Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

BASADA EN HECHOS REALES

Una historia para George Clooney

'Las defensas' es la última novela de Gabi Martínez: cómo un neurólogo con una vida de cine se vuelve loco durante un año

Imma Muñoz

Gabi Martínez, minutos antes de la presentación en Laie. No quedó ni una silla libre.

Gabi Martínez, minutos antes de la presentación en Laie. No quedó ni una silla libre. / ÁLVARO MONGE

Existe un test que permite medir el grado de estrés que soportamos las personas. Tiene tres niveles: de 1 a 150, de 150 a 300 y por encima de 300. Cuando se supera esa barrera, nuestro cuerpo y nuestra mente se convierten en una olla a presión. Camilo Escobedo registró 506. Y, claro, explotó.

Camilo Escobedo se acercó un día de Sant Jordi a Gabi Martínez con una frase irresistible: "Tengo una historia que en Hollywood protagonizaría George Clooney". Era la historia de un neurólogo, él mismo, que durante un año de su vida estuvo loco y desconectado del mundo en una institución. "Su cabeza reventó". Pero no fue un brote repentino, un estallido sideral, sino una acumulación de gases inflamables gradual y cotidiana que nos habla de nosotros como complejidades sinápticas boqueando en un sistema de valores que nos ahoga y nos deja, de pronto, sin defensas. Martínez le escuchó un minuto entre firma y firma, y luego durante dos años. El resultado es una novela, 'Las defensas' / 'Les defenses' (Seix Barral / Catedral), que cuenta cómo una vida se rompe a cachos y cómo se unen después los pedazos.

Tratándose de Gabi Martínez y a la vista de su trayectoria ('Sudd', una expedición por el corazón de África; 'Los mares de Wang', un viaje por la costa china; 'Sólo para gigantes', la persecución del yeti) existe la tentación de decir que tras haber viajado tanto por el mundo ha decidido profundizar en el viaje al interior que empezó en 'Voy', su libro precedente. Pero, como se encargó él de demostrar en la presentación de 'Las defensas', el 6 de abril en una Laie abarrotada, el viaje es siempre, siempre, bidireccional, y en esta última aventura la espeleología neurológica y emocional le ha servido para hablar del puerto al que todo este tiempo se ha estado preparando para llegar: Barcelona, su ciudad.

FRANCOTIRADORES Y LOCOS

"Cuando observo cómo se ha representado Barcelona en la literatura, veo que son tres los nombres que más me interesan: Pijoaparte, Watusi y Johnny Thunders. Los tres son pseudónimos y vienen de la periferia, como yo". La periferia de la ciudad (recordó Martínez una juventud a caballo entre Barcelona y L'Hospitalet), y la de un sistema donde ya no nos quedan francotiradores intelectuales ni librepensadores, "y esos espacios de libertad los ocupa el loco". Como su protagonista.

LO+

Una presentación sólida como su novela, perfectamente hilvanada y apasionante para los amantes de la literatura.

LO-

El "corto speach", como ironizó Zanón, requería atención, y las distracciones eran continuas. A la puerta corredera de la sala le urge 3 en 1.

Precisamente el creador de Johnny ThundersCarlos Zanón, fue el encargado de presentar a Martínez. La admiración, quedó claro, es mutua ("es uno de los libros del año", dijo de 'Las defensas'), y aprovechó una relación de amistad de 23 años para revelar algo que los asistentes que no conocían a Martínez descubrirían en seguida: "Aparentemente es muy tranquilo, pero es el tipo más apasionado que conozco. Su compromiso literario es absoluto. Quedas con él, llegas siendo escritor y cuando te vas eres contable de una tintorería, porque piensas que tampoco te tomas la literatura tan en serio".

Gabi Martínez sí: lo demostró con un 'speach' ("corto", ironizó Zanón) tan sólido como su novela, hilvanando viajes interiores y exteriores, voces literarias y personales, haciendo que valiera la pena poner los cinco sentidos en el discurso y confirmando lo que había dicho su amigo: "Cuando leo a Gabi me dan ganas de leer más, pero sobre todo de vivir más". Aunque sea con esfuerzo.