MÚSICA 'CATXONDA'

De fiesta en barretina y con porrón

¿Qué hay más catalán que llegar de fiesta y comerse un fuet? Por eso, AlliOli Olé revive esta tradición en una fiesta para celebrar la cultura catalana

Abel Cobos

DJ Pam Pool ameniza AlliOli Olé.

DJ Pam Pool ameniza AlliOli Olé.

AlliOli Olé

Believe Club (Balmes, 56).

Horario: Jueves, 5 de diciembre, de 23 a 6 horas.

Precio: 10 € con copa

A partir de las 00.30 h.

Estás en el Eixample, pero donde debería haber la típica discoteca de pop internacional hay una Festa Major. O eso parece por la música, porque dentro suena más catalán que en la sede de Òmnium Cultural. Las puertas se abren y una Grossa, barretinas y fuet te dan la bienvenida. Empieza la AlliOli Olé, una de las pocas fiestas de la gentrificada Barcelona en las que todavía suena música en catalán.

“Nuestra música es muy ecléctica. Desde dancetrap y reggaetón hasta rumbapop y petardeo. Eso sí, siempre mezclándolo con música en catalán”, dice Pam Pool que, equipado con una barretina, es uno de los DJ encargados de ofrecer este ‘show’ de música “cat-xonda”, como ellos mismos lo definen. “Lo que queremos es que la gente baile en catalán, porque en la noche barcelonesa esta música no suele tener cabida”.

TEMAZOS EN CATALÁN

En todos lados puedes escuchar J Balvin, Rosalía o Lizzo. Pero solo aquí puedes escuchar al icono del dance catalán Xana (y su tema más conocido, Tinc ganes de festa), el trap del grupo de Sabadell 31 fam o el reggaetón catalán de Crimen Pasional (su principal canción, Raka Raka). Por supuesto, sonarán otros catalanes que cantan en español como Bad Gyal y La casa azul, además de los temazos internacionales que bailarías en otras discotecas.

El espíritu de ‘festa major’ no solo se respira en la ‘playlist’. Uno de sus principales reclamos son los concursos de beber del porrón (“una habilidad que se está perdiendo”), una Grossa ‘drag queen’ (la mascota de la fiesta) y el fuet ‘all-night long’, elementos prototípicos catalanes que mezclan para crear “un gran AlliOli cultural”, que da nombre a la fiesta. “Solo nos faltan los concursos de tortillas y ya estaría todo”, bromea el DJ. Lo que sí que tienen es entrada gratis hasta las 00.30, para atraer a aquellos que cumplen el tópico del catalán agarrado.

Edición bimensual

DJ Xana en una edición anterior de AlliOli Olé.

Llevan ya cuatro años celebrando esta fiesta bimensual (aunque en diciembre hay ración doble con su especial de fin de año), y cada edición tiene como temática elementos de la cultura catalana. Por ejemplo, una dedicada a los ‘calçots’ (los participantes en el concurso de beber porrón tenían que comerse uno sin babero), otra a “¿quién enviaría Catalunya a Eurovisión?” o, también, al Paral·lel y su cultura mítica travestí y ‘drag’. 

La próxima entrega de AlliOli será el próximo jueves, 5 de diciembre, aprovechando que hay puente. Esta vez será en honor a Doraemon (“icono de TV-3 que los catalanes quieren como si fuera la Moreneta”, asegura Paam). Así que, para homenajear al gato cósmico, habrá ‘doriyakis’ durante toda la noche, que se sumarán al fuet (o zanahoria, la alternativa vegana).

Temas: Fiestas