Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

TEATRO

La Villarroel se pone bigote

Las obras 'Broken Heart Story' y 'Be God Is' desprenden ingenio, originalidad, humor y talento

Imma Fernández

El reparto de Broken Heart Story hasta el 1 de mayo en la Villarroel.

El reparto de Broken Heart Story hasta el 1 de mayo en la Villarroel.

A este portento todoterreno no hay que perderle la pista. Le vimos hacerse grande con el antológico y conmovedor monólogo 'Ragazzo'; el cineasta Agustí Villaronga le ha puesto a sufrir en 'Incerta glòria' y los fines de semana, a la hora de las brujas, se transforma en un electrizante clown en 'Be God Is'. Es Oriol Pla y hay que quitarse el sombrero.

La Villarroel, distinguida como mejor sala en los últimos Premis de la Crítica, ha tenido el acierto de rescatar para su ciclo Off este premiado 'Be God Is' que Pla protagoniza con sus dos estupendos compinches de la compañía Espai DualBlai Juanet Sanagustín y Marc Sastre. Merecerían mejor horario que esa medianoche canalla, pero ahí está el trío hechizando al personal en las madrugadas del viernes y sábado -han añadido los martes a las 20.30 y domingos a las 22.00- con una brillante combinación de música, canciones, teatro gestual y notas circenses. Un cabaret 'clown' en el que, armados con tres instrumentos (guitarra, saxo y cajón), dos sillas y mucho talento van desgranando su repertorio de gags.

Oriol Pla, el equilibrista Blai Juanet y Marc Sastre en 'Be God Is'.

'Be God Is'

La Villarroel

Dirección

Espai Dual

Reparto

Blai Juanet Sanagustín, Oriol Pla y Marc Sastre

Desde 17 euros

Del paisaje sonoro -melodías y efectos- se encarga el músico Sastre, con una guitarra eléctrica que cabalga del wéstern al pop romántico, género que aprovecha Juanet, el más circense del trío, para hacer malabarismos y coquetería con una rosa sobre su nariz. También hace equilibrios sobre una barra, toca el saxo y canta desde gregoriano a lo que se tercie, como el resto. Estos chicos son talentos multifacéticos.

Pla gasta la mirada de Charlot, pero su vena cómica se expande trepidante por todo su cuerpo para dibujar con su virtuosa pantomima las tribulaciones de un escritor ebrio, un cowboy o un alocado automovilista. Entre la hilaridad y la poesía, los artistas juegan a ser Dios, a triunfar y acaparar las miradas. Es lo que sugiere el título de la obra y su pronunciación catalana, esos 'bi-go-tis' que lucen en escena.

'Broken Heart Story'

La Villarroel

Autora y directora

Saara Turunen

Reparto

Pepo Blasco, Vero Cendoya, Patrícia Mendoza, David Menéndez, Carmela Poch, Carla Torres

Desde 20 euros

Y de bigotes va también otra ingeniosa propuesta, estrenada en el Atrium y recuperada por La Villarroel: 'Broken Heart Story', tercera incursión de La Peleona en el surrealismo de la finlandesa Saara Turunen que la propia autora ha dirigido con brillantez. Una mujer escindida entre el yo de escritora seria (rol masculino) y el yo romántico a lo 'pretty woman'. Vemos a una Carla Torres bigotuda hincando el codo, mientras su alma (Patrícia Mendoza) se le escapa, con tacones y minifalda, en busca del príncipe azul. Cerebro y corazón a la greña. Y un mensaje: es mejor afrontar el arte desde el lado de los hombres. Con mostacho.

LÚCIDA EXTRAVAGANCIA

LO+

'Be God Is' cautiva con el estupendo repertorio de gags de tres grandes artistas.

LO-

Este 'show' se merece una mejor presencia en la cartelera en horarios más accesibles.

Y entre las idas y venidas de ese yo esquizoide asoman los padres: el progenitor que le aconseja no caer en la tentación del Richard Gere de turno y la madre, ama de casa histérica de la limpieza, que pone en danza una divertidísima Vero Cendoya al estilo de los personajes de Peeping Tom. Hay mucho humor, sarcasmo y agudeza en este extravagante autorretrato de Turunen, muy bien interpretado por todos, que nos conduce a los universos de la citada compañía belga y de David Lynch. "Es rara, pero me ha gustado mucho", se comentaba a la salida. Olvídense de la narrativa convencional y déjense atrapar por esta lúcida crítica de los perniciosos estereotipos y cuentos rosa. 

RECOMENDAMOS