata'. No le levantaron el veto hasta el 2018, cuando presentó 'La casa de Jack'.


7. Nymphomaniac (2014)

Por mucho que el tiempo pase, ver sexo en pantalla nos sigue sacando los colores. Y  Trier volvió a dejarnos en evidencia por ello. Diseñó 'Nymphomaniac' como una película de cinco horas y media llenas de sexo explícito. Los productores hicieron un montaje de cuatro horas bastante más púdico. 

Temas: Cine