TEATRO

¡Qué pareja de 'losers'!

Anna Moliner y Joan Negrié vuelven a la cartelera con 'You say tomato', una comedia dramática de dos perdedores que es un ejercicio de ingenio y talento al por mayor

José Carlos Sorribes

Anna Moliner y Joan Negrié encarnan a Rosó y Santi, unos auténticos ’losers’.

Anna Moliner y Joan Negrié encarnan a Rosó y Santi, unos auténticos ’losers’. / JORDI EGEA

Del complejo universo de la pareja ya se ha dicho todo en el mundo del teatro. Y casi siempre con el género de la comedia como adecuado marco. Por lo tanto, no importa el qué, que también, sino el cómo. Quien quiera comprobarlo que se pase por el Club Capitol. Su segunda sala ha recuperado con toda justicia 'You say tomato', la producción de la Sala Trono de Tarragona que triunfó en su estreno la pasada temporada en la Sala Muntaner y en la gira catalana que prosiguió. La etiqueta de 'comedia dramática' que tanto se usa en el entorno del cine casa perfectamente con la obra que ha escrito Joan Yago, que ha dirigido Joan Maria Segura Bernadas y que interpretan Anna Moliner y Joan Negrié. Los tres Joan Anna compiten por llevarse la máxima nota.

'You say tomato'

Club Capitol
Precio desde 14 euros
Autor Joan Yago
Director Joan M. Segura
Reparto Anna Moliner y Joan Negrié

Vayamos al uno por uno. Joan Yago, el dramaturgo de cabecera de la compañía La Calòrica, firma un texto de premio. Y no es una frase hecha: ganó el Crítica Serra d'Or de teatro este año. Lo hace a partir de las tribulaciones de una pareja artística, y también sentimental (Rosó y Santi), que malvive con bolos de fiesta mayor con sus duetos románticos populares.

Muy atrás queda un pasado que un día pareció llevarles al estrellato con la edición de un disco, de título tan tontorrón como 'Five more minutes'. Un mal día en la oficina, lleno de tropiezos continuos, desata la caja de los truenos mientras preparan una actuación en un teatrillo de pueblo. Santi tiene poca paciencia y Rosó es una santa por cómo lo aguanta. De una insignificancia brota un cuestionamiento de su vida en común, personal y profesional. La escritura de Yago es precisa, nada forzada y sorprendente, tanto en las situaciones como en la definición de los personajes. Lleva al espectador de una sorpresa a otra de la forma más natural.

QUÍMICA DE MOLINER Y NEGRIÉ

A ese material textual, Segura le ajusta una dirección igual de fina. De aquellas que conducen a sus actores, sin que se note pero con mucho detalle, por los momentos de mayor drama y los de mayor hilaridad, como la escena en que Rosó no puede aguantar sus ganas de orinar. Moliner se luce con unas dotes de payasa de aúpa.

LO+

Una historia de dos personajes que es como la vida misma. Nos hace reír, pensar y sufrir sus penas a partes iguales. Todo en poco más de una hora.

LO-

No es fácil poner pegas a un montaje con tanto ingenio. Visto el eufórico 'karaoke' del cierre, igual se podían haber trufado más 'minutos musicales'.

La actriz badalonesa y Negrié muestran una química mayúscula y dejan ir todas las capas de unos personajes que son unos 'losers', unos perdedores en los que cualquier espectador puede verse reflejado por esos sueños que tenemos y casi nunca se cumplen. Se dicen de todo, sacan sus demonios, pero a la vez se dan cuenta de que no pueden vivir el uno sin el otro. Porque, además, siempre encuentran su refugio en el escenario. Así llega la apoteosis final con el número de sus duetos románticos, que incluye, por supuesto, el 'You say tomato', de Ginger Rogers y Fred Astaire.