Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

DOBLE CELEBRACIÓN

Los 10 libros impescindibles de Llegir en Català para Sant Jordi (y más allá)

Los editores de está asociación que promueve la literatura en catalán, y que cumple 5 años, nos cuentan sus apuestas para el día del libro

Imma Muñoz

Laura Huerga, editora de Raig Verd, muestra su apuesta para este Sant Jordi: Els desposseïts, de Úrsula K. Le Guin.

Laura Huerga, editora de Raig Verd, muestra su apuesta para este Sant Jordi: Els desposseïts, de Úrsula K. Le Guin. / JORDI COTRINA

Como en el principio era el verbo y, tratándose de editores, el verbo siempre mejor escrito, en el principio de esta historia de cooperación devenida en amistad hay una carta: la que una editora novel, Laura Huerga, mandó hace ya más de cinco años a todas las direcciones que encontró en la base de datos de la Associació d'Editors en Llengua Catalana (AELLC). Llevaba apenas tres meses al frente de Rayo Verde/Raig Verd, la editorial en la que había decidido hacer realidad sus sueños de lectora voraz, y desembarcaba con ganas de dar un meneo a un sector que veía enquilosado. En el correo, Huerga convocaba una reunión para ver cómo podían unir esfuerzos para darle un empujón a la difusión, y el consumo, de literatura en catalán.

Núria Iceta recibió, y leyó, el correo. «Era tan transparente, tan directo, que, pese a no conocer a Laura, decidí ir a la reunión». Valió la pena: Llegir en Català (LEC), la asociación de editoriales independientes de CatalunyaBaleares País Valencià que salió del encuentro, cumple cinco años. «A la reunión vinieron 18 editoriales. Buscamos un eje, la narrativa en catalán, y de allí salimos con la propuesta de hacer un blog en el que difundir las novedades de los sellos que decidieron implicarse», cuenta Iceta.

Núria Iceta, editora de L'Avenç, con su recomendación: 'El barri de la Plata', de Julià Guillamon. JORDI COTRINA

No todos los asistentes se sumaron al proyecto. «Lo que queréis hacer es fantástico y necesario, nos decían, pero no podemos asumir el trabajo que conlleva», sigue la editora, junto con Josep M. Muñoz, de L'Avenç. Porque formar parte de la asociación supone eso: trabajo y compromiso para lograr los objetivos compartidos. «Esa es la cuota que pagamos los miembros, y Laura y yo tenemos la misión de dejarlo claro». Huerga fue la primera presidenta de LEC y, en octubre, Iceta le tomó el relevo. De las editoriales que pusieron los cimientos, seis continúan (Raig Verd, L'Avenç, SaldonarAlrevés/Crims.catPeriscopi El Gall Editor) y hay tres nuevos miembros: BiraBiro EditorialSembra Llibres y Tigre de PaperMeteora, socio fundador, es hoy miembro honorífico de la entidad, tras abandonarla el año pasado, con la vista puesta en la jubilación (imposible) de sus editores: Maria Dolors Sàrries y Jordi Fernando.

Dolors Sàrries y Jordi Fernando se inclinan por una biografía de Maria Aurèlia Capmany. ADRIANA DOMÍNGUEZ

Las nueve comparten contactos, organizan actividades conjuntas y, dos veces al año, se visten de fiesta mayor: la Setmana del Llibre en Català (en septiembre) y Sant Jordi, que está ya a la vuelta de la esquina. Este año, como en los últimos cinco, las editoriales del grupo compartirán puesto en el paseo de Gràcia. Pese a estar de aniversario, no prevén que sea una diada muy distinta de las anteriores. «Es un día estresante y apasionante a la vez -dice Iceta-. Nos viene a ver mucha gente, muchos lectores fieles a un sello, y que, en esa visita, pueden descubrir el trabajo de nuestros compañeros». «Es lo más bonito de ese día -tercia Huerga-: el contacto con quienes nos muestran tanta fidelidad. Hay lectores que se acercan a decirte que tienen todo lo que has editado. Eso no tiene precio».

ORGULLO DE EQUIPO

Además del puesto conjunto, cada una de las editoriales tiene su propia caseta. «Pero fíjate si estamos orgullosos del colectivo que nos pasamos la mayor parte del tiempo en la de Llegir en Català», asegura Iceta. «Menos El Gall Editor -sonríe Huerga-, que como está en Mallorca lo tiene difícil… Pero sus libros sí que están. Los demás les cubrimos». Esa comunión entre los asociados, esa «capacidad de colaboración», sintetiza la editora de Raig Verd, ha sido la clave de la consolidación del proyecto. «Llegir en Català -explica Iceta— enseña una forma de hacer las cosas. A sus miembros y a todo el sector. Llegó en un momento en el que la concentración de sellos por parte de los grandes grupos coincidía con la eclosión de pequeñas editoriales independientes, de nuevas librerías y de algunos medios culturales que querían hacer las cosas de otra manera. Con responsabilidad pero sin miedo, y viendo en internet una oportunidad y no una amenaza para conseguir que la gente leyera más, y con más calidad, en catalán. Esto, en solitario, ninguno de nosotros podía lograrlo, pero uniendo esfuerzos y luchando por la visibilidad juntos sí era posible». «Sí: la reivindicación de la colectividad y la cooperación en tiempos de creciente individualismo estaba en la base de todo», resume Huerga.

Ilya Pérdigo, editor de Alrevés/Crims.cat, es muy fan de 'El Harem del Tibidabo', de Andreu Martín. JORDI COTRINA

Resultado: en un año, el blog inicial se convirtió en una web plagada de novedades y que da fe, en su pestaña de actividades, de la efervescencia del colectivo. En cinco, la entidad ha pasado de ser un foco crítico a tener una participación activa en la AELLC. «Sin dejar de lado el espíritu combativo que nos ha movido siempre», destaca la editora de Raig Verd. En este tiempo han multiplicado su presencia en los medios y la repercusión de las ferias literarias en las que participan, como la de Besalú; han creado un club de lectura y han editado dos libros a 18 manos, uno para la última Marató de TV-3 y otro en el que buscaban, a su manera, la esencia de la catalanidad

RED DE COMPLICIDADES

También han tejido una importante red de complicidades con las nuevas librerías y han normalizado algo que a ellos les parece de cajón, pero que en muchas otras editoriales no se tiene en cuenta: que el nombre del traductor aparezca en portada. «Consideramos fundamental dar importancia a todos los implicados en el proceso de llegar al lector: autores, claro, pero también traductores, correctores, bibliotecarios, libreros…», dice Huerga. «Y editores, que todavía hay quien se refiere a los libros obviando el trabajo que hacemos con ellos», reivindica Iceta.

Borja Català, editor de Sembra Llibres, con 'Manuel de Pedrolo', la llibertat insubornable', de Bel Zaballa. JORDI COTRINA

¿Soplarán velas? «Haremos una jornada en el CCCB el 14 de junio con el título 'Pedres a la sabata. Producció cultural en llengua catalana'. No solo estará presente el mundo de los libros: también habrá respresentantes de las artes escénicas, el cine, la música, que se encuentran con los mismos problemas que nosotros por haber optado por el catalán como vehículo de expresión. Será más que conmemorativa y reivindicativa: esperamos que de ella salgan soluciones», avanza Iceta. 'LEC style'. Las piedras, para construir. 



LAS 10 APUESTAS DE LLEGIR EN CATALÀ

Oriol González. JORDI COTRINA

1. Oriol González (BiraBiro Editorial): ‘La iaia no hi toca’, de José Ignacio Valenzuela Santos 

"Hay obras que combinan con un equilibrio perfecto el sentido del humor y la profundidad de los temas y los sentimientos que tratan. Por eso logran penetrar en los lectores, pequeños y mayores, y les dejan una huella que los acompaña siempre. La iaia no hi toca es uno de esos libros entrañables".


2. Laura Huerga (Raig Verd): 'Els desposseïts’, de Úrsula K. Le Guin 

Donde pone el ojo, pone el premio. ¿Pruebas? Gerbrand Bakker (Premi Llibreter) y Svetlana Aleksiévich (Nobel, ahí es nada). Espera repetir éxito con este «clásico sobre un hombre que sueña con cambiar el mundo y hace un viaje para hacerlo realidad. Un título de referencia de la ciencia ficción, pero también de la literatura norteamericana».


Aniol Rafel. JORDI COTRINA

3. Aniol Rafel (Edicions del Periscopi): 'Istanbul Istanbul’, de Burhan Sönmez

Ha editado a Foster WallaceTavares Mouawad. Su apuesta para este Sant Jordi: «Una novela que mezcla perspicacia, humor y tragedia, una carta de amor a Estambul, escenario de toda esperanza y de toda desesperanza. Una parábola luminosa donde conviven el sufrimiento y la ilusión con todas sus contradicciones».


4. Núria Iceta (L’Avenç): ‘El barri de la Plata’, de Julià Guillamon

«La novela de una familia del barrio de la Plata del Poblenou. La historia del encuentro entre un padre valenciano, castellanohablante, con problemas con la bebida y el trabajo, y la madre, una mujer menestral de orígenes catalanes. El relato de un baile que durará décadas, explicado con una tensión poética bellísima».


Francesc Gil. JORDI COTRINA

5. Francesc Gil (Saldonar): ‘Vam fer un referèndum’, de Andreu Pujol Mas
 

Especializada en narrativas, periodismo y poesía, Saldonar elige esta obra de «periodismo de investigación para saber todo lo que hasta ahora ignorábamos sobre cómo se preparó y organizó el 1-O, con el testimonio exclusivo y confidencial de políticos y miembros de la sociedad civil de primer nivel».


6. Borja Català (Sembra Llibres): ‘Manuel de Pedrolo. La llibertat insubornable’, de Bel Zaballa 
 

Radicada en València, se sumó a LEC hace dos años. Participa del 'Any Pedrolo' con este libro: «Una biografía que recupera, en el centenario de su nacimiento, la trayectoria vital, literaria y política de este homenot de nuestras letras, que se caracterizó por el compromiso militante con la libertad y la justicia, absolutamente vigente en la actualidad».


Gracià Sánchez.

7. Gracià Sánchez (El Gall Editor): 'Aigua d’alta mar’, de Xisca Homar 

«'Aigua d’alta mar' es, por encima de todo, un viaje introspectivo más que geográfico escrito en pequeños fragmentos, entre poéticos y filosóficos, que nos encaran con el yo individual, pero en el que todos podemos sentirnos identificados», define el editor del sello de Pollença.


8. Ilya Pérdigo (Alrevés/Crims.cat): ‘L’Harem del Tibidabo’, de Andreu Martín  
 

Aunque Andreu Martín ha manifestado alguna vez no llevarse demasiado bien con Sant Jordi, Pérdigo, editor de Alrevés/Crims.cat junto con Gregori Dolz y Roger Clanchet tiene claro que es su apuesta para la diada. ¿Por qué? «Porque es un libro marca del autor, uno de los referentes del género negro del país, una novela llena de ironía, violencia, investigación y humor perfectamente narrada por el maestro».


Arnau Carné.

9. Arnau Carné (Tigre de Paper): ‘Hem posat les mans a la crònica’, de Manuel de Pedrolo 

El sello que comandan Carné, Marc GarcésSimón Vázquez y Laura Arau, con base en Manresa, apuesta por un Pedrolo que hace al lector «caminar de la distopía a la utopía, de la mano de unos personajes atrapados en un régimen opresor, que toman conciencia, se organizan y combaten. La mejor potencia narrativa de Pedrolo, sumada a su espíritu más transgresor y libertario».


10. Maria Dolors Sàrries y Jordi Fernando (Meteora): ‘Maria Aurèlia Capmany. L’època d’una dona’, de Agustí Pons

«La cultura y la sociedad catalanas de la segunda mitad del siglo XX no se pueden entender sin conocer la vida, la obra y el legado de una personalidad tan arrolladora como Capmany. Agustí Pons, uno de nuestros autores memorialistas más importantes, la retrata en el centenario de su nacimiento.

La finalidad, pues, de este libro, que Meteora ha publicado junto con el Ayuntamiento de Barcelona, es dar a conocer a las nuevas generaciones la personalidad y la obra de esta gran escritora barcelonesa y preservar el recuerdo de su figura entre todos aquellos que tuvieron la oportunidad de compartir su vida. La obra, de 510 páginas, está encabezada por un prólogo de Isabel Graña, contiene una miscelánea fotográfica de unas 50 imágenes y se cierra con un índice onomástico".

Temas: Sant Jordi

RECOMENDAMOS