DESESCALADA HOSTELERA

8 bares de Barcelona donde brindar sin estado de alarma

El estado de alarma ha muerto. ¡Larga vida a los bares! Aquí tienes 8 bares de todo tipo donde alargar los nuevos horarios vespertinos: hasta las once de la noche

Heliogàbal.

Heliogàbal. / Marina Tomas Roch

Necesitábamos salir de aquella vida proscrita. Demasiados días jugándonosla por las aceras. Desde antes de Navidad, las tardes eran persianas bajadas. Nos habían negado las caras de la gente en el bar, esos rostros que se vuelven interesantes a medida que se acerca la noche. Nos dedicábamos a merodear por esquinas y plazas, 'súper Illas' y viejos jardines. Recibíamos el crepúsculo inquietos, temiendo lo peor si aparecía una patrulla y nos enganchaba con la lata de, ejem, refresco en la mano y la mascarilla a media asta. Entonces dijeron algo crucial: los bares, abiertos hasta la noche. Por fin. Marcamos la fecha en el calendario: 9 de mayo. Y nos cambiamos el chándal. Y nos preparamos para brindar. Y volvimos al bar, cantando aquello de 'Hello darkness my old friend'. Pero a ritmo de reggaeton.

Heliogàbal

Noches profundas

Al garito musical más respetado de Gràcia le tocó celebrar su 25º aniversario en un momento delicado. Pese a las restricciones y las limitaciones drásticas del aforo, Heliogàbal (Ramón y Cajal, 80) se las ha ingeniado para seguir programando conciertos. Saben que se convirtieron en la guarida ideal para gentes alternativas y bandas de proximidad desde el mismo momento en que levantaron persiana amparándose en la figura de aquel emperador romano con inercia al vicio. Durante mayo, Heliogàbal vuelve a abrir de jueves a sábado de 20.00 a 23.00 horas, salvo los días en que ya tenían programados bolos en otros espacios del barrio. A partir de junio, habrá conciertos jueves y sábado, y los viernes serán propicios para la militancia y el copeo. En los días de tempestad, no hay mejor puerto donde amarrar que unos acordes frente a la pared roja del Helio.


Gat Verd

La esquinita tropical

Gat Verd.

/ Ferran Nadeu

Bajo el mundanal ruido de la plaza de Rovira existe un refugio para vividores. La terracita del Gat Verd (Torrent de les Flors, 81) es un rincón en verbena permanente. Sobre las cuatro mesas de fuera cuelgan banderolas festivas y las risas se mezclan con la música. Su salón es pura fantasía tropical: del techo descienden vistosas mariposas, frondosos racimos de hojas y lianas con bombillas voluptuosas. Los colores se multiplican. El lavabo es un 'show' privado de collages y pintadas chillonas. Almodóvar rodaría aquí la escena álgida de su próxima ópera kitsch sin dudarlo. De día, esta esquina soleada es un paraíso caribeño, pero de noche hay vibras de neón. Suena hip hop. La parroquia se anima mientras Alejo y Leo reparten simpatía argentina y brebajes por las mesas. Te puede dar la hora de la cena, porque siempre tienen a punto quiches y pizzas caseras, veggies y estupendísimas. Me cuentan que preparan nuevas delicias vermuteras, como tartar de mejillones con salsa wasabi. La carta no es lo único que piensan ampliar. Después de estos meses de penurias, abren todos los días, domingos incluidos, de 10.00 a 23.00 horas. Náufragos del disfrute, esta es vuestra isla encantada.


33/45 + 45/33

Doble revolución

Terraza del 33/45 .

/ Ferran Nadeu

Perdona el 'spoiler', pero lee esto hasta el final, que hay sorpresa. Vaya alegría poder volver a echar la tarde en el 33/45 (Joaquín Costa, 4). Este multiespacio del Raval lleva años rebosando de carisma y buen ambiente. Hace poco prolongaron el aire hedonista de sus sofás interiores con 5 mesas de terraza. Con las restricciones no les salía a cuenta abrir entre semana, pero ahora van lanzados: a partir del lunes 10 de mayo podremos gozar todos los días de sus sesiones de dj mientras damos buena cuenta de esa carta de comida mejicana o brindando a la luna con alguno de sus cócteles de tequila. Planazo, porque el 33/45 mola de día y mola de noche. La sorpresa: los responsables de este santuario de lo cool inauguran nuevo local en la calle de la Riera Alta, 4, el 13 de mayo. Se llamará 45/33, tendrá 10 mesas de terraza y una flipante variedad de bocadillos y french fries para acompañar cada trago. ¡Wow!


Solange

Clase 'vintage'

Solange.

/

Si vamos a celebrarlo, ¿por qué no darnos el lujo de hacerlo en una coctelería rematadamente elegante y 'vintage'? Solange (Aribau ,143) tiene tanto 'flow' como una canción de la hermana de Beyoncé, aunque su nombre no tiene que ver con la pequeña Knowles, sino con James Bond. Alfredo Pernía, propietario de este templo de alquimistas de la copa, nos chiva que vuelven a sacudir cocteleras sobre su sinuosa barra de madera en horario de 18.00 a 23.00 horas. No vamos a faltar a la cita. Propongo 'dress code' para acabar de gozarlo: una pajarita o un liguero fuera de sitio pueden epatar de veras con esta iluminación perfecta. Ese Gin Fizz te queda tan bien, que me voy a pedir otro Bloody Mary. Aquí los preparan de muerte.


Bar Bodega Gol

Platitos y vasetes

Bar Bodega Gol.

/ Elisenda Pons

En medio del vórtice de moderneo de Sant Antoni, resulta una gozada encontrar mesa en el Bar Bodega Gol (Parlament, 10). Este clásico del barrio resulta la vacuna perfecta contra la radiación 'hipster' de Parlament: mezcla parroquia joven y veterana, y es uno de esos lugares de los que nunca quieres irte. Ahora podremos quedarnos hasta las 23.00 horas los jueves, viernes y sábados. Hemos estado comportándonos como adolescentes durante meses, pasando el rato en la calle y con hora para volver a casa. Tal vez por eso ahora apetece que nos dé la noche en el Gol, ya sea disfrutando de sus tapitas de tortilla, queso y pimientos en la terraza, o directamente bebiendo como adolescentes compulsivos en sus banquitos interiores. Yayos mirándonos estupefactos mientras brindamos por el mismísimo Thanos evaporando el toque de queda con un chasquido de dedos.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete


Bodega El Bärbar

Nuevos y valientes

Entre tantas víctimas de la crisis, este coqueto local de tapas se erige como uno de sus héroes. Pese al nefasto horizonte de sucesos, los propietarios de Bodega El Bärbar (Congost, 29) decidieron abrir sus puertas en pleno año de la incertidumbre. El estado de alarma les hizo cerrar para buscar un paréntesis, pero hace algunos meses que están de vuelta los fines de semana. Se ha corrido la voz, y ahora ya cuesta encontrar sitio en su animada terraza. Con los cambios en la legislación amplían días y horarios, aprovechando para lanzar nuevos platos y alguna iniciativa sorprendente y divertida, que tal vez te venga al pelo: obsequian a todos los clientes de las peluquerías The Barberist con un 2 x 1 en cañas. Así retroalimentan el consumo en el barrio, y de paso extinguen algunos horripilantes 'looks' pandémicos.


Curtis Audiophile Cafe

Adicción a la aguja

Curtis Audiophile Cafe.

/ Instagram

Lo de Curtis Audiophile Cafe (Mallorca, 196) es un 'swipe right' de libro. Tuvimos flechazo inmediato con la propuesta melómana del primer 'listening bar' de Barcelona; enseguida nos sorprendió con su versatilidad como bar de cócteles, tienda de discos, cafetería y pequeño club selecto para actuaciones en vivo y sesiones de 'dj'; y desde entonces, a cada cita nos ha proporcionado un nuevo orgasmo musical. Este bar en alta fidelidad ha seguido abriéndonos de orejas durante toda la pandemia, ya fuera a puerta cerrada por YouTube o en cualquier resquicio horario. Ahora, las tardes y las noches vuelven a ser suyas para congregar a los más finos infectados por el ritmo. Báilalo sexi.


La Trabanqueta Bar Pub

Sin tropiezos

Desde hace meses, en la persiana de este garito disfrutón (Mallorca, 329) puede leerse el siguiente mensaje: "Aunque no lo parezca, La Trabanqueta no está cerrado, está cogiendo fuerzas". Pues vaya si han cogido. Desde este mismo domingo 9 de mayo abren de 13.00 a 23.00 horas, para dar rienda suelta al cachondeo de la tarde-noche. Si esto no es la libertad de la que habla Ayuso, ya me dirás. Deja de envidiar a los de Madrid y date el gusto con sus tapas y bocatas, más una cañita en copa congelada o un Pornstar Martini, mismamente.

Noticias relacionadas

Las buenas gentes de este local traen comedia en tiempos de pandemia: hay que estar al loro de sus sesiones de electro-house, conciertos y monólogos cómicos. Qué ganas de pillar taburete y reírnos hasta que nos sorprenda la noche.