AL CONFINAMIENTO, BUENA MÚSICA

5 discos del 2020 que ahora puedes escuchar enteros

Aprovecha la cuarentena para escuchar con atención algunos de los mejores discos publicados durante el comienzo de año

Juan Manuel Freire

5 discos del 2020 que ahora puedes escuchar enteros

Con algunas horas extra para concentrarse en algo, ¿por qué no dedicar una escucha íntegra a un álbum como hacíamos tan a menudo en los viejos tiempos? Escucha íntegra y dedicada, siempre en el formato más estelar disponible. Aquí recordamos cinco de los mejores publicados durante este comienzo de año. 

1. 'Seeking thrills', de Georgia

En el interesante 'Georgia' (2015) era fácil apreciar el talento de Georgia Barnes -la hija del gran Neil Barnes de Leftfield- pero también una cierta obsesión por M.I.A. Este segundo álbum muestra a una artista más segura de sus propios potenciales, igualmente brillante y personal en lo melódico y lo sónico. Es música inspirada por las experiencias de pista de baile, ese espacio que, durante un tiempo, vamos a tener que conformarnos con imaginar. Aunque también se puede bailar sin salir de casa, como es inevitable en cuanto suenan 'About work the dancefloor', '24 hours' (cuidado: en el vinilo no aparece) o ese misil electro-pop llamado 'Never let you go', del que se recomienda buscar también el remix de Skream.


2. 'Marjorie', de Núria Graham

Cada disco de la cantante y guitarrista vigatana ha sido superior al anterior, y 'Marjorie', lejos de ser una excepción, solo suena a salto de gigante definitivo (por ahora). Es tentador llamarlo "disco de madurez" pero ella nos odiaría si lo hiciésemos. Lo definiremos como disco de sabia melancolía y prematura madurez (lo siento), sostenido sobre melodías de dramatismo controlado y arreglos sutilmente barrocos. Es cohesivo, redondo, también en unas letras marcadas por la herencia familiar irlandesa: Graham arranca trayecto en 'Connemara', rinde homenaje a la abuela que nunca conoció en 'Marjorie', y rehabilita un estribillo de un tío músico, Niall Graham, en la magnífica 'Hazel', con ciertos aires de girl group clásico.


3. 'Lina_Raül Refree', de Lina_Raül Refree

Tras conectar el flamenco con la Guitarra Primitiva Americana o el punk en sus proyectos con Sílvia Pérez Cruz, Rosalía y Rocío Márquez, Raül Refree se presta a revisar el fado del lado de la portuguesa Carolina Rodrigues, Lina de nombre artístico. No busquen guitarras clásicas en esta revisión del repertorio de Amália Rodrigues (salvo en 'Voz Amália de nós'): a cambio, el inquieto músico propone delicadas capas de teclados, zumbidos experimentales y frecuencias que el oído igual apenas puede detectar, pero aportan sugerencia y extrañeza. A su lado, Lina aporta interpretaciones vocales de una pulcritud magnética: suele provocar la emoción a base de contención.


4. 'color theory', de Soccer Mommy

La progresión artística de Sophie Allison, como la de Núria Graham, todavía no conoce límites. Del refinado 'bedroom pop' de 'Collection' (2017) saltó con brío y energía al indie rock con banda completa de 'Clean' (2018), y no tanto después, a esta precoz demostración de madurez que es 'color theory' (2020), gran disco de pop de guitarras ensoñador a la vez que demoledor. Quienes añoren a The Sundays o la Sheryl Crow de finales de los 90 ya tardan en echar una oreja a este clásico instantáneo, capaz de hacerte pedazos el corazón y, a la vez, recomponértelo. 


5. 'The slow rush', de Tame Impala

No, no había nada que temer. Hombre casado no equivale a hombre aburrido, gris o poco inspirado: el genio compositivo y sónico de Kevin Parker ha sobrevivido claramente al altar. 'The slow rush' está lleno de anzuelos melódicos y detalles de producción simplemente mágicos, todos ellos colocados aviesamente en estructuras de canción imposibles de adivinar. Cualquier canción merece una estatua y un parque, pero algunas en concreto: 'Breathe deeper', ya solo por su línea de bajo funk; 'On track', 'power ballad' a la altura de las mejores de 'Currents' (2015), o la vibrante 'Lost in yesterday', cuyo estribillo se pega cual sabandija a tu cabeza desde la primera escucha. Haz de tu salón una disco.