Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CONCIERTO

6 grupos synthpop para descubrir

Aprovechamos la visita de Lust For Youth para arrojar luz sobre este y otros grandes grupos actuales de pop electrónico

Juan Manuel Freire

Hannes Norrevide y Malthe Fischer presentan el disco ’Lust For Youth’. 

Hannes Norrevide y Malthe Fischer presentan el disco ’Lust For Youth’. 

El synthpop, o pop hecho con sintetizadores, vivió su momento de esplendor popular a mediados de los 80, cuando New Order, Depeche Mode y Pet Shop Boys se codeaban en las listas. Las bandas y artistas que adoran estas referencias operan ahora, excepciones como CHVRCHES aparte, casi en el 'underground'. 

Una injusticia en el caso de, por ejemplo, Lust For Youth, dúo danés cuyos dos últimos discos son efectivas y afectivas colecciones de 'hits'. Hannes Norrvide y Malthe Fischer presentarán el más reciente, titulado simplemente 'Lust For Youth', en la madrugada del sábado al domingo en Astin Club (sala La [2] de Apolo). Aprovechamos para reivindicar a estos y otros portadores de la vieja antorcha synthpop.

Lust For Youth + Varg

Astin Club (La 2 de Apolo) 
Sábado, 14 de septiembre, a partir de las 0.30 h.
Precio: 16 € (anticipada) y 20 € (taquilla) 

1. Lust For Youth

En el reciente 'Lust For Youth', lo que empezó como un proyecto más 'coldwave' que synthpop abraza más que nunca la melodía, los estribillos y los subidones épicos. Este cronista tiene curiosidad extrema por saber cómo sonará en vivo algo como 'Insignificant', 'hit' de baile que deriva en un final posrock para enmarcar. También se podrán bailar 'Great concerns' o 'By no means', con guitarras (sí, también las usan) como salidas del mejor pop británico de los 80 (es decir, The Smiths y Prefab Sprout). 'Hits' anteriores de Lust For Youth para recuperar: 'New boys', 'Better looking brother' y un largo etcétera.

2. audiobooks

audiobooks es el proyecto conjunto de David Wrench (productor de, entre otros, Let's Eat Grandma, sobre las que podrás leer algo más adelante) y Evangeline Ling (cantante de poca técnica, algo que sabe convertir en virtud). En su primer disco, 'Now! In a minute', una de las joyas semiocultas del 2018, Ling deslizaba su voz conversacional sobre gloriosas bases de synthpop ('Hot salt') e italodisco ('Friends in the bubble bath') con punto retorcido. Stella Mogzawa, de Warpaint, era batería en varios temas, lo que acaba de explicar por qué este disco es tan adictivo y único.

3. Electric Youth

Electric Youth es uno de esos grupos cuyo nombre conoce poca gente y, sin embargo, la mayoría de gente ha escuchado. Porque quienes no han visto 'Drive' son ya minoría. Y en aquel clásico moderno del 2011, el tema 'A real hero' jugaba un papel primordial. Era una colaboración de College con Electric Youth, quienes no publicaron su primer disco, 'Innerworld' (coproducido por Vince Clarke, ex Depeche Mode), hasta tres años después. Ha habido que esperar hasta este año para el segundo, 'Memory emotion': más música para conducir de noche y regodearse a gusto en una melancolía retrofuturista.  

4. Let's Eat Grandma

Cuando se dieron a conocer, hace solo tres años, Jenny Hollingworth y Rosa Walton hacían canciones excesivamente deudoras del grupo art-pop Cocorosie: casi parecían un grupo de homenaje. El salto que dieron entre 'I, gemini' (2016) y 'I'm all ears' (2018) es digno de estudio. En tiempo casi récord, se alejaron de las comparaciones fáciles, depuraron su sonido, encontraron canciones perfectas y con potencial masivo ('It's not just me' debió ser número uno en toda la galaxia)… Ahora mismo, Let's Eat Grandma es, simplemente, uno de los grupos llamados a dictar el futuro del pop experimental pero efectivo, especial pero universal.

5. Operators

¿Se puede juntar la inspiradora bravuconería de Bruce Springsteen, quien se ha acercado a la electrónica en muy contadas ocasiones, con los teclados de neón? Sí, se puede, e incluso se puede acertar con ello, como demostraron The Killers y otro grupo mucho menos conocido: Operators, glorioso proyecto de Dan Boeckner al margen de Wolf Parade, la banda que le dio a conocer. No hace mucho publicó el estimable 'Radiant dawn', pero quizá la mejor puerta de entrada al grupo sea el precedente 'Blue wave' (2016) y, en particular, dos de sus temas: 'Bring me the head' y 'Nobody'. 

6. Stealing Sheep

Este trío de Liverpool se labró una gran reputación crítica con un folk a la vez moderno y antiguo, casi medieval. Sin embargo, en su segundo álbum, 'Not real', dieron un magnífico giro hacia el pop. Y en esa línea siguen, con el componente sintético aún más enfatizado, en el reciente 'Big wows', que incluye delicias aptas para la radio como 'Show love' y 'Joking me'. Hay muchas ganas de verlas en directo, como a Lust For Youth: al parecer se marcan unas coreografías de alto octanaje y sacan a una oveja hinchable rosa a pastar por el escenario.

Temas: Conciertos