Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CINE

Christian Bale: el rey de las dietas yoyó

El peso del actor ha fluctuado más que la cotización de bitcóin. En los cines se le puede ver con 20 kilos de más en 'El vicio del poder', papel que le ha dado el Globo de Oro. Aquí repasamos su filmografía transformista

Nando Salvà

En El vicio del poder, Bale interpreta al vicepresidente más poderoso de toda la historia de Estados Unidos, Dick Cheney.

En El vicio del poder, Bale interpreta al vicepresidente más poderoso de toda la historia de Estados Unidos, Dick Cheney.

Si les decimos que el señor calvo y barrigón que aparece en la foto de arriba es Christian Bale, probablemente muy pocos de ustedes se sorprendan. Después de todo, a lo largo de una carrera que ya supera los 30 años, el peso corporal del actor ha fluctuado más que la cotización del bitcóin. Y en la película que hoy llega a los cines, el 'biopic' 'El vicio del poder', Bale aparece con nada menos que 20 kilos de más en la piel del que fuera el vicepresidente más poderoso de toda la historia de Estados Unidos, Dick Cheney.

El vicio del poder

Biografía
EEUU, 2018
Director: Adam McKay
Intérpretes: Christian Bale, Amy Adams, Sam Rockwell, Steve Carell

Evidentemente, los médicos desaconsejan cambios tan extremos de talla de pantalón, pero a quienes reparten premios interpretativos les encantan. Bale acaba de ganar el Globo de Oro gracias a este nuevo personaje, y parte como gran favorito para llevarse también el Oscar. Mientras esperamos a ver si lo logra, repasemos todas las películas en las que transformó su aspecto alterando drásticamente su anatomía, y algunas en las que lo hizo usando otros métodos.

1. El imperio del sol (1987)

Hay que empezar por algún sitio, y por qué no hacerlo por el papel que lo dio a conocer a los 13 años, antes de que empezara a ir al gimnasio o de que se matara de hambre o incluso de que se pareciera realmente a Christian Bale. A las órdenes de Spielberg, brilló en la piel de un niño mimado obligado a sobrevivir en un campo de prisioneros chino durante la segunda guerra mundial.


2. La pandilla (1992)

Con 17 años, luciendo por primera vez un parecido inconfundible a su yo adulto, Bale protagonizó este musical de Disney sobre vendedores de periódicos que van a la huelga a principios del siglo XX. Años después, el actor confesó aborrecer el cine musical y admitió que ni siquiera sabía que la película contenía números de canto y baile cuando aceptó participar en ella. 


3. Velvet Goldmine (1998)

Aquí el actor interpretó a un periodista que emprende una investigación sobre la misteriosa desaparición de una vieja estrella del glam-rock, y en el proceso conectó con el Ziggy Stardust que al parecer lleva dentro; de ahí esas escenas en las que aparece con la cara pintada como una puerta y combinando fulares con jerséis de terciopelo. ¿Y este es el tipo que acabó dando vida al hombre murciélago? 


4. American Psycho (2000)

Quienquiera que fuese el actor encargado de dar vida al bróker asesino Patrick Bateman debía poseer un cuerpo perfecto que ilustrara el orgullo materialista que el personaje creado por el novelista Brett Easton Ellis sentía por su apariencia externa. Así que Bale empezó a hacer pesas y no paró hasta poseer el tipo de musculatura que no pasaría desapercibida en una fiesta del Circuit. 


5. El maquinista (2004)

Para dar vida a un empleado de fábrica insomne en este 'thriller' psicológico, perdió 28 kilos de peso en solo cuatro meses. Llegó a pesar 54 kilos, casi 10 por debajo del peso mínimo que los médicos recomiendan para alguien de su altura. Al parecer su dieta se componía de una manzana y una lata de atún al día, aderezada con dosis variables de agua, café y whisky. Que nadie la pruebe en casa.


6. La saga de Batman (2005, 2008 y 2012)

Bale se puso hecho un toro en tres ocasiones para dar vida a Batman. La primera vez que lo hizo acababa de rodar 'El maquinista', y en seis meses llegó a ganar 45 kilos de puro músculo, en buena medida practicando una extraña modalidad de artes marciales llamada 'Keysi'. Cuando llegó al rodaje de 'Batman Begins', el director Christopher Nolan le dijo que estaba demasiado hinchado.


7. Rescate al amanecer (2006)

Para recrear la historia real de un soldado yanqui que quedó atrapado en Laos durante la guerra de Vietnam, volvió a perder peso: 25 kilos de nada. Por suerte para él –su futura presencia en 'El caballero oscuro' ya estaba confirmada— la película se rodó en orden inverso: primero se filmaron las escenas finales, en las que el personaje estaba hecho un palillo, y después aquellas en las que lucía un cuerpo normal.


8. I'm not there (2007)

Casi diez años después de trabajar con él en 'Velvet Goldmine', volvió a ponerse a las órdenes de Todd Haynes en otra película musical, este experimental biopic en el que Bob Dylan aparecía interpretado por seis actores y una actriz. Aquí Bale dejó la báscula a un lado y echó mano de peluquería y vestuario para encarnar tanto el periodo folk del músico como su regeneración espiritual.


9. The Fighter (2010)

Aquí Bale se metió en la piel de Dicky Eklund, antiguo boxeador de peso 'welter' reconvertido en adicto al crack. Para ello decidió comer muy poco y hacer mucho 'jogging' –aviso a los 'millennials': así se llamaba antes al 'running'–, y así perdió unos 15 kilos. También se puso una dentadura postiza convenientemente roída; la suya era demasiado perfecta desde que se la arregló para dar vida a Patrick Bateman.


10. La gran estafa americana (2013)

Para interpretar al embaucador Irving Rosenberg comió muchos donuts, muchas hamburguesas y, en realidad, cualquier cosa comestible que pillara. A causa de los 20 kilos que ganó sufrió una lesión de espalda, y luego tardó más de medio año en recuperar la línea. Sea como sea, lo más llamativo de su aspecto en la película no era su impresionante barriga, sino su irreverente peinado.

Temas: Cine