teatro

'Les coses excepcionals': una lista para agarrarse a la vida

El helado, las pelis de Kung-Fu, Marlon Brando... Todo por lo que vale la pena salir del pozo de la depresión. Lo cuenta Pau Roca en el Club Capitol

Imma Fernández

Pau Roca, en una escena de ’Les coses excepcionals’, en el Club Capitol.

Pau Roca, en una escena de ’Les coses excepcionals’, en el Club Capitol. / PAU CORTINA / ACN

Uno. Acude al Club Capitol con la mente participativa. Dos. Ve con los calcetines limpios. Tres. No te cortes si les toca meterse en el pellejo de un padre, de una psicóloga, de una novia... Cuatro. Lleva caramelos para la tos... Sirvan estas recomendaciones para disfrutar de un montaje que deja en manos de los espectadores parte de su frescura y dinamismo. Es 'Les coses excepcionals', aclamado monólogo de Duncan Macmillan que llega a la sala de la Rambla tras su excelente acogida en Temporada Alta. Lo interpreta un estupendo Pau Roca, en el reto de manejar con ritmo y soltura el brillante juego dramatúrgico propuesto por Macmillan, una montaña rusa que lleva de la tristeza y la ternura a las risas en un pestañeo.

Les coses excepcionals

Club Capitol
Autor: Duncan Macmillan
Director: Sixto Paz Productions
Intérprete: Pau Roca

El actor y director de Sixto Paz Produccions (coproductora de la obra junto con El Terrat) vuelve a insuflar aire fresco a la cartelera con una pieza del autor británico, como ya hizo con la aplaudida 'Pulmons'. Aquí, Macmillan hinca el diente, sin sangrar, a la depresión y el suicidio. Su intención es curativa. Cuenta que lo escribió para decirles a quienes están en el pozo de la infelicidad que no están solos y saldrán de él. "Si llegas al final de tu vida y no te has deprimido nunca es probablemente porque no has estado atento", se dice en la obra, que en el montaje original interpreta el cómico Jonny Donahoe.

"No veo a nadie discutiendo sobre la depresión que lleva al suicidio de una forma útil, interesante o precisa", ha declarado el dramaturgo, que concibió una pieza luminosa, divertida y terapéutica sobre un tema tabú. Su logro es abordarlo desde el entretenimiento, con una catarsis colectiva. Un canto a la vida que habla de la culpa, del impacto de la enfermedad mental en la familia, de los 'porqués', sin caer en el fácil sentimentalismo.

LO+

Gran trabajo de Pau Roca en un dinámico juego participativo para combatir la depresión.

LO-

Gana frescura y dinamismo en salas pequeñas con el público alrededor del actor.

UN NIÑO AL RESCATE DE SU MADRE

La pieza parte de un niño al que un día su padre lleva al hospital. La madre ha hecho "alguna cosa estúpida", le dice al pequeño. Este resuelve rescatarla del pozo escribiéndole una lista de las cosas por las que vale la pena vivir, que de adulto retomará y ampliará para salvarse a sí mismo. Roca hilvana con gran dinamismo el largo inventario para la esperanza desperdigado por la platea, que se suma al espectáculo también interpretando breves papeles. Es en esa interacción donde gana terreno la comedia y asoman las risas, completando un cóctel fresco y chispeante, con notas de dulzura y amargura. Un cóctel muy bueno.