Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CONCIERTO

Nada Surf, todo hits

El veterano grupo de pop alternativo pasa por la sala Upload mientras se prepara para publicar su noveno álbum

Juan Manuel Freire

Matthew Caws, Daniel Lorca e Ira Elliot, integrantes de Nada Surf. 

Matthew Caws, Daniel Lorca e Ira Elliot, integrantes de Nada Surf.  / José del Río

"Cuando se hacen estadísticas, la anomalía no se tiene en cuenta, porque no da una imagen real de la media”, me dice el bajista Daniel Lorca. No estamos hablando de matemáticas sino de su grupo. Cuando hablamos de Nada Surf, demasiado a menudo se tiene en cuenta una anomalía, el perdigón grunge-pop 'Popular', que los hizo extremadamente populares durante un tiempo, a mediados de los 90.

Nada Surf

Sala Upload (Poble Espanyol)
12 de septiembre, 20.30 horas 
Precio: 18 (anticipada) y 22 € (taquilla) 

Todavía hoy, más de dos décadas después, demasiados medios tienen en cuenta esa anomalía y colocan sobre Nada Surf la etiqueta de 'one-hit wonder', o 'estrella efímera de un único éxito'. Quizá el grupo neoyorquino no haya vuelto a subir tan alto en listas (en parte porque, después del primer disco, ya no tuvieron el relativo apoyo de una multinacional), pero a lo largo de su existencia no ha dejado de lanzar hits. "Todas nuestras canciones lo son", afirma orgulloso Daniel, nacido en Madrid, crecido en Bruselas y Nueva York y ahora residente en Ibiza.

Nada Surf no tienen problemas con 'Popular': "La seguimos tocando. No siempre, pero la tocamos". Tampoco se llevan mal con las canciones de un segundo disco, 'The proximity effect', que asocian a experiencias terribles. Su sello de entonces, Elektra, propiedad de Warner, no consideraba este álbum lo bastante comercial y presionó al grupo a grabar versiones de temas ajenos que lanzar como singles. Noqueados por estas estrategias, Nada Surf acabaron huyendo del sello.

Segunda carrera

Si pudieran volver atrás en el tiempo, ¿elegirían una carrera inicial menos meteórica y más gradual? "No, en realidad no. Porque todo lo que hemos hecho nos ha servido para algo. En realidad, nosotros queríamos fichar por Matador, pero ellos pasaban de nosotros. Al principio éramos demasiado normales para un sello independiente como ese y demasiado raros para Elektra".

Con el álbum 'Let go' del 2002 comienza su segunda carrera; aquella por la que más se les debería recordar. "Hicimos ese tercer disco pensando solo en nosotros y los fans", dice Lorca. "Llevábamos un par de años haciendo vida normal, lo que ayudó a las letras; no tuvimos que escribir sobre ir de gira". También ayudó a la música, con un nuevo aire de melancolía y madurez que les sentaba bien. Basculando sabiamente entre power pop e indie rock, liderados por un Matthew Caws nunca antes tan sutil, Nada Surf empezaban a grabar sus mejores discos, como 'The weight is a gift' (2005) y 'Lucky' (2008), que tiene favoritas personales de Lorca como 'See these bones' y 'The fox'.

Ya tienen terminado el próximo ("muy raro", según Lorca), pero hasta el 17 de enero no verá la luz. "Es un fastidio. Antes tú acababas un disco y a los tres meses, como mucho, podías tenerlo en tus manos. Ahora hay que esperar seis meses, y se debe a que cada vez hay menos fábricas de vinilo y se tarda más en tener el disco fabricado".

Gira especial

Para entretener la espera, decidieron hacer una gira de pequeñas salas y festivales por España, uno de los países europeos donde tienen más aceptación, junto con Alemania y Francia. "Nos fuimos de una agencia realmente potente porque nos decían que aquí solo podíamos tocar en Barcelona y Madrid. Eso no podía ser verdad".

En esta gira no tocan en Madrid, pero sí Barcelona: el jueves, día 12, en la bastante íntima sala Upload. "En un ciclo normal, de haber lanzado un disco y tener que presentarlo, quizá no podríamos hacer estos conciertos tan especiales. Si puedes tocar en Berlín para tres mil personas, no lo vas a hacer en Barcelona para trescientas. Pero estamos en un momento de paréntesis en el que nos lo podemos permitir".

Otros supuestos 'one hit wonders' de los 90

Digable Planets. Su 'single' más sonado: 'Rebirth of slick (Cool like dat)', de 1992. Este trío jazz-rap solo llegó a lanzar dos álbumes, pero su influencia sobre el hip hop de nuestro tiempo ha sido enorme. Ishmael Butler, alias Butterfly, sienta también cátedra desde Shabazz Palaces.

Luscious Jackson. Su 'single' más sonado: 'Naked eye', de 1996. Pero ya tres años atrás demostraban su habilidad para mezclar hip hop, pop y rock alternativo en 'Daughters of the kaos', con aquel hipnótico bucle de guitarra española.

The Cardigans. Su 'single' más sonado: 'Lovefool', de 1996 y reeditado en 1997 tras aparecer en la banda sonora de 'Romeo y Julieta'. Pero han tenido otros de éxito (recordemos 'My favourite game') y han sabido armarse una discografía notable.

Temas: Conciertos