Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

PASEO POR LA HISTORIA

5 lugares de una Barcelona de leyenda

Crees que conoces la ciudad al dedillo pero intuyes que guarda secretos milenarios que se te escapan. Como estos

JUAN FRANCISCO FERRÁNDIZ

Muralla y puerta romana, en la plaza Nova, junto a la Catedral.

Muralla y puerta romana, en la plaza Nova, junto a la Catedral. / JULIO CARBO

Junto a la ciudad por la que se pirran hoy los congresistas, hay una Barcelona tan antigua y distinta que parece legendaria. Es la que nos recuerda la que fue en el siglo IX, cuando solo tenía unos mil habitantes y resistía en un territorio desolado. Entonces era el último bastión de un imperio decadente y debía proteger una frontera sangrienta y aterradora, por eso allí se vivieron proezas épicas que aún hoy nos impresionan. ¿Quieres conocer 5 lugares de aquella ciudad olvidada?


1. Las piedras de la vida

En la plaza Nova, junto a la Catedral, verás los restos de la muralla romana. Con cerca de 78 torres, Barcelona era llamada «la ciudad coronada». Otras murallas posteriores defendieron su modo de vida y sus derechos, pero estas del siglo IX defendieron la vida misma de todos los barceloneses. Sobrecoge pensar que gracias a esas losas la ciudad bulle de actividad y no es un silencioso complejo arqueológico. 


2.- Los cuatro vigilantes

Las columnas del templo de Augusto. DANNY CAMINAL

Muy cerca está la sede del Centre Excursionista de Catalunya, en el numero 10 de la calle del Paradís. En el patio interior se yerguen 4 columnas del templo romano de Augusto. En el medievo a algo así lo llamaban 'el Miracle', pues tanta majestuosidad solo podía ser obra de santos. Ahora el milagro está en haber resistido tantos avatares, incluso las terribles y sangrientas agresiones que Barcelona sufría cada pocos años. 


3. El lugar más sagrado de Barcelona

La Casa Padellàs, que sede principal del MUHBA. RICARD CUGAT

Entrar al Museu d'Història de Barcelona (MUHBA) Casa Padellàs, en la plaza del Rei, es visitar otras ciudades que son esta: BarcinoBarchinona... Entre sus tesoros verás los restos de una balsa octogonal que fue el baptisterio de los primeros cristianos de la ciudad, aunque quizás el lugar ya fuera sagrado antes. Seas creyente o no, sentirás algo especial, pues sus piedras conocieron la historia primigenia de Barcelona y de allí descienden incontables generaciones de barceloneses. 


4. Donde se forjó la historia

Los tesoros ocultos del MUHBA. FERRAN NADEU

Aún en el MUHBA, prosigue por el subsuelo y llegarás al muro del primitivo palacio episcopal. Lo habitaron forjadores de la historia de Barcelona, como el obispo Frodoí a finales del siglo IX. Si esos cimientos hablaran, quizá podrían revelarnos las alianzas y estrategias que se urdieron con habilidad para sentar en el trono condal de Barcelona a una dinastía que reinó desde el año 878 hasta 1410. 


5. La placa misteriosa

La cripta de Santa Eulàlia, con el sarcófago de la copatrona de la ciudad. ELISENDA PONS

Si vas a la Catedral y desciendes a la cripta de Santa Eulàlia, tras la tumba verás una placa partida de mármol que cuenta una historia y calla un misterio. Algunos dicen que solo es tradición, pero otros piensan que el hallazgo de las reliquias en el año 877 salvó la ciudad, convulsionó el orbe y cambió la historia. Siente respeto, pues allí sigue atrapado un fabuloso enigma sobre el destino de la ciudad coronada: Barcelona.



672 páginas; 21,90 euros

(La edición catalana, titulada 'La terra maleïda', está publicada por Rosa dels vents)

'La tierra maldita' es la tercera novela histórica del abogado alicantino Juan Francisco Ferrándiz, que ya llamó la atención de los aficionados al género con 'Las horas oscuras' (2012) y, sobre todo, 'La llama de la sabiduría' (2015). Si en el debut viajó hasta Irlanda y en la segunda incursión centró la trama en Valencia, en esta ocasión es Barcelona el lugar elegido como escenario. En el año 861, un joven y ambicioso sacerdote, Frodoí, es nombrado obispo de Barcelona. La designación supone para él un verdadero mazazo: la ciudad, poblada por apenas 1.500 personas, está en los confines de la Marca Hispánica y, azotada por los ataques de los sarracenos y descuidada por sus gobernantes, los francos, parece condenada a desaparecer. Un recorrido, de la mano de un personaje real, por unas décadas decisivas para la ciudad que hoy admira el mundo entero.    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.

RECOMENDAMOS